(CNN) - Mientras el presidente Donald Trump daba su histórico discurso este miércoles para anunciar que Estados Unidos reconocería a Jerusalén como la capital de Israel, algunos en Internet se concentraron en la manera en que hizo su declaración.

Hacia el final de la conferencia de prensa, algunos en Twitter y Facebook notaron que el patrón de discurso habitual del presidente cambió y que comenzó a arrastrar sus palabras, y especuló sobre lo que podría significar.

Mira el video arriba de estas líneas para escuchar a Trump

LEE: "Soy más que la mujer del video de Trump": habla Arianne Zucker, la actriz del video de Access Hollywood

El término oficial para mascullar es la disartria, que ocurre cuando los músculos que usan para hablar se debilitan o se dificulta controlarlos.

La gente puede mascullar por varias razones. Puede ser una señal de un trastorno del sistema nervioso, como un tumor cerebral o un derrame cerebral. Las personas que tienen parálisis cerebral o síndrome de Guillain-Barré también pueden tener dificultades para arrastrarse. La esclerosis múltiple, la distrofia muscular, la enfermedad de Lyme, la enfermedad de Huntington, la miastenia grave, la esclerosis lateral amiotrófica, el Parkinson y la enfermedad de Wilson también pueden causarlo.

Un trabajo de odontología, como las dentaduras mal ajustadas, también lo puede causar. La medicación puede afectar el habla, al igual que las drogas y el alcohol. O la gente puede calumniar arrastrar sus palabras cuando se cansa.

MIRA: Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El corresponsal médico en jefe de CNN, el doctor Sanjay Gupta, un neurocirujano en ejercicio, dijo que vio el video de cerca algunas veces. "Claramente hay algunas anormalidades en su discurso", dijo. "Podrías decir que está mascullando o solo que tiene un poco de dificultad para formar las palabras".

Michael de Riesthal, un patólogo del habla y el lenguaje, está de acuerdo. "Definitivamente hubo un cambio progresivo e impreciso en la precisión articulatoria y la desaceleración de su discurso que no es típico en el habla normal", dijo de Riesthal, profesor asistente de ciencias orales y del habla en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt y director del Instituto de Rehabilitación Pi Beta Phi.

Ni Gupta ni De Riesthal alguna vez han tratado a Trump por ningún motivo.

De Riesthal dijo que el cambio en el discurso fue particularmente notable cuando el presidente dijo "Estados Unidos".

Aunque Trump tiene lo que de Riesthal caracterizaría como un típico acento de Queens, Nueva York, "este fue un cambio notable para su discurso". Sin embargo, podría ser cualquier cosa, especialmente porque parecía que estaba "esforzándose para hablar", como si "tuviera caída de dentadura postiza". Sin embargo, definitivamente "sería demasiado inusual que algo así fuera por tener la boca seca".

Gupta señaló que durante la mayor parte del discurso de 10 a 11 minutos, el presidente habló bien. Una señal de que es poco probable que haya una preocupación médica más grande es que después del discurso, Trump se acercó a un escritorio, sacó la silla, se sentó y firmó una proclamación. Y lo hizo con normalidad.

"Todo eso es relevante porque no parece tener ninguna debilidad motora", dijo Gupta.

Con un accidente cerebrovascular, por ejemplo, a menudo se ven más indicios de debilidad o cambios en la cara.

Por supuesto, es difícil diagnosticar a alguien solo a partir de un video, pero los problemas pueden deberse a problemas en la boca, dijo Gupta.

"Me di cuenta de que se limpia la boca después de terminar de hablar, por lo que no estaba claro si se trataba de una boca seca o un problema dental, pero dado todo lo demás, estas son las causas más probables", dijo.

Cuando se le preguntó si Trump se sentía bien al final del discurso, un funcionario de la Casa Blanca dijo: "El presidente está perfectamente sano, ha estado trabajando en reuniones todo el día y, de hecho, todavía está aquí trabajando ahora".