CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Artefacto sospechoso en Old Trafford era un dispositivo de entrenamiento

Por Ashley Fantz

(CNN) — El objeto sospechoso hallado en el estadio Old Trafford del Manchester United antes de un partido este domingo era en realidad un dispositivo de entrenamiento, dijo la policía.

El hallazgo del artefacto provocó la evacuación del estadio y luego la suspensión del juego entre el United y el AFC Bournemouth..

«Tras la explosión controlada de hoy, encontramos que el artefacto era un dispositivo de entrenamiento  dejado accidentalmente por una empresa privada después de un ejercicio que implicaba perros de búsqueda de explosivos», dijo John O’Hare, asistente de jefe de policía de Manchester.

«Si bien este artículo no resultó ser un explosivo viable, ante la apariencia real de este dispositivo, la decisión de evacuar el estadio era lo correcto, hasta que pudiéramos estar seguros de que las personas no estaban en riesgo».

El partido fue reprogramado para el martes a las 20:00 hora local, informó la Premier League.

«Nos gustaría dar las gracias al personal del Manchester United, la policía y otros servicios de emergencia por todos sus esfuerzos hoy, así como reprogramar el partido para este próximo martes», dijo la Premier League en un comunicado. «La gestión del Manchester United y del AFC Bournemouth fue de gran ayuda.»

publicidad

Perros rastreadores

Poco antes del inicio del partido a las 15:00 horas (local), el personal del Manchester United alertó a la policía de un objeto sospechoso en los baños del cuadrante del noroeste. Inicialmente, se puso en marcha una evacuación parcial del estadio, mientras que los perros rastreadores buscaban en las gradas del estadio, con capacidad para 75.000 personas.

Después de un barrido inicial se tomó la decisión entre la policía y los funcionarios del Manchester United de cancelar el juego y llevar a cabo la evacuación controlada completa del estadio.

«Nosotros no tomamos estas decisiones a la ligera, y lo hemos hecho hoy para garantizar la seguridad de todos los asistentes», dijo O’Hare.

Después, los artificieros llevaron a cabo una explosión controlada del artefacto y se determinó que no era «viable».

Scott Reeves contribuyó con este reporte.