(CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, continuó criticando a sus aliados de la cumbre del Grupo de los 7 en una serie de tuits desde Singapur, donde se reunirá con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, en una histórica cumbre el martes.

La lluvia de tuits es la última reacción tras una cumbre del G7 de mal carácter en Quebec, Canadá, en la que el presidente estaba en desacuerdo con muchos de los líderes presentes, en gran parte por sus aranceles planificados sobre una gama de productos, incluidos el acero y el aluminio.

MIRA: La historia llama a Trump y a Kim

Menos de 24 horas antes de su reunión con Kim, Trump encontró tiempo para arremeter contra lo que según él son prácticas de comercio injustas entre las otras seis democracias industrializadas en la cumbre.

"El comercio justo ahora se llama comercio tonto si no es recíproco. Según un comunicado de Canadá, ellos generan casi 100.000 millones de dólares en comercio con Estados Unidos (¡Supongo que se jactaban y fueron atrapados!). El mínimo es 17.000 millones. Los aranceles diarios de nosotros están al 270%", escribió en el primero de cinco tuits sobre la cumbre de este fin de semana.

"¡Entonces Justin [Trudeau] se hace el herido cuando lo señalo!", añadió.

Siguió preguntando por qué EE.UU. debería "permitir que los países continúen generando superávits comerciales masivos", afirmando que "no es justo para la gente de Estados Unidos" y que Estados Unidos sufre un "déficit comercial de 800.000 millones de dólares".

Guerra comercial en el horizonte

Los otros asistentes del G7 temen una inminente guerra comercial por la decisión de la administración Trump de imponer fuertes aranceles a las importaciones de acero y aluminio de la Unión Europea, Canadá y México.

MIRA: Trump se acerca a Kim mientras se aleja de sus aliados del G7

Esas tensiones llegaron a su punto máximo el sábado, con Trudeau y los líderes europeos reafirmando planes para instituir medidas de represalia y Trump negádose a respaldar el comunicado del G7, una declaración negociada sobre prioridades compartidas entre el grupo.

Los líderes del G7 durante la cumbre de este fin de semana.

Los líderes del G7 durante la cumbre de este fin de semana.

En declaraciones a reporteros de su país de origen, la canciller de Alemania, Angela Merkel, calificó la retractación de Estados Unidos de apoyo a una declaración compartida como "seria y algo deprimente".

Merkel, cuya oficina durante el fin de semana publicó una foto de líderes y asesores que ilustra la división entre Trump y sus aliados, dijo que había "intentado con todas sus fuerzas encontrar un compromiso y luchábamos arduamente por ello... este era un anuncio importante".

Trump había atacado al líder canadiense Justin Trudeau por lo que dijo eran "declaraciones falsas" en una conferencia de prensa y dijo que Estados Unidos no respaldaría el comunicado del G7.

Aunque no está claro cuáles de las declaraciones de Trudeau Trump calificaba de falsas, Trudeau dijo en una conferencia de prensa que Canadá "avanzará con medidas de represalia" el 1 de julio en respuesta a la decisión de la administración Trump de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Canadá, la Unión Europea y México.

MIRA: Comienza la cuenta regresiva para la reunión del siglo entre Kim y Trump

Trump y las quejas sobre la OTAN

Los tuits de Trump posteriores al G7 también volvieron sobre una vieja queja: la financiación de la alianza militar de la OTAN.

La UE "tiene un excedente de 151.000 millones de dólares" que debería usar para financiar a "militares", dijo Trump el lunes, haciendo referencia a lo que él cree que es la enorme contribución financiera de Estados Unidos a la OTAN.

"Alemania destina (lentamente) un 1% del PIB a la OTAN, mientras que nosotros pagamos un 4% de un PIB mucho mayor. ¿Puede alguien creer que esto tenga sentido? Protegemos Europa (lo cual está bien) con una gran financiación que perdemos, y luego injustamente somos aplastados en comercio. ¡El cambio va a llegar!".

Alrededor de una hora después, él volvió a Twitter con su disparo final.

"Lo siento, pero no podemos dejar que nuestros amigos, o enemigos, vuelvan a tomar ventaja de nosotros en comercio. ¡Debemos poner a los trabajadores estadounidenses primero!".

Los miembros del círculo interno de Trump continuaron los ataques, con el consejero económico principal, Larry Kudlow, quien dijo que Trudeau les había "apuñalado en la espalda", y Peter Navarro, asesor comercial de Trump, dirigiendo una serie de comentarios punzantes al líder canadiense.

MIRA: "Creo que funcionará muy bien", afirma Trump sobre la reunión con Kim Jong Un

"Hay un lugar especial en el infierno para cualquier líder extranjero que se involucra en la diplomacia de mala fe con el presidente Donald J. Trump y luego trata de apuñalarlo por la espalda al salir", dijo Navarro, durante una aparición en Fox News.

"Y eso es lo que hizo la mala fe de Justin Trudeau con esa artimaña de conferencia de prensa. Eso es lo que hizo el débil y deshonesto Justin Trudeau, y esto viene directamente de Air Force One", dijo Navarro.

Navarro agregó que, aunque estas fueron sus propias palabras, reflejaron el "sentimiento que estaba en Air Force One". Navarro también dijo que la asistencia de Trump al G7 en Canadá fue una "cortesía" para Trudeau y que el presidente tenía "cosas más importantes en su plato" en Singapur.

- Eli Watkins de CNN contribuyó a este reporte.