Familiares de una de las víctimas del atentado, cuyo féretro se cubrió con la bandera turca (Defne Karadeniz/Getty Images)

(CNN) - Mientras Turquía está de luto por las 43 víctimas en el aeropuerto Ataturk de Estambul, las autoridades turcas dieron este jueves más información sobre los atacantes.

"Estamos listos para confirmar las nacionalidades de los atacantes de Estambul, de Rusia, Uzbekistán y Kirguistán", dijo un funcionario turco a CNN.

El ministro del Interior de Turquía confirmó este jueves que el número de muertos del ataque aumentó a 43.

Hasta ahora es lo que se ha revelado sobre los terroristas suicidas, mientras los investigadores buscan respuestas sobre quién está detrás del ataque terrorista en uno de los centros de mayor tránsito aéreo de Europa.

Nadie se ha atribuido la responsabilidad del ataque.

Hasta ahora, las fuerzas de seguridad turcas arrestaron a 22 personas en conexión con el atentado, incluidos tres extranjeros, en redadas en 16 diferentes localizaciones, reportó la televisora estatal TRT. Un funcionario turco confirmó que 13 de los detenidos fueron arrestados en Estambul y otros 9 en la ciudad costera occidental de Izmir.

Los tres terroristas

Tres terroristas irrumpieron en el aeropuerto la noche del martes, abriendo fuego y detonando explosivos en un ataque que mató a 43 personas e hirió a más de 130.

Cuando los atacantes llegaron al aeropuerto turco armados con fusiles y chalecos suicidas, dos abrieron fuego y detonaron sus bombas en el edificio de la terminal internacional, según las autoridades.

Un tercero murió en el estacionamiento, donde se detonó a sí mismo mientras los aterrorizados viajeros se dispersaban en todas direcciones.

El ataque tuvo muchas similitudes con el atentado suicida en el aeropuerto principal de Bruselas en el pasado mes de marzo.

Al igual que el ataque en Bruselas, los terroristas tomaron un taxi hasta el aeropuerto de Estambul.

Después del ataque terrorista, la policía entrevistó al conductor del taxi que llevó a los terroristas de Estambul al aeropuerto, la agencia estatal de noticias turca Anadolu informó.

"Todas las pruebas apuntan a ISIS"

Muchas preguntas sobre quién está detrás del ataque esperan respuestas.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el ataque terrorista "no va a dividir nuestro país".

Algunas autoridades señalaron a ISIS, el grupo terrorista que opera en la vecina Siria.

Al matar a decenas de civiles, entre ellos mujeres y niños, dijo Erdogan, los terroristas no son verdaderos musulmanes.

"Esto no es islámico. Llevarse la vida de una persona significa ir directamente al infierno", dijo. "Ninguna organización terrorista se interpondrá entre lo que somos".

Erdogan dijo que un ataque durante los últimos días del mes sagrado del Ramadán muestra los terroristas no tienen ninguna consideración por la fe o valores.

"Toda la información y la evidencia apunta a ISIS", dijo el ministro del Interior, Efkan Ala. "Pero nada es seguro".

El Estado Islámico ha golpeado en Turquía antes, pero rara vez ha reivindicado dichos ataques.

Los resultados preliminares sugieren que los tres atacantes abrieron fuego y luego se detonaron a sí mismos, de forma similar a lo ocurrido en los ataques en la sala de conciertos Bataclan en París en noviembre. ISIS se atribuyó la responsabilidad por esa matanza, que dejó 89 muertos.

ISIS atacó anteriormente en un aeropuerto. También se atribuyó la responsabilidad por los atentados suicidas en el aeropuerto principal de Bruselas en marzo. Al menos 10 personas murieron en esas explosiones.

ISIS, enemigo de Turquía

Los expertos dicen que Turquía es especialmente vulnerable debido a que varios terroristas operan en el país.

ISIS tiene un motivo para detestar a Turquía. El país está ayudando a la coalición internacional liderada por Estados Unidos que ataca objetivos de ISIS en los vecinos Iraq y Siria. Turquía permite que los aviones de la coalición hagan las incursiones desde su territorio.

Agregado a la lista de enemigos, Turquía reanudó el años pasado las hostilidades contra el PKK -militantes separatistas kurdos- después de que el alto el fuego se rompiera.

Turquía ha pasado gran parte de este año recuperándose de ataques terroristas, tanto de ISIS como de los militantes kurdos.

Este fue el octavo atentado suicida en Turquía este año. Al menos 140 personas han muerto.

La violencia también ha sacudido la industria turística de Turquía, un sector clave de la economía nacional. Alrededor de 39,4 millones de personas visitan el país cada año.

Las víctimas

El miércoles fue un día de luto nacional en Turquía en honor de las víctimas del atentado de este martes. Las banderas ondearon a media hasta. Hasta el momento han podido identificar 38 cuerpos, de los que 33 fueron entregados a sus familias. La mayoría de los 42 fallecidos en el atentado eran de nacionalidad turca, entre ellos 10 trabajadores del aeropuerto.

Entre las víctimas y los heridos también se registraron extranjeros: iraquíes, chinos, ucranianos y tunecinos. También, Arabia Saudita y Pakistán han dicho que varios de sus ciudadanos podrían estar entre las víctimas.

De las 238 personas que resultaron heridas, 94 permanecen en hospitales.