(CNN Español) - “La clase política de Puerto Rico prefirió bailar al son que Donald Trump tocaba”, dijo la alcaldesa de San Juan, Puerto Rico, Carmen Yulín, en una entrevista con CNN en Español este miércoles en la que dijo que el presidente de EE.UU., Donald Trump, falló en ayudar a la isla en el desastre que dejó el huracán María.

MIRA: Alcaldesa Yulín: Políticos de Puerto Rico prefirieron seguir el son que Trump tocaba

Las declaraciones de Yulín llegan después de que este martes se revelara un informe de la Universidad George Washington establece que entre septiembre del 2017 y febrero del 2018, murieron 2.975 personas como consecuencia del huracán María. La cifra reportada por el gobierno de la isla fue de 64.

Yulín aseguró en la entrevista que muchas personas murieron por culpa de la falta de electricidad que les impidió recibir ayuda en medicamentos o tratamientos.

“Hubiese querido no tener la razón cuando dije en octubre en CNN que la cifra de muertos tenía que ser mucho más de 1000 personas”, recordó la alcaldesa e hizo hincapié en la necesidad de arreglar el estatus legal de la isla frente a Estados Unidos.

"Debemos resolver una negligencia estructurada y que ya sabemos que le puede costar la vida a nuestros compatriotas", dijo Yulín.

Aseguró que si llega un huracán categoría 1 o 2 a la isla, "habrá devastación".

Lee aquí la transcripción completa de la conversación de Yulín con CNN en Español:

María Alejandra Requena: Alcaldesa, ¿cómo se pasa de 64 muertos según cifras oficiales a 2975 por el huracán María? Estamos hablando de casi la misma cifra que los ataques terroristas el 11 de septiembre.

Carmen Yulín: Había un protocolo que había que tenerlo escrito y era el protocolo de ver la verdad y de gritarle a los cuatro vientos que nuestra gente estaba muriendo. Para eso no se necesitaba un estudio, para eso no se necesitaba tener el 1 2 3, pero muchos en la clase política de Puerto Rico y el gobierno actual de Puerto Rico prefirieron bailar al son que Donald Trump tocaba, prefirieron seguir la narrativa de la administración de Donald Trump, de que esto era una historia buena por la ayuda que Estados Unidos y Fema estaban dando a Puerto Rico. Y desgraciadamente yo hubiese querido no tener la razón cuando dije en octubre en CNN precisamente que la cifra tenía que ser mucho más de 1000 personas. En ese momento fui criticada, fui acusada de ser sensacionalista. Yo veía, sentía y escuchaba lo mismo que cualquier otro funcionario del gobierno y lo que teníamos que tener era la valentía de levantar nuestra voz. Cuando yo miré a los ojos del presidente de Estados Unidos le dije señor presidente: esto no se trata de política. Se trata de salvar vidas, y en el día de ayer, el día de hoy es un día muy doloroso para el pueblo puertorriqueño donde ni siquiera el presidente de los Estados Unidos ha tenido la valentía ni la cordialidad, ni el más mínimo sentido humanitario de decir que se apena junto a las miles de familias puertorriqueñas, de ese número que no es un número, que son padres, madres, hijos, hermanos, nietos. Personas que nunca más verán la luz del día porque la negligencia los mató.

María Alejandra Requena: Familias destruidas ciertamente. Ahora quería preguntarle alcaldesa, Omarosa, la exasesora de la Casa Blanca, en su libro asegura que el presidente Donald Trump se refirió a Puerto Rico de manera despectiva y el general Kelly dijo, según Omarosa, que Puerto Rico quería sacar ventaja del huracán para obtener dinero de Estados Unidos. ¿Usted qué dice?

