CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

Instagram le ayudó a perder más de 50 kilos

Por Natalie Angley

(CNN) — Morgan Bartley, de 20 años, siempre tuvo problemas con su peso.

“Yo era gordita cuando era niña, pero no se convirtió en un gran problema hasta la secundaria”, dijo la joven del sur de California.

Cuando era adolescente, una serie de problemas de salud causaron que Bartley pasara de tener sobrepeso a ser obesa. “Cuando tenía 12 años, tuve lo que se llama torsión ovárica. Eso es básicamente cuando el ovario se retuerce. Mi médico decidió extirparlo por completo”, dijo.

Dos años más tarde, Bartley se sometió a una cirugía para destornillar el ovario restante, lo que provocó síntomas de menopausia.

“Estaba tratando de vivir la vida como un adolescente normal, y tenía sofocos en el camino a la clase”, dijo.

En ese momento, los médicos le dijeron que nunca podría tener hijos.

“Siempre quise tener hijos. Me hundí aún más en una depresión y realmente comencé a luchar contra un trastorno de comer compulsivamente”.

Entre las edades de 16 y 17 años, Bartley ganó más de 25 kilos.

“Estaba comiendo compulsivamente varias veces al día. Compraba suficiente comida para tres a cinco comidas de tamaño normal, y parqueaba mi automóvil en un estacionamiento desierto y me llenaba hasta que me sintiera enferma”, recordó.

Bartley pesaba cerca de 135 kilos cuando tuvo su mayor peso.

“Siempre he sido una persona orientada al futuro”, dijo. “Recuerdo que un día tuve la sensación abrumadora de que nada de esto importa si primero no cuido mi peso”.

!Recuperar mi cuerpo!

El primer paso de Bartley fue comenzar un programa de entrenamiento. “Era hora de recuperar mi cuerpo. Recuperar mi vida”, dijo.

Jami Klein fue su entrenador personal. “Ella era tímida y un poco incómoda cuando llegó por primera vez. Realmente no disfrutaba del ejercicio y no tenía idea de por dónde empezar”, dijo Klein.

El entrenador hizo que Bartley hiciera ejercicio durante 30 minutos al día, tres veces por semana, para comenzar.

Pronto perdió suficiente peso como para calificar para una gastrectomía en manga vertical, que redujo el tamaño de su estómago.

“Pude usar la cirugía como una herramienta para perder peso. Pero a medida que pasaba el tiempo, me di cuenta de que se estaba volviendo en algo mucho más sobre lo que estaba haciendo, los hábitos que estaba formando y las acciones que estaba tomando”, dijo Bartley.

La joven recurrió a las redes sociales en busca de motivación.

“Probablemente el factor número 1 que me ha obligado a rendir cuentas ha sido compartir mi camino de pérdida de peso en Instagram”, dijo.

Al principio, Bartley usó Instagram para seguir a otras personas. Pero en cuanto más fotos compartía, más aliento recibía.

“Incluso estaba compartiendo victorias no relacionadas con el peso. La primera vez que pude comprar en una tienda normal, recuerdo haber estado sentada en el vestidor llorando porque me sirvió un top extra grande”, dijo.

Ahora, Bartley está inspirando a otros, con más de 170.000 seguidores en su cuenta de Instagram, @morganlosing.

“Una vez que la gente comenzó a seguirme, realmente quería ser un buen ejemplo de cambio para tu salud y no porque te odies a ti mismo”.

Bartley perdió 52 kilos, y aprendió a disfrutar el recorrido.

Bartley está trabajando para obtener la certificación como entrenadora personal.

“Más que nada, solo quiero ser saludable y fuerte”, dijo. “A medida que avanza el camino, el número en la escala se vuelve mucho menos importante”.

Para alguien que solía odiar ir al gimnasio, el ejercicio se ha convertido en una salida.

“Ella cambió enormemente”, dijo Klein, su entrenador personal. “Empezó a divertirse más y sentirse más cómoda. Empecé a ver que surgía confianza en sí misma”.

Ahora, Bartley está trabajando para que su certificación de entrenadora personal ayude un día a otros.

“Más adelante, podría verme a mí misma trabajando con personas que tienen grandes cantidades de peso que perder”, dijo.

También congeló sus óvulos y espera comenzar una familia algún día.

“Me siento segura sabiendo que mi cuerpo no será lo que se interponga en mi camino y lo que quiero en la vida”.