(CNN) - Otra victoria de mamá: tenía razón cuando te decía que bebieras más agua para evitar infecciones de la vejiga.

Las mujeres que bebieron un litro y medio de agua adicional a su ingesta diaria durante 12 meses tuvieron un 50% menos de probabilidades de contraer otra infección del tracto urinario que las mujeres que bebieron menos de esa cantidad, según un estudio publicado el lunes en JAMA.

MIRA: ¿Perder la barriga postparto? Esto es lo que la mujer debe hacer, según la ciencia

La reducción en las infecciones recurrentes se debió posiblemente a que el aumento en el volumen de orina provocó una micción más frecuente, con lo que se eliminaron más bacterias de la vejiga, dijeron los autores del estudio. Este estudio es el primer ensayo clínico aleatorio para examinar la recomendación común de ingerir más agua, dijeron los autores.

Beber 1,5 litros al día es el equivalente a aproximadamente seis tazas de agua o cuatro botellas de agua de 12 onzas.

El estudio fue financiado por Danone Research, que vende agua embotellada, incluida la marca utilizada por las mujeres en el estudio. Pero un editorial que acompañaba el estudio, firmado por la doctora Deborah Grady, de la Universidad de California en San Francisco, dice que cualquier agua segura para beber sirve.Grady es editora adjunta de JAMA Internal Medicine.

Al menos la mitad de todas las mujeres corren el riesgo de lo que los médicos llaman "cistitis aguda no complicada" o "infecciones del tracto urinario" en algún momento de sus vidas. Una vez que tienen una, aproximadamente una cuarta parte de esas mujeres padecerá otra dentro de seis meses. Hasta el 75% de las mujeres tendrán otra en el transcurso de un año.

¿Zumo de arándanos?

El ardor intenso, la picazón y la micción frecuente pueden hacer que la vida sea miserable.

Pero hay otro problema mayor, según los autores del estudio: el tratamiento de las infecciones urinarias representa aproximadamente el 15% de todo el uso de antimicrobianos, según investigaciones, lo que contribuye al creciente problema de la resistencia a los antibióticos. Es por eso que a muchas mujeres se les recomienda probar cambios en el estilo de vida antes o además de los medicamentos recetados.

MIRA: Caminar mientras cuentas hacia atrás, ¿el secreto para saber si tienes este tipo de demencia?

Sin embargo, un estudio reciente derribó otro remedio casero: no se demostró que el consumo de jugo de arándano ayude a prevenir o curar las infecciones urinarias. (¡Lo siento, mamá!)

Pero los expertos dijeron que las mujeres deberían conocer otros factores de riesgo y ser aconsejadas sobre cómo evitarlos.

Recomendaciones comunes: No retrasar la micción. Orina inmediatamente después de tener relaciones sexuales y practica una buena higiene vaginal, que incluye el uso de "jabones simples y sin perfume para lavar el área alrededor de la vagina (la vulva) todos los días", según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. Evita las duchas y los jabones perfumados, ya que pueden interferir con el equilibrio natural de las bacterias y los niveles de pH.

Y por supuesto, escucha a mamá y bebe agua.