Carmen Yulín: Hay muchas formas de uno excusar lo que salió mal. El mundo vio la realidad. La realidad fue que mientras el presidente de su administración debería haber estado preparado no lo estaba. De hecho, así lo admitió también un informe de FEMA donde se critica duramente a esa agencia. Los miles de millones de dólares que los americanos han escuchado que FEMA o el gobierno federal le han adjudicado a Puerto Rico todavía apenas ahora, casi un año después, comienzan a llegar. Casi todos los contratos que se han dado son para contratistas externos a Puerto Rico. Lo que no ayuda a nuestra economía. Lo cierto es que 2975 personas por lo menos murieron porque no tenían insulina, porque no podían refrigerar, porque no tenían acceso a diálisis porque no había electricidad, porque no podían darse una terapia respiratoria, porque no tenían electricidad en sus hogares. Lo que más estaba haciendo en San Juan este año es hacer lo que conocemos ahora como centros de transformación ciudadana y comunitaria y a utilizar espacios en las comunidades más desventajadas y a las comunidades que fueron más afectadas para que durante las primeras dos semanas esa misma comunidad tenga forma de atender a sus enfermos, tenga forma de abrir camino, tengan comida y agua, tengan un lugar con energía solar para refrigerar las medicinas y minimizar el efecto del Gobierno en un desastre tan de tanta magnitud como esta no pueda llegar de inmediato. Pero yo tengo que recalcar que no hay protocolo que evitara que el gobierno de Puerto Rico reclamara el trato digno y decidieron no hacerlo.

María Alejandra Requena: Recordamos al presidente Donald Trump dándose una calificación de A más, un trabajo excelente, precisamente en el trato del huracán María en Puerto Rico. El Gobierno o el gobernador en este caso de Puerto Rico Ricardo Roselló pues aseguró que cometió errores pero le pregunto. ¿Es muy tarde y por qué? Más de un año después es que apenas todavía sigue llegando la ayuda a Puerto Rico pero, ¿por qué no en su momento cuando tenía que pasar?

Carmen Yulin: Por la ineptitud, la ineficiencia y la falta de solidaridad de la administración de Donald Trump. Gracias a Dios, donde el gobierno americano falló, los latinoamericanos, la diáspora puertorriqueña y los americanos, los ciudadanos americanos de todas las tendencias y todas las ideologías colaboraron, vinieron a Puerto Rico a salvar literalmente nuestras vidas, a traernos comida agua y medicinas. Todavía esa ayuda no ha llegado a la magnitud en que tenía que llegar. Escuchamos al gobernador de Hawai la semana pasada diciendo: "Estamos haciendo todo lo posible. No queremos que esto vuelva a ser otra María", refiriéndose al desastre del gobierno federal en Puerto Rico. Una de las cosas que hay que hacer, y yo quisiera ver, ... creo que fue la congresista Nydia Velázquez, que lo manifestó, es un comité independiente en Estados Unidos para que estudie el nivel de negligencia del gobierno de Estados Unidos, si hubo negligencia, como así alude el informe de George Washington University, entre el gobierno de Puerto Rico. Por ejemplo, ese informe dice que había demasiado poder otorgado a una sola persona, que es el secretario Pesquera. El secretario Pesquera esta mañana todavía estaba diciendo: Bueno, sí hay muchas muertes, pero eso es un número promedio. Mire póngale punto final a la cosa respetando la vida de esos muertos y despidiendo por lo menos a todos los que están en el gobierno de Puerto Rico que tienen que ver con esta tragedia.

María Alejandra Requena: Alcaldesa, para nuestros televidentes en toda Latinoamérica, que quizás no lo saben, Puerto Rico es un Estado Libre Asociado de Estados Unidos. ¿Qué quiere decir esto? ¿Que los ciudadanos puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses también?. Le pregunto, ¿hay ciudadanos de primera y de segunda?

Carmen Yulin: Hay una colonia en el Caribe que se llama Puerto Rico y decir que Puerto Rico es un territorio es un eufemismo legal para decir que somos una colonia de los Estados Unidos. Nosotros no queremos serlo y yo estoy segura que el pueblo americano tiene los mejores valores de su tradición democrática y no quieren tener una colonia. El momento ha llegado de sentarse en una mesa a hablar para que se escuchen todas las voces y resolvamos de una vez y por todas una negligencia estructurada que permite el estatus actual de Puerto Rico y que ya sabemos que puede costarle la vida a miles de nuestros compatriotas.

