CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

El iPod interesa más que el Apple Watch

Por Ananya Bhattacharya

CNNMoney (Nueva York) — Es difícil de creer, pero a la gente le interesa más el viejo iPod que el nuevo Apple Watch.

Una búsqueda en Google Trends comparando cinco productos de Apple – iPod, Macbook, iPhone, iPad y Apple Watch – revela que el reloj de Apple es el producto que menos búsquedas recibe.

El iPhone es, con diferencia, el producto más popular en Google, seguido del iPad. El Mac y el iPod están a una distancia considerable del iPad. Y luego, al final, aparece el Apple Watch, con la mitad del tráfico de búsqueda que genera el iPod y una dieciseisava parte del tráfico del iPhone.

El reloj de Apple fue anunciado en septiembre de 2014, salió a la venta solo en Internet el 10 de abril de 2015 y debutó en las tiendas a mediados de junio. Para los consumidores, cada una de estas fechas pasó casi desapercibida si juzgamos por los datos en tiempo real de Google.

En una escala en la que 100 significa la máxima popularidad (obviamente alcanzada por el iPhone), el reloj de Apple raramente ha alcanzado el 10.

El primer nuevo gadget de la compañía en cinco años -el primero desde que murió Steve Jobs- podría terminar siendo una manzana podrida.

¿Qué demanda tiene?

Considerando que Apple no dado cifras de ventas del reloj, la poca información que tenemos viene de Google Trends y los datos de factura electrónica o e-receipt.

La semana pasada, Slice Intelligence reportó una disminución de 90% en los pedidos del Apple Watch desde su lanzamiento según el análisis de 2,5 millones de recibos electrónicos de usuarios en línea en Estados Unidos.

Wall Street no sabe cómo reaccionar a eso.

Este año Apple venderá poco más de 20 millones de relojes, según el analista de Creative Strategies Ben Banjarin. Sus estimaciones se basan en el volumen de producción de la cadena de suministro y en encuestas que miden la demanda de los consumidores y el interés en comprar el Apple Watch.

“Seguimos viendo una fuerte demanda e interés en los grandes mercados como China, y esperamos que la demanda del reloj aumente hacia el final del año”, escribió Banjarin.

Sin embargo, el analista de Pacific Crest Securities, Andy Hargreaves, ve una caída. Éscribió en una nota a sus clientes que “la evidencia anecdótica sugiere que la demanda del Apple Watch se está desacelerando rápidamente”. Por tanto, recortó su predicción de ventas para 2015 a 10,5 millones de dispositivos, 500.000 menos que sus primeras estimaciones.

Trip Chowdhry, director de Global Equities Research, tiene una perspectiva más optimista. Estima cinco millones de relojes vendidos tan solo en este trimestre. “Definitivamente han vendido más de 2,5 millones”, dice refiriéndose a los más de un millón de pedidos realizados en la fecha de lanzamiento y a los pedidos retrasados hasta junio.

“Lo que está sucediendo ahora es que la gente está evaluando. El verdadero catalizador vendrá después de septiembre”, señaló Chowdhry a CNNMoney. Cree que Apple podría vender entre 40 y 45 millones de relojes inteligentes para fines del año, pues las personas ven a otras usarlo.

El silencio de Apple no ayuda

Mucho se rumorea sobre las ventas del Apple Watch, pero Apple no dice palabra. Sus cifras son las únicas exactas y la compañía no las divulgará pronto.

Ahora bien, no sabemos si ese mutismo es para evitar que los competidores tengan acceso a las cifras de ventas (como asegura el CEO, Tim Cook) o porque Apple también tiene bajas expectativas respecto al reloj.

Y las conjeturas no terminarán el 21 de julio, cuando Apple dé su informe del tercer trimestre fiscal, pues ya dijo que las ventas del Apple Watch se reportarán en la categoría de “otros” productos, junto con Apple TV, Beats Electronics y los accesorios de terceros marca Apple.

La analista Katy Huberty, de Morgan Stanley, también cree que el recibimiento del Apple Watch ha sido tímido. Pero señala que el debut del reloj ha sido más exitoso que el del iPhone en 2007. Estas son sus palabras: “Ambos productos tuvieron una distribución limitada al principio – el iPhone en AT&T y el reloj en la tienda en línea de Apple- pero el reloj ha visto más limitaciones en la oferta debido a algunos problemas con componentes y quizás a las conservadoras previsiones de demanda por parte de Apple.”

Expectativas mixtas

¿A qué se debe el bajo interés? Tal vez la gente no está tan interesada en los wearables o dispositivos vestibles, que es un mercado pequeño en comparación con los teléfonos inteligentes, las computadoras, las tabletas y otros aparatos más asentados.

“El segmento de los wearables sigue siendo algo que te gustaría tener, pero no es imperativo que lo tengas, no es un must-have”, explica Carolina Milanesi, jefa de investigación de Kantar Worldpanel.