Al precandidato presidencial republicano no le agradó el discurso del presidente Obama sobre la lucha contra ISIS. (Crédito: Getty Images)

(CNN) - El discurso que dio el presidente Barack Obama al país el domingo desde su Despacho Oval no impresionó mucho a uno de sus más fuertes detractores en la contienda para reemplazarlo.

En un singular discurso en horario de máxima audiencia, Obama se refirió a los tiroteos en San Bernardino, California, como un "acto de terrorismo". Él urgió al Congreso a adoptar nuevas restricciones en el uso de armas de asalto y prohibirle a las personas que son parte de las listas de exclusión aérea la compra de armas.

Además, instó a los estadounidenses para que no relacionen el terrorismo con todos los musulmanes... incluso al decir que el extremismo en algunas comunidades es un "verdadero problema al que los musulmanes deben hacerle frente sin excusa alguna".

El favorito presidenciable del Partido Republicano, Donald Trump, quien había prometido tuitear en directo el discurso, llegó a la rápida conclusión: "¡Necesitamos un nuevo presidente... RÁPIDO!"

El magnate inmobiliario tuvo poco más que decir además de: "¿Eso es todo?"

En otros tuits, Trump disculpó a Obama por leer un discurso preparado en el apuntador electrónico, pero dijo que esperaba que Obama no criticara los derechos a las armas de la Segunda Enmienda.

Después del discurso de Obama, en una aparición en Fox News, el senador por Florida, Marco Rubio, comentó que Obama estaba "completamente abrumado" por la amenaza terrorista.

Rubio también dijo que Obama era "cínico" por perder el tiempo instando a los estadounidenses a no discriminar a los musulmanes.

"¿En dónde está la evidencia de que hayamos generalizado la discriminación contra los musulmanes?", dijo.

Marco Rubio, precandidato presidencial republicano. (Crédito Darren McCollester/Getty Images)

Marco Rubio, precandidato presidencial republicano. (Crédito Darren McCollester/Getty Images)

Además, atacó el enfoque de Obama sobre el control de armas.

"La idea de que un yihadista radical que aparece en una lista de exclusión aérea vaya a entrar en una tienda local de armas a comprar una es absurda", dijo Rubio

El republicano Ben Carson se refirió al discurso de Obama como "extraño".

"La declaración del presidente Obama esta noche de que sus políticas están funcionando fue extraña", dijo Carson en una declaración. "Extraño que le tomara responder cuatro días desde el ataque y aún más extraño que, de alguna manera, el ataque en nuestro suelo sea prueba de que sus políticas están funcionando. Uno debería preguntarse quién contiene a quién".

El senador por Texas, Ted Cruz, le respondió a Obama al dirigirse al sistema de inmigración.

"Si soy elegido presidente, le ordenaré al Departamento de Defensa que destruya a ISIS". Además, cerraré el desarticulado sistema de inmigración que está dejando entrar a los yihadistas a nuestro país", dijo en una declaración. "Nada de lo que dijo el presidente Obama nos ayudará en cualquier caso".

El exgobernador de Florida, Jeb Bush, se refirió a la lucha contra ISIS como: "la guerra de nuestro tiempo".

"Necesitamos eliminar las restricciones autoimpuestas que el presidente Obama ha colocado sobre nuestra comunidad de inteligencia y del ejército; además, necesitamos establecer una estrategia agresiva para derrotar a ISIS y el terrorismo radical islámico como yo he propuesto", dijo.

El senador por Kentucky, Rand Paul, usó su declaración para criticar la solicitud que Obama hizo respecto a las reformas del control de armas y también se dirigió al sistema de inmigración estadounidense.

Rand Paul

Rand Paul, senador y precandidato republicano. (Crédito: Scott Olson/Getty Images)

"No deberíamos arriesgarnos con esta política fallida y peligrosa que el presidente solicitó esta noche", dijo en una declaración. "Debemos armar a nuestros aliados, los kurdos, e insistir en tener soldados árabes en tierra enemiga para nuestros aliados en la región".

El gobernador de Ohio, John Kasich, otro contendiente para 2016, dijo que la estrategia de Obama "no es suficiente".

"Se necesitan acciones más audaces en todos los ámbitos puesto que lo que está en juego es nuestra forma de vida", dijo Kasich en un comunicado. "Además, cuando los terroristas nos amenazan, no podemos responder dirigiéndonos hacia nuestros propios derechos constitucionales. Nuestros derechos no son el problema, nuestra falta de voluntad para actuar y derrotar a los extremistas es el problema. Tenemos que proteger contundentemente y de manera agresiva nuestra nación y nuestros ideales".

El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, también arremetió contra el discurso de Obama.

"Vamos a derrotar a ISIS, pero no podemos hacerlo si continuamos con el enfoque actual. El camino trazado por el presidente Obama y respaldado por Hillary Clinton no ha funcionado, e ISIS solo ha obtenido ganancias en relación a su fuerza", dijo Priebus en un comunicado. "Los ataques en San Bernardino deberían servirle a Obama y a Clinton como una llamada de atención para que vean que el camino hacia la victoria no es a través del status quo sino que necesitamos ajustar el enfoque de nuestros esfuerzos a fin de derrotar a ISIS".

Hillary Clinton, Bernie Sanders y Martin O'Malley, candidatos demócratas a la presidencia, aún tienen que comentar las observaciones del presidente.