(CNN) - Corduroy, un gato de 26 años, recibió de los World Guinness Records el título del gato más viejo del mundo.

Corduroy ha vivido con Ashley Reed Okura de Sisters, Oregon, desde que era un gatito y Okura tenía 7 años.

"El secreto ha sido dejarlo ser un gato, que pueda cazar y que ha recibido  mucho amor", dijo Okura, según una declaración de Guinness.

"Como crecí en un rancho  muy grande, le permití a Corduroy deambular por ahí libremente, así que siempre hizo mucho ejercicio", añadió la dueña del gato.

Corduroy debe tener buenos genes: su hermano, Batman, era la mascota de la hermana de Okura, y vivió hasa los 19 años.

"Es increíble que hayamos recogido a Corduroy cuando yo tenía 7 años y que todavía esté en mi vida", afirma Okura.

Corduroy no es el gato que más tiempo ha vivido: el minino Crème Puff de Austin, Texas, vivió 38 años y murió en 2005.