Dos mezquitas localizadas en Hawthorne, California, fueron víctimas de crímenes de odio, según la investigación de la policía local y el FBI.

(CNN) - Una mezquita tenía la frase “Jesús es el camino” pintada en todo el frente. La otra fue vandalizada y dejaron una granada falsa en el acceso vehicular.

Ambos actos de vandalismo tuvieron lugar en la misma ciudad de California, aproximadamente a una hora de donde fueron los atentados terroristas de San Bernardino el mes pasado.

Y la policía de Hawthorne —donde fueron los hechos— dice que ambos incidentes han sido clasificados como crímenes de odio.

Temprano el domingo en la mañana la policía recibió una llamada relacionada con vandalismo y un posible artefacto explosivo en frente de la mezquita Ahmadiyya Muslim Community Baitus-Salaam, dijo el departamento de Policía.

Cuando los oficiales llegaron encontraron algo como una granada y evacuaron el área. Pero el objeto en realidad era una granada plástica falsa.

Alguien también pintó la palabra 'Jesús' en el cerco de la mezquita.

El mismo día, otra mezquita —el Centro Islámico de Hawthorne— fue vandalizada con la frase “Jesús es el camino” pintado con spray al frente del edificio.

La policía de Hawthorne cree que ambos crímenes tuvieron lugar en horas de la noche.

El FBI y el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles trabajan con la policía local de Hawthorne en la investigación.

“Los investigadores trabajan en identificar a la persona o grupo responsable, la motivación y si el sesgo religioso fue un factor” dijo el FBI.

“Toda la evidencia será revisada por fiscales estatales y federales para determinar si se ha producido una violación en virtud de las leyes federales de derechos civiles. El FBI está comprometido en asegurar que los ciudadanos respetuosos de la ley están protegidos y disuadir a aquellos que la amenazan”.

La policía de Hawthorne dijo que luego del ataque a San Bernardino, el departamento se ha comunicado más de cerca con centros islámicos locales.