El M-Zero pretende competir con los autos más rápidos y más poderosos del mundo.

(CNNMoney)– Estados Unidos hizo el Ford GT y el Dodge Viper. El McClaren F1 salió de una fábrica británica. Alemania tiene el Porshe Carrera GT, mientras que Italia es la casa de Ferrari y de Lamborghini.

Mientras tanto, India nunca ha producido un automóvil superdeportivo llamativo.

Sarthak Paul, un empresario de 21 años de edad, está tratando de cambiar eso. El reciente graduado universitario se ha embarcado en una búsqueda idealista para producir el primer automóvil superdeportivo de la India, con la ayuda de un equipo de ingenieros automotrices con sede en el Instituto de Tecnología de Manipal en la India.

Paul se refiere a su novata empresa de automóviles como Mean Metal Motors (MMM). El fabricante de automóviles ya ha llevado a cabo un par de conceptos planificados y, si todo va bien, Paul tiene la esperanza de que el primer prototipo físico esté listo para exhibirlo en el Salón del Automóvil de París de 2016. Él se refiere a su creación como el "M-Zero".

A Paul no se le puede acusar de falta de ambición. Con un precio que se estima entre 125.000 y 150.000 dólares, el M-Zero pretende competir con los autos más rápidos y más poderosos del mundo.

Los planes están dirigidos a la fabricación de un automóvil superdeportivo que pueda acelerar de cero a 96,56 kilómetros por hora en menos de tres segundos, y lograr una velocidad máxima de 321,86 kilómetros por hora. El motor montado en el medio producirá más de 500 caballos de fuerza, y será alimentado parcialmente por una planta generadora de energía eléctrica híbrida.

El M-Zero también contará con un sistema de huellas digitales en lugar de llaves, y permitirá que los usuarios creen un "perfil" que activará sus configuraciones de conductor preferidas. Estas incluyen su posición favorita para el asiento, ajustes del aire acondicionado y su lista de reproducción de música.

"Queremos darles un auto que sea exactamente igual o que pueda hacer más que un Lamborghini", dijo Paul.

El entusiasmo de Paul es palpable cuando se trata del tema de la aerodinámica.

"Yo estaba viendo un programa al azar en el que se discutía la forma en que el animal marino más rápido del mundo [el pez vela] se mueve a través del aire y el agua", dijo. "Entonces pensamos, ¿por qué no simplemente analizamos por qué el animal marino más rápido es el más rápido?"

La carrocería del auto utilizará el material inteligente recién desarrollado del emprendimiento, llamado "carbo-flax", el cual no solo afirma ser más ligero sino que su precio es la décima parte frente al precio de la fibra de carbono. Paul dijo que espera vender el material a empresas de satélites en la India a fin de recaudar fondos para el primer prototipo.

La recaudación de fondos es tan solo uno de muchos posibles obstáculos que Paul enfrenta. El fundador de Mean Metal Motors dice que los capitalistas de riesgo de la India "no identifican los emprendimientos de hardware como algo en lo que ellos invertirían". Ellos prefieren las empresas de software de Bangalore.

Murad Ali Baig, un popular autor y analista automotriz para The Economic Times, tiene dudas acerca de la estrategia de financiación del "carbo-flax" de Paul, y ve pocas opciones adicionales para que la compañía recaude capital.

Baig también hizo énfasis en la complicada ingeniería que se requiere para la construcción de un automóvil superdeportivo.

"La mismísima tecnología avanzada para motores y para motores híbridos, y el éxito del acoplamiento a la suspensión y a la carrocería no es algo simple y puede requerir de meses o incluso años para depurarla lo suficiente como para hacerla segura en carretera", dijo.

Paul se niega a desanimarse, y dice que su empresa ha adquirido "el mejor talento de ingeniería automotriz en el país".

"(Nuestro éxito) daría un impulso a las personas que quieren hacer algo en el mundo del hardware", dijo.