(CNN) - El inicio de la diabetes después de los 50 años podría ser un signo temprano de cáncer de páncreas, de acuerdo a un nuevo estudio.

El cáncer de páncreas es uno de los más mortales, con una tasa de supervivencia general de cinco años de aproximadamente 8%.

Los síntomas del cáncer de páncreas incluyen dolor abdominal, pérdida de peso y fatiga, según la Clínica Mayo. Los principales factores de riesgo incluyen el tabaquismo, la obesidad, la vejez y los antecedentes familiares. Se estima que fumar causa aproximadamente el 30% de los casos de cáncer de páncreas, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

LEE: ¿Qué debería hacer México para controlar la diabetes y la obesidad?

El estudio, publicado este lunes en el Journal of the National Cancer Institute, siguió a casi 50.000 hombres y mujeres negros e hispanos mayores de 50 años durante aproximadamente 20 años. Ninguno de los participantes tenía diabetes o cáncer de páncreas al inicio del estudio.

De los casi 50.000 participantes, los investigadores identificaron a unos 16.000 que desarrollaron diabetes y alrededor de 400 que desarrollaron cáncer de páncreas durante el período de estudio de 20 años.

Ilustración que muestra la ubicación del páncreas en el cuerpo humano.

Quienes desarrollaron diabetes tenían más del doble de probabilidades de desarrollar cáncer de páncreas en comparación con las que no desarrollaron diabetes, según Wendy Setiawan, profesora asociada de Medicina Preventiva en la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California y autora principal del estudio.

"Necesitamos una mejor manera de identificar a los pacientes con cáncer pancreático temprano", dijo Setiawan. "Queríamos comprender cuáles son las características de las personas de nuestro estudio y de otras poblaciones que ayudan a delimitar quiénes son las poblaciones de alto riesgo".

Más del 50% de las personas diabéticas con cáncer de páncreas fueron diagnosticadas con diabetes dentro de los tres años de haber sido diagnosticadas con cáncer de páncreas, según Setiawan.

Esto sugiere que el desarrollo de la diabetes, sobre todo cuando la persona tiene más años de vida, podría ser un signo temprano de cáncer de páncreas para algunas personas, dijo el doctor Zev Wainberg, profesor asociado del Centro Integral del Cáncer Jonsson de la UCLA, no involucrado en el nuevo estudio.

El páncreas es un órgano ubicado en el abdomen que cumple varias funciones, incluida la regulación del azúcar en la sangre. Regula el azúcar a través de la producción de insulina, que reduce los niveles de azúcar en la sangre, y el glucagón, que aumenta los niveles de azúcar en la sangre. La diabetes aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o los tejidos del cuerpo se vuelven resistentes a la insulina, lo que resulta en un aumento de azúcar en la sangre, según la Clínica Mayo.

Las tasas de diabetes y cáncer de páncreas están aumentando en Estados Unidos, según Wainberg.

LEE: ¿Conoces la dieta nórdica? Este es el motivo por el que deberías probarla

"El cáncer de páncreas está en aumento en Estados Unidos, y existen múltiples teorías sobre su origen. Pero esta es una de ellas: que en el mayor grupo de pacientes que desarrollan diabetes aumenta el riesgo de cáncer de páncreas", dijo.

El cáncer de páncreas afecta a más de 55.000 personas en Estados Unidos cada año. Alrededor del 80% se diagnostica tarde, después de que el cáncer se diseminó a otras partes del cuerpo, según un estudio de 2015.

"Cuando se diagnostica cáncer de páncreas, casi siempre se disemina o llega al estado en que no se puede eliminar", dijo Wainberg. "También tiene una tendencia a diseminarse muy temprano en comparación con otros tipos de cáncer", agrega.

No existen pruebas de detección confiables para el cáncer de páncreas, por lo que la identificación de individuos de alto riesgo más temprano podría ayudar a aumentar la supervivencia, según Setiawan.

El estudio solo analizó dos grupos específicos, lo que significa que los resultados podrían no generalizarse a toda la población, según Wainberg.

Pero sugieren que las personas que desarrollen diabetes más adelante en la vida podrían querer conversar con su médico sobre su riesgo de cáncer de páncreas, dijo.