(CNN)– Las fuertes inundaciones en el este de Japón han causado tres muertes, casi dos docenas de desaparecidos y han dejado casas arrasadas, con sus residentes esperando desesperados en sus tejados el rescate por helicópteros militares.

En la prefectura de Miyagi, una mujer fue encontrada muerta en su coche flotante, y, en la Prefectura de Tochigi, al norte de la capital, Tokio, se reportaron dos muertes, una en un deslizamiento de tierra y otro por ahogamiento.

Al menos 28 personas resultaron heridas en 10 prefecturas, según la policía, y al menos 22 personas han sido reportadas como desaparecidas en el inundado este del país.

Las furiosas aguas marrones generadas por el tifón Etau arrojó hasta 60 centímetros de agua en algunas áreas desde el lunes.

Más de 400.000 personas han sido evacuadas, dijeron las autoridades. Casi un millón, incluso en Tokio y en otras siete prefecturas, han sido advertidos de que pueden necesitar abandonar sus hogares a causa de la creciente del agua.

Inundaciones

En algunas partes de Tochigi, cayeron más de 50 centímetros de lluvia en 24 horas, informó la emisora ​​japonesa NHK. Eso es casi el doble de la cantidad que normalmente cae en la región durante todo septiembre, dijo.

La prefectura de Fukushima, que fue devastada por el tsunami de 2011, registró más de 30 centímetros de lluvia en 48 horas, el aguacero más fuerte en 50 años, dijo NHK.

Y el desastre está lejos de terminar. Partes ya inundadas del este de Japón tendrán otros 5-10 centímetros de lluvia en las próximas 36 horas, dijo el jueves a CNN meteorólogo Derek Van Dam.

Yoko Wakatsuki, Paul Armstrong, Holly Yan y Yazhou Sun contribuyeron con este reporte.