(CNN) - La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) alertó este viernes que Grecia no está lista para devolver refugiados e inmigrantes a Turquía hasta que “se establezcan medidas de seguridad en el lugar”.

ACNUR también dijo que Turquía no está preparada para aceptarlos, días antes de que inicie el acuerdo con la Unión Europea para devolver a todos los inmigrantes que cruzan ilegalmente a las costas griegas desde Turquía.

“Esto, por serias deficiencias en ambos países”, dijo la portavoz de ACNUR Melissa Fleming en una conferencia de prensa en Ginebra.

Las condiciones en las islas de Lesbos y Samos —y en los puertos del Pireo y Eidomeni en Atenas, en la frontera con Macedonia— están empeorando, dijo Fleming, quien agregó que Grecia necesita el apoyo urgente de la Unión Europea para realizar los trámites de inmigración, pues el servicio griego de asilo tiene muchas limitaciones para registrar y procesar pedidos de asilo.

“Horas limitadas, innumerables solicitudes de inscripciones, falta de acceso al sistema de Skype para el registro establecido por los servicios de asilo, añaden ansiedad al proceso”, según Fleming.

A partir de 4 de abril, los refugiados serán devueltos a Turquía tras el acuerdo que ese país firmó con la Unión Europea a inicios de marzo.

El acuerdo implica devolver a todos los inmigrantes que cruzan ilegalmente a las costas griegas desde Turquía, incluidos los refugiados sirios.

A cambio, la Unión Europea costeará los gastos de repatriación y se compromete a reubicar a un refugiado sirio en los estados miembros por cada refugiado que Turquía readmita desde Grecia.

Además, el bloque se compromete a pagar inicialmente 3.000 millones de euros (3.300 millones de dólares) a Turquía para atender a los refugiados sirios y estudiar un aumento de la ayuda –el país pide el doble—. Y otra concesión: los ciudadanos turcos no necesitarán visado para entrar en la Unión Europea a partir de junio.

Actualmente hay alrededor de 51.000 refugiados e inmigrantes en Grecia: 5.000 en las islas aledañas y 46.000 en la isla principal, según ACNUR.