El vuelo 103 de Pan Am volaba a casi 9.450 metros sobre Escocia cuando explotó una bomba que estaba oculta en una grabadora Toshiba dentro de una maleta (Getty Images/Archivo).

(CNN) - Casi desde que ha habido aviones de pasajeros, ha habido criminales y terroristas que quieren derribarlos.

La primera vez que ocurrió eso fue hace 82 años; el incidente definitivo más reciente — el doble ataque con bomba en Rusia— fue hace 11 años. El miércoles, la inteligencia de Estados Unidos sugirió que una bomba de ISIS podría haber derribado al avión ruso que se estrelló en la península egipcia del Sinaí.

También ha habido varios intentos para derribar aviones con destino a Estados Unidos y otros complots que involucran explosivos y aviones a través de los años. Varios de los complot involucran a al Qaeda en la Península Arábiga, la afiliada de la red terrorista en Yemen.

Estos son algunos de los atentados más famosos y conspiraciones frustradas de la aviación:

Octubre de 1933: primera vez que se sospecha un ataque con bomba

Siete personas viajaban a bordo de un vuelo de United Airlines que partió de Newark, Nueva Jersey, y, después de una parada en Cleveland, se dirigía hacia Chicago. Al pasar sobre Chesterton, una ciudad de Indiana, los residentes escucharon una explosión. Al principio, la gente pensó que podría haber sido un rayo el que había derribado al avión, pero las pruebas señalaron que una bomba había sido colocada en la parte trasera del mismo, cerca del baño. Nunca se identificó a algún sospechoso.

Mayo de 1962: suicidio con dinamita

El vuelo 11 de Continental Airlines fue el primer avión comercial de pasajeros de Estados Unidos en ser destruido. Llevaba a 45 pasajeros de Chicago a Los Ángeles (con parada en Kansas City). Los investigadores señalaron a Thomas Doty, quien compró pólizas de seguro de vida con valor de cientos de miles de dólares antes de encender seis cartuchos de dinamita mientras estaba en el baño.

Junio de 1985: atentado mortal

Un total de 329 personas murieron en el vuelo 182 de Air India, el atentado más mortífero de la aviación. Viajaba desde Toronto a Mumbai (se detiene en Montreal, Londres y Nueva Delhi) cuando desapareció al sur de Irlanda. La bomba estalló en una bodega de carga cuando el avión iba a 9.145 metros. Ambos terroristas, Sikh y Kashmiri, fueron culpados por el ataque. Injerjit Singh Reyat, un Sikh, fue la única persona declarada culpable. Se declaró culpable de homicidio sin premeditación, pero más tarde también fue declarado culpable de perjurio en otro juicio.

Diciembre de 1988: tragedia sobre Lockerbie

Unos 38 minutos después de despegar de Londres, el vuelo 103 de Pan Am volaba a casi 9.450 metros cuando explotó una bomba que estaba oculta en una grabadora Toshiba dentro de una maleta. Los 259 pasajeros y 11 personas en tierra en Lockerbie, Escocia, murieron.

Estados Unidos y el Reino Unido culparon a Abdelbaset Ali Mohmed al Megrahi, quien alguna vez fue jefe de seguridad de Libyan Arab Airlines, y a Al Amin Khalifa Fhimah, acusando a ambos de ser agentes de inteligencia libios. Libia finalmente entregó a ambos a las Naciones Unidas en 1999 y más tarde pagó 2.700 millones de dólares a las familias de las víctimas. Megrahi fue condenado, mientras que Fhimah fue absuelto. En octubre del 2015, funcionarios escoceses anuncian que dos libios no identificados eran nuevos sospechosos.

Noviembre de 1989: Pablo Escobar derriba avión de Avianca

El capo de la droga Pablo Escobar y el cartel de Medellín fueron culpados por la explosión que causó el accidente del vuelo 203 de Avianca. El Boeing 727 salió de Bogotá, Colombia, en un vuelo a Cali, pero una bomba en la cabina y una explosión secundaria mataron a 107 personas.

La mayoría de las versiones dicen que el objetivo en la mira, el candidato presidencial César Gaviria, cambió sus planes a última hora y no iba en el avión. Otros informes dijeron que uno de los principales asesinos de Escobar, Dandeny Muñoz Mosquera, organizó el atentado para matar a dos informantes. Debido a que dos estadounidenses fueron asesinados, Estados Unidos procesó y condenó a Muñoz Mosquera por cargos de asesinato luego de ser arrestado en Nueva York.

Agosto de 2004: doble atentado

Dos aviones rusos fueron destruidos por bombas en pleno vuelo el 24 de agosto. Ochenta y nueve personas murieron en los ataques, y unos días más tarde, el servicio de seguridad de Rusia culpó a los terroristas por las explosiones. Según las agencias de noticias rusas, dos mujeres chechenas se convirtieron en el foco de sospecha. Los investigadores confirmaron que se encontraron rastros de hexógeno en los restos. El hexógeno, cuando se mezcla con nitroglicerina, forma un explosivo plástico similar al C4 y había sido utilizado por los rebeldes chechenos en ataques en territorio ruso.