María Alejandra Requena: 2.975 es la cifra. Hay quien dice que sus fallecidos todavía no están registrados en esta lista. Es realmente sorprendente. Cuando hablamos de tantos fallecidos. Pero ya también usted hacía referencia al trato, al trato que han recibido, en el caso de los puertorriqueños, con respecto a otras tragedias. Por ejemplo, en el mismo 2017 estuvo el huracán Irma y por ejemplo impactó a la Florida y realmente se recuperó muy rápido. ¿Por qué no sucedió entonces lo mismo, estaba hablando usted de Puerto Rico, que hubo negligencia? A más de un año del paso de María por Puerto Rico, ¿cómo está la isla?

Carmen Yulin: No estamos donde deberíamos estar. Ciertamente si hubiera un huracán categoría 1 o categoría 2 va a haber devastación nuevamente. Nuestro sistema eléctrico está muy errático. Todavía las comunicaciones, aunque están casi a un 100 por ciento, todavía tenemos problemas serios. La mayoría de los hospitales en Puerto Rico no tienen generadores que puedan funcionar. Semana tras semana tras semana. Nosotros, en el Hospital Municipal, instalamos un generador que hace que corra el hospital completo: las salas de emergencia, las salas de intensivo y las salas de operaciones. Hicimos y construimos un tanque de 10.000 galones de diesel, que nos va a permitir no tener que llegar al hospital por lo menos en cinco días. En caso de que ocurra otra tragedia, otra cosa que estamos haciendo en San Juan es que nos estamos asegurando que todo lo que hacemos es parte de una transformación donde la resiliencia, eso quiere decir que podamos resistir el embate de un próximo huracán, pero ciertamente los códigos de construcción tienen que cambiar. El presidente dijo que la ayuda no había llegado porque somos una isla rodeada por agua, por mucha mucha agua agua del océano. Como si nosotros no supiéramos eso hasta que el presidente de los Estados Unidos, no nos debe extrañar, verdad, que no supo ni colorear la bandera americana el otro día cuando se sentó con unos niños de escuela primaria. Pero así las cosas, tenemos que seguir dando esta batalla. Tenemos que seguir agradeciendo al pueblo americano y al pueblo latinoamericano y a la diáspora puertorriqueña porque han abierto el corazón y han ocupado esos espacios que el gobierno federal ha rehusado ocupar.

María Alejandra Requena:
Realizaron campañas en esa diáspora precisamente para ayudar a Puerto Rico. El éxodo de puertorriqueños en busca de mejores condiciones ha generado, entre otras cosas, el cierre de las escuelas. ¿Regresarán los puertorriqueños a la isla?

Carmen Yulín: Mariale, déjame corregirte. Esa es la excusa que se está usando: el cierre de escuelas comenzó en la administración pasada. Yo era parte de esa administración y me opuse al cierre de escuelas y me opongo al cierre de escuelas ahora. Es una excusa para privatizar el sistema educativo de Puerto Rico, es una excusa para debilitar el sistema público y poner dinero en manos privadas. Ciertamente nosotros, el estimado es de que más de medio millón de puertorriqueños han salido de Puerto Rico muchos de ellos porque tenían niños pequeños o condiciones de salud que necesitaban ser atendidas. El trabajo de los que estamos acá primero es no juzgar a los que se fueron; el segundo, hemos aprendido que Puerto Rico es una gran patria dividida por un océano. Y tercero es hacer todo lo posible para tener las herramientas económicas para un desarrollo económico que llegue a todos los rincones de Puerto Rico. Por eso yo me opongo a la privatización del sistema eléctrico de Puerto Rico porque eso pone en manos privadas decisiones de desarrollo económico y hacer de Puerto Rico ese lugar porque no hay mejor lugar para un puertorriqueño que está isla borincana.