CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

Dubai tiene el auto policial más rápido del mundo; puede ir a 407 kilómetros por hora

Por Katy Scott

(CNN) — En ninguna otra parte del mundo puedes encontrar un vehículo policial y tomarte un selfie con el conductor.

En ninguna otra parte del mundo ese carro de la policía es probablemente un Bugatti Veyron, un Ferrarri FF o un Lamborghini Aventador.

Esta es Dubai, donde la policía acaba de obtener un certificado del Guinness World Records por tener el auto de policía en servicio más rápido del mundo, un Bugatti Veyron, que es solo uno de los 14 carros deportivos de su flota de vehículos.

Una flota de carros deportivos lujosos puede sonar extravagante, pero encaja perfectamente con el carácter de Dubai. Con su filosofía.

En una ciudad en la que para llamar la atención tu Bentley o tu Rolls Royce deben estar envueltos en oro, parece normal que la fuerza policial tenga una serie de carros deportivos a su disposición.

La flota incluye un Aston Martin One-77 personalizado, de los cuales solo se han fabricado 77 en el mundo, un Bentley Continental GT, tres Porsche Panameras híbridos y dos BMW i8s.

El Bugatti Veyron de la Policía de Dubai que recibió el Récord Guinness como el carro policial más rápido del mundo tiene una asombrosa velocidad máxima de 253 millas por hora (407 kilómetros por hora).

La demostración del poder de Dubai

Pero la insignia de la flota es el Veyron, que alcanza una asombrosa velocidad máxima de 253 millas por hora (407 kilómetros por hora). Con su motor de 16 cilindros, produce 1.000 caballos de fuerza, lo que permite que acelere de 0 a 96 kilómetros por hora en solo 2 segundos y medio.

El anterior récord le pertenecía a la fuerza policial italiana, con un Lamborghini Gallardo LP560-4 que tenía una velocidad máxima de 230 millas por hora (370 kilómetros por hora).

Pero la flota de vehículos policiales de Dubai no se utiliza para persecuciones a alta velocidad por la avenida Sheikh Mohammed Bin Rashid Boulevard, o para muchos de los deberes normales de la policía. En cambio, los autos cruzan el área de centros comerciales de Dubai y la zona de Jumeirah Beach Residence buscando turistas y buscando ser el centro de atención.

Dos de los primeros carros que llegaron a la súperflota de vehículos deportivos de la Policía de Dubai fueron el Lamborghini Aventador (izquierda) y el Ferrari FF (derecha), fotografiados aquí a los pies del famoso Burj Khalifa.

¡Arrésteme, por favor’

El papel de la flota de carros deportivos policiales es romper las barreras que existen entre la policía y el público, explica Sultan Al Marri, comandante del Departamento General de Transporte y Rescate de la Policía de Dubai.

“No queremos simplemente mostrar el carro, queremos mostrarles a los turistas lo amigable que es la policía aquí en Dubai”, le dice Sultan a CNN. “Todo el tiempo buscamos maneras de conectarnos con las personas”.

Junto a los ostentosos autos, la Policía de Dubai busca pregonar que le preocupa la igualdad de género y por eso muestra que muchos de esos carros son conducidos por mujeres. “Los autos más caros –el Ferrari y el Bentley– son manejados por oficiales mujeres”, dice Sultan.

Para quedarse con ese trabajo se necesitan habilidades de multilingüismo y comunicación, pero los conductores también necesitan tener buen sentido del humor. Sultan asegura que a muchas personas les gusta bromear con pedirle a la policía que las arresten, para que puedan darse un paseo en uno de esos autos.

Escoger los autos deportivos

La Policía de Dubai ha utilizado su superflota de autos como una oportunidad de mercadeo desde el 2013, cuando adquirió el Lamborghini Aventador.

“Fue una gran éxito para vender a nuestra ciudad y a nuestra fuerza policial”, asegura Sultan. Desde el comienzo, los fabricantes de carros han competido por tener un lugar en la flota, que ven como una oportunidad para comercializar su propia marca, según un ejecutivo de un fabricante de carros de alta gama.

“Es muy prestigioso tener a la Policía de Dubai como tu cliente y es algo por lo que todos los concesionarios se pelearían”, agrega. “Después de pasar muchos años tratando de entrar en una flota, quieres quedarte adentro. Y todos los demás están tratando de entrar”.

Cuando se trata de elegirlos, Sultan explica que la Policía de Dubai busca carros que estén haciendo ruido en los medios. Pero además de la velocidad, su estrategia es lograr que para el año 2030, al menos el 25% de la flota de carros del gobierno sean híbridos o carros eléctricos.

Los dos BMW i8s y los tres Porsche Panamera SE híbridos ya hacen parte de la flota de carros de la policía.

“Eso mostrará que al gobierno realmente le preocupa el medio ambiente”, afirma Sultan.