CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

España vigila su primer caso de chikungunya

Por CNN Español

(CNNEspañol)– Las autoridades sanitarias españolas y europeas confirmaron el primer caso de chikungunya originado en territorio español, y no en el extranjero, como ya había ocurrido.

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés) especificó que se trata de un hombre, de 60 años, residente en Valencia (costa mediterránea) que desarrolló los síntomas el pasado 7 de julio mientras viajaba a Francia.

En un reporte sobre el caso español, el ECDC dijo que el hecho no era del todo inesperado, ya que el mosquito que transmite el virus, el Aedes albopictus, está presente en Valencia desde 2013.

Aunque el virus del chikungunya se identificó a mediados del siglo pasado en África y Asia, en 2005 experimentó una reemergencia y desde entonces ha ocasionado un gran número de casos en nuevas áreas del Océano Indico, la región del Pacífico o Europa, informaron autoridades sanitarias españolas. En 2014 se detectaron numerosos casos en Centroamérica.

El año pasado se registraron en España 266 casos del virus, todos importados, según el Centro Nacional de Epidemiología.

Estas son algunas claves para entender el virus del chikungunya:

publicidad

¿Qué es el chikungunya?

El chikungunya es un virus transmitido por vectores, es decir, por organismos que “transmiten patógenos de una persona (o animal) infectada a otra”, que pueden ser mosquitos, moscas, pulgas, garrapatas, caracoles, entre otros, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad que ocasiona no es mortal, pero aquellas personas que padecen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal, tuberculosis o VIH deben ser tratadas con cuidados especiales, ya que en algunos casos puede agravarse la condición y ser fatal.

¿Qué síntomas genera?

Su gran parecido con los síntomas del dengue hace complicado detectar el virus chikungunya, pero la principal diferencia es que los síntomas son más intensos.

Los pacientes sienten fiebre superior a 39 grados, dolor de las articulaciones, dolor muscular y dolor de cabeza. “Puede incapacitar a las personas para caminar, hasta para abrir una botella de agua”, de ahí que se considere el “virus que te dobla” del dolor, explica la OPS.

Los primeros síntomas se sienten de tres a siete días después de que la picadura de un mosquito infectados.

¿Qué lo transmite?

Este virus transmitido por vectores —nunca de persona a persona — se propaga por la picadura de dos tipos de mosquitos, el Aedes aegypti y el Aedes albopictus.

El Aedes aegypti está presente en zonas tropicales de América, como el Caribe y Centroamérica y también es el que propaga otras enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla.

El Aedes albopictus también transmite el chikungunya, pero éste habita regularmente en regiones templadas como las del este y sureste de Estados Unidos, Europa o el norte de Argentina.

“El ciclo de transmisión se inicia cuando los mosquitos Aedes pican a una persona con chikungunya en los días que tiene fiebre, luego de 10 días el virus se multiplicará en las glándulas salivales de los mosquitos y estará listo para transmitir la enfermedad cuando pican a personas sanas”, explica la OPS.

¿Cómo se trata el chikungunya?

El chikungunya no se presenta dos veces en la misma persona.

Hasta ahora no existe una vacuna o tratamiento que lo prevenga, sino que los médicos ofrecen medicamentos para palear los dolores que genera a partir del tercer día, cuando comienzan los primeros síntomas.

Debido a que el 98% de los casos se tratan fuera de un hospital, las personas contagiadas deben permanecer en reposo, tomar la medicación prescrita y entre dos y tres litros de agua por día para evitar la deshidratación de la fiebre. Se deben reposar entre mosquiteros para evitar la propagación del virus.

¿Cuáles son los riesgos?

Como otras enfermedades, los niños pequeños —especialmente los bebés— y los ancianos son los grupos más vulnerables de sufrir complicaciones por chikungunya. También las personas con enfermedades crónicas.

Todos deben ser tratados en un hospital que lleve un control de los síntomas “si se observan signos de alarma”, indica la OPS.

Las mujeres embarazadas también están en el grupo de riesgo, pero son raros los casos en los que se transmita al bebé. Ha habido casos en que ocurre en el momento del parto o días antes.

Medidas de prevención

Al igual que el dengue, las medidas para prevenir la reproducción del mosquito Aedes son las recomendadas para el caso del chikungunya.

Evitar que el agua se acumule en recipientes al intemperie, como macetas, cubetas, envases; sellar los depósitos de agua, evitar acumulaciones de basura, y de ser posible usar ropa que no deje expuesta la piel a las picaduras.