(CNN Español) - Se define a sí misma como "mujer de palabra y de letras. Madre de familia, aprendiz vitalicia de todo y demócrata de tiempo completo". Es Beatriz Gutiérrez Müller, la esposa del virtual nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ha dicho que no quiere ser la primera dama de México.

"Para la verdadera transformación de la vida pública en México tenemos que comenzar a pensar y actuar diferente", dijo Gutiérrez durante un mitin de campaña a finales de mayo de este año. En él, defendió poner fin a la idea de la primera dama porque "en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda". "Quiero ser su compañera, como hasta hoy, y también quiero ser Beatriz".

MIRA: ¿Qué representa para la economía de México el triunfo de AMLO en las elecciones presidenciales?

Bajo su punto de vista, el concepto de primera dama "es algo clasista", por lo que pidió no ser llamada así. "Estemos o no de acuerdo, ahora nuestro país es un sistema presidencial. De modo que el poder presidencial no debe ser de una familia ni de un matrimonio. La compañera de un presidente debe participar en todo lo que pueda hasta un límite, eso es ser una compañera", dijo ante la multitud congregada.

"No hablo de una esposa que se convierte en una sombra complaciente, silenciosa, dócil ante un sistema que perpetúa las desigualdades. Hablo también de una compañera que está en las buenas y en las malas. Al lado, atrás, delante, pensando y haciendo de manera crítica y constructiva. Y haciendo lo suyo también", insistió.

Para ella, ser la esposa del presidente es ser "mujer que sabe identificar las acciones transformadoras requeridas para integrar un profundo plan de políticas públicas. Ser una observadora y una persona activa a la vez, para el beneficio de todos".

Beatriz Guitiérrez Müller y Andrés Mauel López Obrador en la noche de las elecciones. (Crédito: PEDRO PARDO/AFP/Getty Images)

Beatriz Gutiérrez Müller y Andrés Manuel López Obrador en la noche de las elecciones. (Crédito: PEDRO PARDO/AFP/Getty Images)

Gutiérrez es una ferviente defensora de los derechos de las mujeres: "Tenemos que creer más en nosotras y en nuestro poder. Defender lo que hacemos y contagiar al mundo masculino de nuestra mirada femenina. Nosotras decimos las cosas de otro modo. Es la hora de hablar con nuestro tono y nuestra intención. Vamos a feminizar la vida pública", dijo en la misma ocasión.

MIRA: Estas son las expectativas de los ciudadanos ante el nuevo gobierno de AMLO

Ese mismo día también contó cuáles son dos de sus grandes pasiones: la historia ("si tenemos presente el pasado, aprendemos y comprendemos", señaló) y la poesía. "Me gusta mucho escribir, me dedico mucho a las artes", mencionó ella misma en una entrevista con Nación 321 en abril.

Como escritora, es autora de poemas, crónicas, cuentos y de las novelas Larga vida al Sol (2011), Viejo siglo nuevo (Planeta 2012) y Dos revolucionarios a la sombra de Madero (Ariel, 2016), según la biografía escrita en la Editorial Planeta.

Es periodista de profesión (tiene una licenciatura en Comunicación y trabajó varios años en el diario El Universal) y también académica de Conacyt, según dijo ella en la mencionada entrevista. Además cuenta con un doctorado en Teoría Literaria por la UAM Iztapalapa, según la biografía de su editorial.

De hecho, fue ejerciendo de periodista cuando conoció a López Obrador, con quien lleva 12 años casada, contaron ambos en una entrevista en su casa para la televisión Azteca. "Fue en Puebla, durante una entrevista", contó López Obrador. Él explicó que, cuando ganó la alcaldía de Ciudad de México, la invitó a formar parte del gabinete, y allí ejerció como asesora de Comunicación. Fue después de la muerte de la primera esposa de López Obrador cuando se enamoraron, contó este.

MIRA: "No mentir, no robar y no traicionar al pueblo", tres principios que AMLO anunció en el Zócalo

A los dos les gusta proteger su intimidad, pero especialmente a ella. "Yo no soy una persona pública, con él es suficiente", contó Gutiérrez durante la entrevista televisada, que aseguró que era la primera que daban dentro de su hogar.

Juntos tienen un hijo, algo que Gutiérrez destaca con especial énfasis porque, dice, es a lo que más tiempo dedica en su día a día.

Un último apunte; asegura que no le interesa la política: "No tengo intereses político electorales y, para ser más clara, no voy a ser candidata a nada ni seré funcionaria pública", dijo también en el mencionado mitin. "Quiero seguir haciendo lo que me realiza. Ser madre, procurar a mi familia y continuar con mi profesión, que me gusta mucho".