Nota del editor: El autor es abogado, político republicano y activista. Ha ejercido como vicepresidente en tres términos del Partido Republicano en Florida y dos más como presidente (1980-1990). Ha sido el primer hispano en liderar el partido Republicano en Florida. Al R. Cárdenas fue uno de los principales consejeros y encargados de recaudar fondos para la campaña presidencial de Jeb Bush en 2016.

(CNN Español) -  Con solo pocos días para las elecciones de noviembre 6, este será mi último análisis al respecto. Espero que nos sintonicen en CNN en Español durante la maratón electoral del 6 de noviembre.

Cámara de Representantes:

Los demócratas necesitan 23 asientos adicionales para lograr la mayoría. En este momento hay 49 escaños que se decidirán por escaso margen. Los demócratas tienen 84% de posibilidades de lograr su meta de reconquistar la mayoría.

Senado:

35 escaños van a elecciones este año. Los demócratas necesitan 2 asientos más para lograr la mayoría. En seis de esos asientos, en los estados de Arizona, Florida, Indiana, Missouri, Montana y Nevada, se espera una contienda muy reñida. Los republicanos actualmente cuentan con 51 miembros. Nuestros análisis concluyen que ellos tienen un 82% de posibilidades de retener su mayoría.

Gobernaciones:

Se elegirán gobernadores en 36 estados. Los republicanos controlan 33 estados hoy en día y en 10 estados, Connecticut, Florida, Georgia, Iowa, Kansas, Maine, Nevada, Ohio, Oregon y Wisconsin, el ganador se impondrá por muy poco. Se espera que los demócratas aumenten su número actual de gobernaciones, actualmente son 17.

Cambios importantes desde mi último análisis:

En Michigan, la senadora actual, la demócrata Debbie Stabenow, ha aumentado su ventaja a 7 puntos.

En Virginia Occidental, el también senador demócrata Joe Manchin ha aumentado su ventaja a 16 puntos.

En Indiana, el aspirante republicano Mike Braun ha empatado las encuestas.

Otros factores importantes:

En la Florida, el huracán Michael destruyó varios condados con tendencia republicana y esto ha afectado a miles de familias.

Para que los demócratas tengan una buena noche los electores deben participar masivamente; la asistencia de los jóvenes menores de 30 años tiene que superar los registros de 2014; y los votos de las minorías deben coincidir con el total de electores inscritos. Hasta ahora parece que la votación en general va ser mucho más elevada que en las elecciones de 2014; las minorías afro americanas y asiáticas están votando en números récord. Sin embargo, la juventud y los hispanos no demuestran la participación esperada hasta la fecha. Llegamos a esta conclusión con los votos emitidos hasta la fecha.

Pero indiscutiblemente va a haber sorpresas. Siempre las hay, pero creo que este año habrá muchas más

Usualmente en las elecciones intermedias se deciden los temas de cada estado. Este no es el caso de 2018. Estas elecciones se han nacionalizado debido a la polarizadora presencia del presidente Donald Trump y los resultados quizá respondan a esa lógica. Con todo, hay entre 18 y 20% de votantes independientes que probablemente decidan los resultados en muchas contiendas y también el porcentaje de votantes de cada partido que acuden a las urnas el día de las elecciones en sus respectivos estados.

Algunos de estos patrones hasta la fecha tienden a favorecer a los demócratas, como por ejemplo la alta votación en general. Y otros a los republicanos, como la pobre participación hasta ahora por parte de la juventud y los hispanos.

Los demócratas tienen 84% de posibilidades de lograr su meta de reconquistar la mayoría de la Cámara de Representantes"

Al Cárdenas