Por Nima Elbagir, CNN

(CNN) - Meriam Ibrahim, la mujer sudanesa cuya condena a muerte por no renunciar al Cristianismo fue revocada, volvió a ser arrestada, dijo a CNN el martes su equipo legal.

Ibrahim, de 27 años, y su esposo, Daniel Wani, fueron detenidos el martes en un aeropuerto de la capital de Sudán cuando trataban de marcharse del país y los están interrogando en la sede del organismo de seguridad nacional del país, según los abogados.
Por el momento no se conocen detalles del motivo del arresto.

Una corte de Sudán condenó a Ibrahim en mayo por cargos de apostasía y adulterio, lo que desencadenó una polémica internacional. Ibrahim llevaba ocho meses de embarazo cuando fue sentenciada a 100 latigazos y a morir en la horca.

Pero una corte de apelaciones anuló el veredicto por fallas en el proceso e Ibrahim quedó en libertad, según su abogado.