(CNN) - Los artistas de los Premios Grammy no tenían planeado ser sutiles.

Varios de ellos dieron su apoyo abierto a los inmigrantes mientras atacaban las políticas del presidente Donald Trump, sin mencionar su nombre.

Los Dreamers "no pueden ser olvidados"

La cantante de origen cubano Camila Cabello le rindió tributo a los dreamers, los inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, cuyo estatus está protegido por el Programa de Acción Diferida para los jóvenes llegados en la Infancia, DACA.

“Este país fue construido por dreamers, para dreamrrs, que persiguen el sueño americano”, dijo Cabello, quien recordó la experiencia de su familia cuando inmigró a Estados Unidos.

Mientras Cabello hablaba en el escenario, imágenes de la Estatua de la Libertad brillaban detrás de ella.

“Soy una orgullosa inmigrante cubano-mexicana, nacida en La Habana, parada frente a todos ustedes en el escenario de los Grammy en Nueva York, y todo lo que sé, justo como los dreamers, es que esos chicos no pueden ser olvidados, y vale la pena luchar por ellos”, dijo ella antes de presentar a U2.

Luego aparecieron las famosas líneas del soneto de Emma Lazarus llamado ‘El nuevo coloso’, que se pueden leer en el pedestal de la Estatua de la Libertad: “Dame tus cansadas, agotadas, acurrucadas masas deseando respirar aire libre…”, mientras la cámara hacía un paneo de la Estatua de la Libertad hacia U2.

U2 cantó cerca de la Estatua de la Libertad

U2 cantó ‘Get Out of Your Own Way’ en una barcaza cerca a la Estatua de la Libertad con un mensaje proinmigración. Un montaje de personas de diferentes países de origen aparecieron tras ellos.

La entrega número 60 de los Grammy fue en el Madison Square Garden de Nueva York, el 26 de enero de 2018.

Bono, el líder de U2, concluyó la presentación usando un megáfono para amplificar sus palabras, que luego repetiría en un tuit de U2: “Bendecidos son los países de m*****, por darnos el sueño americano”, aludiendo a las palabras que habría dicho Trump.

Un grito de Logic

Logic, que cantó su himno de prevención contra el suicidio “1-800-273-8255”, también se quejó del comentario de inmigración de Trump.

“A todos los países hermosos del mundo llenos de cultura, diversidad y miles de años de historia, ustedes no son países de m*****”, dijo él.

Dándoles palabras de aliento a los inmigrantes, también hizo una referencia al soneto de Lazarus.

"En nombre de aquellos que luchan por la igualdad en un mundo que no es igual, no es justo y no está listo para el cambio que estamos aquí para traer, les digo: ‘tráigannos a sus cansados, pobres y cualquier inmigrante que busque refugio’. Porque juntos podemos construir, no solo un país mejor, sino un mundo que está destinado a estar unido ", dijo.