(CNN en Español) - Todos los bancos de Argentina estarán cerrados y no atenderán al público este lunes y el martes. El motivo: sus trabajadores, mediante el sindicato Asociación Bancaria, conocido como Gremio La Bancaria, exigen un aumento del 19,4% de sus salarios. No obstante, la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la entidad que agrupa a todas las empresas bancarias del país sudamericano, ha ofrecido un incremento del 9%.

¿Y qué pueden hacer aquellas personas que necesitan hacer una transacción bancaria, depósitos a cuentas o simplemente tener efectivo? La respuesta está en Internet y en los cajeros automáticos.

Las autoridades bancarias informaron a la agencia estatal de noticias Télam que los cajeros automáticos tendrán el abastencimiento de dinero necesario para atender la demanda del público.

LEE: Argentina es el tercer país con la economía más miserable del mundo, según Bloomberg... ¿por qué?

La red de cajeros automáticos distribuida en los principales supermercados del país (Coto, Carrefour, la Anónima, Chango Más y Vea, entre otros), las cadenas de cobro y pago (Rapipago), estaciones de gasolina (YPF y Axion) y las cadenas de farmacias (Farmacity).

Se podrán hacer transacciones bancarias pese al cierre de los bancos. (Créditos: SAM PANTHAKY/AFP/Getty Images)

Télam precisó que, además del sistema de cajeros automáticos, se podrán hacer pagos a través de internet, desde computadoras y dispositivos móviles. Asimismo, la huelga no afectará el pago de bienes y servicios con tarjetas bancarias de débito o crédito.

Una huelga esperada

Para millones de argentinos, la huelga ha causado largas colas en los bancos durante la semana previa. Eran de clientes que buscaban abastecerse de efectivo antes de los que los bancos cierren. Todo esto, ante el temor a que los cajeros se queden sin billetes.

Los bancos públicos y privados ofrecieron colectivamente a los empleados un aumento salarial del 9% que se ajustaría con la inflación. Pero la inflación durante todo 2017 aumentó un 25%, y no ha disminuido mucho en lo que va del año. Es por ello que los empleados y su sindicato rechazaron vehementemente la oferta de los bancos. Todo se resume en uno de los lemas de los huelguistas: "No somos idiotas".

Por su parte, la ABA ha asegurado que la propuesta no solo incluye "un alza inicial en enero del 9%", sino que "luego se actualizará según la evolución del índice de precios". La entidad asegura que con este aumento y los siguientes los empleados bancarios mantendrás su poder adquisitivo.

En Buenos Aires, clientes consultados por CNN en Español aseguraron que tomaron sus previsiones, haciendo pagos adelantados o retirando dinero, por ejemplo, en preparación al paro.

Sindicatos de otros sectores en Argentina también están descontentos. Los docentes de la provincia de Buenos Aires exigen un aumento salarial del 20% y también se declararon en huelga el año pasado. El día después de que finalice la huelga del banco, el poderoso sindicato de camioneros tiene programada una gran marcha.

Algunas de las protestas se oponen a las recientes medidas de austeridad de Macri. Su gobierno ha cortado cientos de puestos de trabajo en el gobierno y congelado los salarios a nivel de gabinete en un intento de revertir el gran déficit fiscal de Argentina.