Nota del editor: Frida Ghitis es columnista de asuntos internacionales para The Miami Herald y World Politics Review, y es ex productora y corresponsal de CNN. Síguela en @FridaGhitis. Las opiniones expresadas en este comentario son exclusivamente las de la autora.

(CNN) - La mayoría de las posiciones más poderosas e influyentes del mundo aún permanecen en manos de los hombres. Pero la balanza se está equilibrando gradualmente... y se nota. En 2015, algunas de las noticias y éxitos más importantes surgieron de las acciones de mujeres.

Estas son mis nominadas para las mujeres que cambiaron el mundo en 2015. Pero antes de empezar, quiero mencionar algunas de las mujeres que han estado en mis listas en años anteriores y que continúan dándole forma a nuestro mundo.

Hillary Clinton causó revuelo con su histórica búsqueda por convertirse en la primera mujer presidenta de los Estados Unidos, la canciller alemana Angela Merkel demostró que es una indiscutible líder moral y estratégica de la Unión Europea, Janet Yellen le puso fin a nueve años de cero interés instituidos desde la Gran Recesión, y las guerreras kurdas demostraron una inspiradora y eficaz oposición contra ISIS.

Estos son los nuevos rostros que inspiraron, desafiaron, guiaron o cambiaron el mundo.

Loretta Lynch

Loretta Lynch

Tradicionalmente, el más alto funcionario de la ley estadounidense no es muy conocido afuera de los Estados Unidos, pero la secretaria de justicia Loretta Lynch no solo fue noticia importante en todo el mundo, sino que también trajo un tipo de cambio que millones de personas habían anhelado, pero pensaban que estaba fuera de su alcance.

Lynch sorprendió al mundo al enfrentar a los funcionarios corruptos y consolidados de la FIFA, el ente rector del deporte más popular del mundo: el fútbol. Ella tuvo el valor de hacer lo que antes nadie se había atrevido a hacer; levantó la pesada roca bajo la cual todo el mundo sabía que había gusanos que se arrastraban. Los funcionarios de la FIFA, declaró, habían participado en una corrupción "galopante, sistemática y profundamente arraigada" y era el momento de "traer a los malhechores ante la justicia". Para los miles de millones que sabían que esa corrupción desde hace mucho tiempo ha estado presente en los niveles más altos de ese hermoso deporte, fue un momento de regocijo y de decir ¡amén!

Ellen Johnson Sirleaf

Cuando la epidemia del Ébola alcanzó proporciones alarmantes en África Occidental, fue difícil para Liberia, uno de los epicentros de las crisis.

Ellen Johnson Sirleaf, la líder de Liberia, suplicó ayuda internacional. Una razón por la que el mundo respondió es porque la infatigable presidenta tiene una talla moral internacional. Ella desempeñó un papel importante en dirigir a su país luego de las brutales guerras civiles, y recibió el Premio Nobel de la Paz por su esfuerzo.

Johnson Sirleaf no solo ayudó a terminar con la epidemia, ella hizo algo igual de notables: reveló sus emociones y admitió sus errores. Cuando todo había terminado dijo que había tenido miedo, y reconoció que había cometido grandes errores como resultado de su miedo. Luego mostró gratitud. En lugar de recolectar laureles, agradeció a todas las personas y países que hicieron posible la victoria contra el Ébola.

Aung San Suu Kyi

La icónica líder birmana, también ganadora de un Premio Nobel de la Paz, puso a los escépticos y cínicos en vergüenza. A aquellos que dijeron que la resistencia no violenta no podría derrotar a un perverso oponente armado, ella pareció decirles "solo observen".

Siguiendo el ejemplo de Mahatma Gandhi y el reverendo Martin Luther King Jr., ella soportó una prolongada lucha en contra de los despiadados gobernantes militares de Birmania. Consiguió el apoyo internacional para implementar sanciones económicas que ayudaron a persuadir a los generales a relajar su control, lo que dio lugar a las elecciones de 2015 y a una abrumadora victoria para su Liga Nacional para la Democracia. Su historial se ve manchado por su negativa a pronunciarse por los Rohingya que se ven asediados —una minoría de musulmanes que enfrenta persecución y viven en Birmania, cerca de la frontera con Bangladesh— pero sigue siendo un ícono global de la resistencia pacífica.

Lucia Mendizábal

En uno de los países más peligrosos y corruptos del mundo, una mujer inició un movimiento que asombró a un hemisferio. Lucia Mendizábal, una agente de bienes raíces de 53 años de edad, condujo a los guatemaltecos al derrocamiento pacífico del gobierno y al encarcelamiento de un presidente. Ella inspiró a la región para que derrotara lo que parecía ser una corrupción incurable.

