Dennis Hastert fue miembro de la Cámara de Representantes de 1987 a 2007, en representación del 14vo distrito de Illinois, y fue el Presidente de la Cámara de 1999 a 2007 (Getty Images).

WASHINGTON (CNN) – Dennis Hastert, el expresidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos acusado de evasión fiscal y mentir al FBI, pagó dinero a uno de sus exestudiantes para encubrir una “mala conducta sexual” cuando era profesor e instructor de lucha grecorromana en Illinois, dijeron dos fuentes a CNN.

El republicano Hastert fue profesor y entrenador de lucha en Yorkville, Illinois, entre 1965 y 1981, antes de entrar a la política. Los fiscales acusaron a Hastert este jueves de mentir al FBI sobre un acuerdo de 3.5 millones de dólares que aceptó pagar a una persona para "encubrir malas conductas del pasado".

La preparatoria donde Hastert trabajó emitió un comunicado este viernes negando cualquier conocimiento de conductas impropias.

La Unidad Escolar del Distrito 115 de la Comunidad de Yorkville  "no sabía de las supuestas conductas impropias del señor Hastert y ningún individuo contactó al distrito para reportar ese tipo de conductas", afirmó la escuela en el comunicado.

También dijeron que los fiscales no han contactado a la escuela sobre la presunta mala conducta del entonces profesor.

Según la denuncia de los fiscales, el exestudiante, identificado en la denuncia solamente como “individuo A”, fue una víctima de Hastert que residió en Yorkville y que conoció al republicano por gran parte de su vida. El exestudiante se reunió con Hastert “varias veces” en 2010 y “discutieron una mala conducta contra el ‘individuo A’ que ocurrió en años pasados”. Fue durante esas reuniones que Hastert aceptó pagar 3.5 millones de dólares para que el supuesto abuso no saliera a la luz.

Según la acusación, la supuesta mala conducta sexual pudo haber pasado hace años o inclusive décadas.

Los excolegas de Hastert se mostraron sorprendidos por la acusación y dijeron que no hubo indicio alguno de que el republicano hubiera estado involucrado en un escándalo mientras estuvo en el congreso.

“No tiene sentido para mí”, dijo el republicano Rick Santorum, quien estuvo en la Cámara de Representantes con Hastert. “Ciertamente parece totalmente fuera de lugar”.

“Creo que todos estamos realmente sorprendidos por esto”, dijo por su parte el senador demócrata Ben Cardin.