(Crédito: TASOS KATOPODIS/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Se repite la final de la Copa América. Chile se convirtió en el segundo finalista al vencer 2-0 a Colombia. En frente tendrá, como el año pasado, a la Argentina de Messi.

El partido tuvo que ser interrumpido en el descanso más de dos horas debido al mal tiempo, por peligro de tormenta eléctrica. "Se acerca clima peligroso; buscar refugio de inmediato" dijo el aviso en el Soldier Field de Chicago.

Sin embargo, La Roja lo había dejado encarrilado muy pronto. En pocos minutos, Chile arrojó todo su arsenal ofensivo y dos goles en 11 minutos pusieron en jaque a Colombia.

(Crédito: TASOS KATOPODIS/AFP/Getty Images)

(Crédito: TASOS KATOPODIS/AFP/Getty Images)

Chile empezó ganando de forma temprana con un gol de Aránguiz tras un error defensivo de Colombia.

El segundo lo anotó Fuenzalida a los 11 minutos, dejando frío al equipo —y a la afición— colombiano.

Las cosas se complicaron más para Colombia en la reanudación del segundo tiempo. Aunque recuperó juego, al minuto 57 fue expulsado por doble amarilla Carlos Sánchez.

Chile llegó con el impulso y el orgullo de la goleada 7-0 sobre México, una ofensiva en su mejor memento pero con la importante ausencia de Arturo Vidal.

Ahora la espera una Argentina que llega como favorita gracias al buen desempeño de una de sus principales estrellas, Leo Messi.

Colombia y EE.UU., por su parte, se enfrentarán el sábado por el tercer y cuarto puesto.