Mendizábal regresó a casa del trabajo un día y escuchó la noticia de otro escándalo más. Este estaba centrado en el secretario de la vicepresidenta, un hombre cuyos crímenes eran tan conocidos que su apodo era "roba carros". Ella recurrió a Facebook y le escribió a sus amigos: "Veamos si hacemos algo esta vez". Indignados, organizaron protestas independientes. Pronto, la vicepresidenta y el presidente estaban en prisión. A lo largo de Latinoamérica, el llamado a luchar contra la corrupción recibió una infusión de ánimo.

Caitlyn Jenner

caitlyn-jenner

Nunca ha sido ningún secreto que algunas personas tienen un sentido de identidad que no concuerda con la anatomía de su nacimiento. Pero hasta que Caitlyn Jenner, anteriormente Bruce Jenner, le contó su historia al mundo, la mayoría de personas no tenía un entendimiento significativo de qué implica ser transgenero.

Jenner, quien fue un atleta destacado, usó su alto perfil para hacer de su transformación un momento esclarecedor para todo el mundo. Así, la sociedad dio un salto de entendimiento y empatía que debía haberse dado hace mucho tiempo respecto a la identidad de género y a las personas que luchan con ella. Jenner inició una nueva era para la comunidad transgenero.

Ruth Bader Ginsburg

¿Buscas a alguien a quién admirar? Nada supera a la jueza de la Corte Suprema que se está convirtiendo en una figura de culto bajo el apodo inspirado por el rap "Notorious RBG". A los 82 años es una mujer visiblemente encorvada, pero Ginsburg sigue siendo una fuerza importante en la Corte Suprema, y al parecer no va a bajar el ritmo.

Su historia de vida ha tallado un camino de inspiración para muchos, alimentada por una pasión por la ley, la igualdad de las mujeres y la justicia. Su consejo es una mezcla perfecta de idealismo y sentido práctico: "Lucha por aquello que te importa", aconseja, "pero hazlo de una forma que inspire a otros a acompañarte".

Tu Youyou

Es un desafío complicado encontrar a un solo ser humano que pueda ser responsable de salvar tantas vidas. La farmacóloga china Tu Youyou, una de las tres ganadoras del Premio Nobel de Medicina de este año, tomó una ruta poco convencional para atacar a uno de los mayores asesinos del mundo: la malaria.

Tras investigar antiguos textos chinos, ella descubrió los componentes que ayudan a prevenir una enfermedad que aún mata a más o menos medio millón de personas cada año, la cual es transmitida por mosquitos en junglas con acumulaciones de agua. El descubrimiento ha dado lugar al desarrollo de medicinas que han salvado millones de vidas.

Adele

Su nombre completo es Adele Laurie Blue Adkins, pero es mejor conocida como la mujer cuya fascinante voz nunca deja de conmover a quienes la escuchan, frecuentemente hasta las lágrimas. El último disco de Adele ha roto récords. Ella ya era parte del Libro Guinness con una serie de calificativos como "la primera" y "la única".

Su increíble carrera, la cual fue lanzada cuando un amigo publicó su demo en el sitio web de MySpace, e impulsada por una presentación en "Saturday Night Live" en 2008, el mismo día en el que Sarah Palin había conseguido un público enorme, es material de leyenda. Hoy en día, son pocos los que están en desacuerdo con el hecho de que es una de las estrellas más grandes del universo, incluso si los telescopios modernos siguen buscando otras galaxias.

La selección femenina de fútbol de EE.UU.

US-Seleccion-Futbol-Femenina

En algunas partes del mundo, el fútbol sigue siendo un deporte de chicos. Pero eso está cambiando rápidamente y una de las razones es la selección femenina de fútbol de EE.UU., cuyos integrantes han brillado dentro y fuera de la cancha, y han logrado algo que hasta los hombres han luchado por hacer: que las personas se emocionen verdaderamente por el deporte.

El 5 de julio, el equipo ganó su tercer título de la Copa del Mundo Femenina en un partido que hizo historia, y electrizó a más de 25 millones de telespectadores. Y cuando la jugadora estrella se retiró, como todos recuerdan le dijo "olvídenme" a los aficionados, con la esperanza de que "la próxima generación logre hacer cosas tan grandes que ya no me recuerden". Ella puso el amor al fútbol por encima del ego, algo que pocas veces se ve en los deportes profesionales.