CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Tu dedo está a punto de reemplazar tu contraseña bancaria

Por Nicholas Yeap

(CNNMoney) — Ya utilizamos nuestra huella digital para desbloquear nuestros teléfonos, y un día de estos, tu dedo podría reemplazar tu contraseña bancaria.

En el transcurso del año pasado, bancos estadounidenses han estado aumentando los esfuerzos por incorporar la tecnología biométrica (escáneres del iris, lectores de huellas dactilares y reconocimiento facial) en sus sistemas.

Los escáneres biométricos podrían permitir que ingreses a tu cuenta bancaria desde tu teléfono o computadora personal, por lo que podrías transferir o enviar dinero en efectivo sin introducir una contraseña. Eso posiblemente sería más seguro que usar una contraseña, ya que tu huella digital es única para ti. Las contraseñas fácilmente pueden ser adivinadas o ser objeto de un ataque cibernético.

Aunque la tecnología he existido durante años, la privacidad de los datos ha sido el mayor problema para que los bancos adopten los sensores biométricos.

“Los estadounidenses tienen una enorme preocupación en cuanto a la privacidad de los datos”, dijo Frank Natoli, director de innovación en Diebold (DBD), un fabricante de cajeros automáticos. Los clientes no confían en dejar sus datos biométricos en manos de alguien más, dijo.

Pero la tendencia está comenzando a cambiar. Los lectores dactilares que se utilizan para Apple Pay y otros servicios de pago móvil han hecho que los clientes estén más dispuestos a aceptar la tecnología biométrica para el pago de facturas y para las operaciones bancarias.

“Cuando lanzamos Pay By Touch por primera vez hace diez años, los clientes no se sentían cómodos con el sistema”, dijo Sam Shrauger, jefe de soluciones digitales de Visa (V). “Pero ahora que los dispositivos de uso general tienen tecnología biométrica, el ímpetu está aumentando”.

Al hacer uso de los escáneres de huellas dactilares existentes en los teléfonos inteligentes, Barclaycard U.S. lanzará una nueva aplicación para hacer operaciones bancarias que permitirá que los clientes ingresen con esta tecnología la próxima semana.

Wells Fargo dijo que las contraseñas y los nombres de usuario en los teléfonos móviles son una forma poco elegante de ingresar a tu cuenta bancaria. El hecho de que los lectores de huellas dactilares tengan una naturaleza amigable para los clientes fue un factor que hizo que los bancos se inclinaran por la biométrica.

“La tecla Shift, mayúsculas, Entrar, los números… es como hacer gimnasia en nuestro teclado”, dijo Secil Watson, director de soluciones de Internet al por mayor de Wells Fargo.

En octubre del año pasado, Wells Fargo probó su primer modelo dual de seguridad biométrica, al incorporar el reconocimiento facial y de voz en su aplicación móvil de operaciones bancarias. A través de una serie de fotografías tomadas con la cámara del teléfono y al pronunciar algunas palabras el dispositivo, los clientes pueden obtener un acceso completo a sus cuentas bancarias.

Visa está trabajando en proyectos similares. Actualmente, la compañía de tarjetas de crédito está trabajando en un prototipo que incorpora una tecnología de escáner de iris con su servicio de pago en línea, Visa Checkout.

Aun así, existen ciertos obstáculos: para las personas con discapacidades podría ser difícil iniciar sesión. Y la biométrica podría ser una opción más segura frente a las contraseñas tradicionales, pero no es invulnerable.

El año pasado, Tabula Rasa, un consorcio financiado por la Unión Europea que analiza cómo se pueden burlar los sistemas biométricos, publicó un video que demostraba cómo se podía forzar un dispositivo de reconocimiento de venas de los dedos.

También se informó que la tecnología de huellas dactilares Touch ID de Apple fue objeto de un ataque cibernético por parte de “Chaos Computer Club”, un grupo alemán de hackers, en diciembre del año pasado.