COMPLOTS FRUSTRADOS

Enero 1995: 'Proyecto Bojinka'

Ramzi Yousef, Abdul Hakim Murad y Wali Khan Amin Shah conspiraron para hacer estallar 12 aviones estadounidenses procedentes de Filipinas y otros lugares de Asia Oriental. Los aviones estaban a punto de estallar sobre el Océano Pacífico en un complot denominado "Proyecto Bojinka". Yousef fue condenado en 1996 por el complot y por plantar una bomba de prueba en un avión de Philippines Airlines con destino a Tokio el 11 de diciembre de 1994.

Abordó el avión en Manila con un nombre falso, puso el dispositivo debajo de un asiento y salió del avión durante una escala. La bomba explotó en la próxima etapa del vuelo, matando a un pasajero e hiriendo a otras 10, pero el avión se mantuvo intacto y pudo realizar un aterrizaje de emergencia en Okinawa, Japón. Yousef también fue declarado culpable de los atentados de 1993 en el World Trade Center de Nueva York en los que murieron seis personas.

Diciembre de 2001: atacante del zapato

Richard Reid, un ciudadano británico con herencia jamaicana y que viajaban con mucha frecuencia, fue acusado de tratar de detonar con un fósforo los explosivos que llevaba en sus tenis cuando iba a bordo del vuelo 63 de American Airlines, el cual se dirigía de París a Miami el 22 de diciembre. Los auxiliares de vuelo y los pasajeros le impidieron hacerlo, y el avión fue desviado a Boston con una escolta militar. Nadie en el avión resultó herido.

Agosto 2006: complot transatlántico

Dos semanas antes de que fuera lanzado el complot, los funcionarios británicos arrestaron a 24 personas en un plan para derribar aviones que viajaban desde el aeropuerto de Heathrow en Londres a Estados Unidos. El complot involucraba ocultar explosivos líquidos en botellas de refrescos y hasta 10 vuelos habrían sido blanco, dijeron funcionarios estadounidenses. Diez hombres, entre ellos el cabecilla Abdulla Ahmed Ali y el químico en bombas, Assad Sarwar, fueron condenados. Algunos días antes de su arresto, se observó que Ali estaba buscando vuelos de Heathrow a América del Norte que estuvieran en el aire al mismo tiempo.

Diciembre de 2009: ataque a Northwest

Umar Farouk Abdulmutallab intentó hacer estallar un vuelo de Northwest Airlines con 290 personas a bordo, el cual se dirigía de Ámsterdam, Países Bajos, a Detroit el día de Navidad, con explosivos que llevaba en su ropa interior. El dispositivo no detonó por completo, en lugar de eso provocó un incendio en su asiento.

Los componentes de la bomba supuestamente incluyen pentaeritritol (también conocido como PETN, un alto explosivo), así como peróxido de acetona (también conocido como TATP, un alto explosivo) y otros ingredientes. Fue sometido y contenido por los pasajeros y la tripulación de vuelo luego de intentar detonar la bomba. El avión aterrizó poco después, y él fue detenido por agentes de Aduanas y Protección Fronteriza. Las autoridades vincularon a AbdulMutallab a Al Qaeda en la Península Arábiga.

Octubre de 2010: bombas de tóner de impresora

Las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos y el Reino Unido encontraron dos paquetes cargados de explosivos enviados desde Yemen que iban dirigidas a sinagogas en Chicago. Los dispositivos, cargadas con PETN, son envasados en cartuchos de tóner de impresora para computadora y diseñados para ser detonados por medio de un teléfono celular, dijo una fuente estadounidense cercana a la investigación.

Otro funcionario estadounidense dijo que los dispositivos que fueron encontrados en paquetes eran muy sofisticados y podrían haber explotado en el vuelo, pero no estaba claro si esa era la intención. Al Qaeda en la Península Arábiga se atribuyó la responsabilidad.

Mayo 2012: AQAP (al Qaeda en la Península Arábiga) intenta detonar otra bomba

Estados Unidos y otras agencias de inteligencia frustraron un complot de los terroristas en Yemen de pasar una bomba a través de los detectores de metales del aeropuerto y en un avión con destino a Estados Unidos. La bomba fue confiscada antes de que llegara a un aeropuerto y no representaba una amenaza real para los viajeros aéreos.

Era similar, pero más sofisticado que, el dispositivo descubierto en un fallido intento por derribar un avión con destino a Detroit el día de Navidad en el 2009. La bomba también parecía ser obra de al Qaeda en la Península Arábiga, dicen funcionarios estadounidenses.