(CNN) – La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, llegó este jueves a la frontera con México para visitar un albergue en el que permanecen niños inmigrantes, pero su viaje no solo está acaparando la atención por la acción en sí misma sino también por la elección que hizo de su vestuario.

Cuando Melania Trump se subió al avión en la Base Aérea Andrews, estaba vistiendo una chaqueta verde oliva que en la espalda tenía el mensaje “Realmente no me importa. ¿Y a ti?”, escrito en letras blancas de estilo graffiti. Sin embargo, al aterrizar en McAllen, Texas, la primera dama ya no llevaba la prenda.

La chaqueta cuesta 39 dólares y es de la última colección de Zara.

Melania Trump subiendo al avión que la llevaría a McAllen, Texas, en la frontera con México.

El equipo de Melania Trump insistió en que no había ningún significado oculto detrás de la elección de este vestuario. “Es una chaqueta. No hay ningún mensaje oculto. Después de la importante visita de hoy a Texas, espero que los medios no elijan centrarse en su vestuario”, le dijo a CNN Stephanie Grisham, directora de comunicaciones del Ala Este, en un comunicado.

Sin embargo, la moda que usa Melania Trump ha desempeñado constantemente un papel importante en su rol como primera dama.

La famosa exmodelo tiene intenciones con las opciones de vestuario que escoge: el inmediatamente icónico sombrero blanco para la visita de estado de Francia, su traje blanco en el discurso del Estado de la Unión y la blusa de lazo que se puso después de que apareciera la grabación de Access Hollywood enviaron un mensaje claro.

Cuando viaja al exterior, tiene cuidado de elegir atuendos que reflejen claramente el país que está visitando, incluyendo un mono con cinturón en Arabia Saudita, sus coloridos vestidos en Francia e Italia, y su inclinación por una influencia asiática en Japón, China y Corea del Sur.