Una ola de críticas y rupturas comerciales provocaron las polémicas declaraciones de Donald Trump sobre los mexicanos. (Crédito: PAUL J. RICHARDS/AFP/Getty Images)

Washington (CNN) –  Trump... otra vez Donald Trump desató una tormenta política cuando cuestionó si el senador John McCain – que pasó más de cinco años como prisionero durante la guerra de Vietnam – es un héroe de guerra.

Más tarde, Trump trató de enmendar su metedura de pata en Twitter, escribiendo: "capturados o no, ¡todos nuestros soldados son héroes!"

Pero parece poco probable que su intento de control de daños disminuya la ira que ya han causado sus palabras.

Sus comentarios provocaron una protesta inmediata de sus rivales presidenciales y el Comité Nacional Republicano, que antes expresaron preocupación por el impacto de las controvertidas declaraciones del magnate sobre la inmigración en las simpatías del voto para el Partido Republicano.

Para los republicanos que esperan saltar sobre Trump y noquear sus aspiraciones presidenciales, el magnate de los bienes raíces puede haberles dejado una grieta.

La controversia comenzó cuando Trump, hablando en una sesión de preguntas y respuestas en la Cumbre de Liderazgo de la Familia en Ames, Iowa, comentó sobre McCain, con quien recientemente riñó sobre inmigración ilegal.

"Él no es un héroe de guerra", dijo Trump a Frank Luntz, quien fue el anfitrión de la reunión.

"Es un héroe de guerra," intervino Luntz.

"Es un héroe de guerra porque fue capturado", le interrumpió Trump. "Me gusta la gente que no fue capturada, ¿Ok? Odio decirtelo. Él es un héroe de guerra porque fue capturado ¿Ok?,  usted puede haber ... creo que tal vez él es un héroe de guerra", añadió el magnate.

Los comentarios de Donald Trump causaron una mezcla de jadeos, abucheos, risas y algunos aplausos del público.

El avión de John McCain, un piloto naval, fue derribado en 1967 sobre Vietnam del Norte. Se fracturó ambos brazos y piernas después de que se eyectó de la aeronave, y fue tomado como prisionero de guerra.

En su encierro, fue torturado en varias ocasiones durante su estancia en la tristemente célebre "Hanoi Hilton" – y se le negó la libertad anticipada, cuando los norvietnamitas se enteraron que su padre era un almirante de la Marina de Guerra de EE.UU. – hasta que finalmente volvió a casa en 1973 después de los Acuerdos de Paz de París.

El senador por Arizona, que tiene una movilidad limitada en los brazos por las lesiones sufridas durante la guerra, recibió las condecoraciones Cruz de Vuelo Distinguido, la Estrella de Plata y el Corazón Púrpura por su servicio en las fuerzas amadas estadounidenses.

Trump, por su parte, recibió varias exenciones durante la guerra. De acuerdo a The Smoking Gun, que obtuvo los registros de servicio selectivo para Trump en 2011, el magnate recibió cuatro exenciones de estudiante entre 1964 y 1968, y más tarde una dispensa médica, en 1968.

Brian Rogers, un vocero de McCain le dijo a CNN que el senador no haría comentarios sobre las declaraciones de Donald Trump.