(CNN Español) – Las elecciones del pasado domingo no terminaron con el pulso político que se juega en Colombia: se estrenó un nuevo round por cuenta del proyecto de ley que reglamenta la Justicia Especial para la Paz (JEP), el mecanismo de justicia transicional pactado en los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC. Menos de 24 horas después de que Iván Duque, candidato del partido Centro Democrático, resultara ganador de la contienda electoral, el Senado del país decidió aplazar la votación que determinaría darle luz verde a la nueva legislación. Y las consecuencias ya se sienten en el país.

Como lo explica un comunicado de la Presidencia de Colombia, este proyecto de ley dicta unas “reglas de procedimiento” para la JEP y fue radicado el pasado 24 de abril en el Senado. De hecho, la Cámara de Representantes ya había aprobado en bloque 53 artículos de la iniciativa que no tenían discusión, dejando pendiente el estudio de 19.

Según el pronunciamiento del Senado, su decisión de retrasar la votación obedece a que hay una controversia entre quienes apoyan la iniciativa y aquellos que la rechazan: estos últimos piden un pronunciamiento de fondo de la Corte Constitucional, que se encuentra estudiando la ley estatutaria para la JEP –el marco principal que configura la justicia transicional–, antes de avanzar hacia la aprobación o no. En ese sentido, el senador Fernando Rangel, del Centro Democrático, sostuvo que la reglamentación debe aplazarse hasta que el alto tribunal “se pronuncie de fondo sobre la ley estatutaria que aprobó la JEP. No se va a procesar la ley de procedimiento. Porque el Congreso no puede legislar sobre una ley que no existe”.

Y, en la misma línea, durante su primera rueda de prensa tras resultar presidente electo, Iván Duque sostuvo que el trámite “se debe aplazar” porque “ley estatutaria hoy no existe. Para que exista se necesita que la Corte Constitucional se pronuncie”. De hecho, el nuevo mandatario sugirió retrasar la votación de la reglamentación para la JEP hasta después del 20 de julio, cuando entrarán en funciones los nuevos congresistas: "Me parece que le da la legitimidad si ese trámite se empieza a surtir a partir del nuevo Congreso que tomará posesión el próximo 20 de julio".

Pero el gobierno saliente no tiene intenciones de quedarse de brazos de cruzados. El actual presidente Juan Manuel Santos, quien estará en el cargo hasta el 7 de agosto cuando se posesione Duque, envió un mensaje de urgencia al Senado. “Si no se aprueba mañana (es decir, este miércoles) convocaré a (sesiones) extras”, publicó en su cuenta de Twitter. “La paz tiene que estar por encima de cálculos políticos”, aseveró.

Por su parte, la presidenta de la JEP Patricia Linares expresó este martes su preocupación ante la decisión del Senado e hizo un llamado para que se reconsidere la decisión. “No puede el país dilapidar una opción como esta y más cuando el proyecto ha ido avanzando de manera positiva, cuando el país entero, las víctimas, nosotros mismos y la comunidad internacional reclaman la urgencia de tener unas normas de procedimiento”, señaló.

Y el senador Armando Benedetti, del Partido de la U, apuntó a que el retraso en la votación es “una pena muy grande”. “El aplazamiento que habían pedido con anterioridad, esperando los resultados electorales, hoy está mostrando sus resultados: se habían demorado para terminar aplazando la JEP. Es una pena muy grande porque los cabecillas de las FARC no van a tener como decir la verdad, reparar y llegar a la justicia especial antes de posesionarse”, señaló. Y agregó que “por falta de un procedimiento, el Centro Democrático empezó el retroceso del proceso de paz, de lo cual, el presidente Santos también es responsable”.

La Cámara de Representantes se reunirá con Duque

Este lunes, el mismo día en que el Senado aplazó la votación de la reglamentación de la JEP, la Cámara de Representantes también decidió retrasar por 48 horas el estudio de los 19 artículos de la iniciativa que están pendientes por aprobar. Como explicaron en su comunicado, eso se debe a la creación de una subcomisión que se reunirá con Duque –o con los asesores que él determine– “para buscar un acuerdo en torno a los alcances” de los artículos pendientes. El informe que presente la subcomisión será votado por el órgano legislativo este miércoles.

Durante su rueda de prensa de este martes, Duque se volvió a referir al tema de la paz y habló de modificaciones. “Queremos una paz creíble y esa paz creíble requiere que nosotros tengamos verdad, justicia proporcional, reparación material, moral y económica de las víctimas y que no tengamos la repetición, ese será el eje central de las modificaciones que nosotros presentaremos y lo haremos oportunamente, buscando un gran acuerdo nacional”. Sin embargo, no dio más detalles.

¿Qué es la JEP?

La Justicia Especial para la Paz es el mecanismo con el que Colombia implementará  la justicia transicional pactada con la guerrilla de las FARC para ponerle punto final a más de medio siglo de conflicto armado. Según el Senado de la República, la JEP es el mecanismo a través del que se investigará y juzgará a los integrantes de las FARC, miembros de de la Fuerza Pública y terceros que hayan participado en el conflicto armado colombiano.

El Alto Comisionado para la Paz también explicó que busca principalmente satisfacer los derechos de las víctimas, en especial el relativo a la justicia. En este sentido, es un sistema de rendición de cuentas que, además, tendrá la tarea de esclarecer y sancionar las conductas cometidas “en el contexto y en razón del conflicto armado, en particular los delitos más graves y representativos”.

El Senado de Colombia también indicó que la JEP estará vigente por 10 años, que empiezan a contar desde el momento en que todas las salas que la conforman entren en funcionamiento. También tendrá un plazo máximo de cinco años más para concluir sus actividades.