CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

La Negociación: el documental al que el expresidente Uribe le hizo “la guerra” logra estrenarse en Colombia

Por María Camila Rincón Ortega

(CNN Español) – “Claro que valió la pena que nos dejemos de matar”. Ese es uno de los testimonios que aparece en el tráiler del documental colombiano La Negociación, una producción que buscó retratar la intimidad de los diálogos de paz que durante casi cuatro años mantuvieron el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC, hoy desmovilizada en La Habana. Pero, el poco más de minuto y medio que dura el avance fue tema de polémica entre los colombianos esta semana, a raíz de una queja hecha por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, uno de los principales opositores al proceso de negociación y líder de la campaña del No en el plebiscito que definió el futuro de lo negociado en 2016.

El exmandatario cuestionó este martes en Twitter que Cine Colombia –la empresa de distribución cinematográfica que proyectaría el documental en el país– supuestamente ‘facilitara’ que él y Fernando Londoño, exministro y otro crítico a los diálogos con las FARC, fueran “acusados” de enemigos de la paz. Una afirmación que, al menos por el avance y descripción de la película, no resultaría cierta: parece que Uribe basó su crítica en un segmento del tráiler donde aparece la frase “los enemigos del acuerdo” –no de la paz– y justo después se oyen declaraciones que dieron en su momento Uribe y Londoño contra lo negociado en Cuba.

Empieza el revuelo

Más allá de la precisión en los términos, lo que se desató cuando el documental ni si quiera se había estrenado fue una oleada de señalamientos en redes sociales, que en muchos casos llegaron de seguidores del expresidente Uribe y compañeros del partido al que pertenece, el Centro Democrático. Las calificaciones contra La Negociación iban desde “bastante irrespetuso” hasta que muestra a “genocidas como promotores de reconciliación”.

En medio del debate, la propia directora del documental, la periodista Margarita Martínez, le respondió vía Twitter a Uribe diciéndole que “antes que promover el veto” lo invitaba al estreno este jueves. “Podrá darse cuenta de que lo que afirma es ligero. Adicionalmente le recuerdo que siempre quise tener su versión, asunto que usted amablemente declinó”, completó.

En la mañana del martes, cuando la discusión seguía creciendo, el presidente de Cine Colombia le dijo al medio colombiano W Radio que la compañía estaba evaluando qué decisión tomar acerca del documental: si proyectarlo o no. Su argumento fue que el tráiler de La Negociación generó “muchísima polémica” y no era la intención de la compañía, al ser de “entretenimiento”, seguir generando controversia y “polarizando al país”. Y añadió que, de no llegarla a pasar, eso no sería “censurar” porque la empresa tiene que “seleccionar” lo que “pasa o no pasa”. Es decir, por un momento sí estuvo sobre la mesa el hecho de no difundir la producción, aunque finalmente se estrenó este jueves, con amplia difusión en redes sociales.

Pero, dos días antes, el revuelo estaba lejos de terminar igual que las críticas de Uribe, quien horas después de su tuit inicial a Cine Colombia publicó más mensajes diciendo que el corto presentaba “a unos ciudadanos como enemigos de la paz” e incluso un pantallazo del tráiler con la palabra “fake news” escrito encima. (También publicó una foto de la parte en la que el documental dice, de nuevo, “los enemigos del acuerdo”).

#IréAVerLaNegociación

Los mensajes del expresidente Uribe y otras personas fueron interpretados como un llamado para que La Negociación no llegara a las salas de cine. Y ante esa posibilidad nació la etiqueta #IréAVerLaNegociación: el pedido de múltiples personas para que no se cancelara la proyección del documental. Los mensajes se enfocaron en rechazar lo que consideraban un intento de censura y el aporte que hace la producción para entender lo que fue el arduo proceso y la importancia de lo acordado.

En este sentido, uno de los principales arquitectos del acuerdo de paz, el jefe negociador del Gobierno durante los diálogos de La Habana Humberto de la Calle publicó que el “documental es rigurosamente objetivo. Las opiniones en contra han sido registradas en la propia voz de los protagonistas. Hay que verlo y sería grave que se censurara”. Y posteriormente añadió: “que cada colombiano juzgue”.

Cuando la polémica seguía encendida, hacia la tarde del martes, Cine Colombia anunció sobre La Negociación que la compañía “en ningún momento ha sido presionada para que dicho documental sea retirado de la cartelera de cine” y que sí se proyectaría en las fechas previstas: del 29 de noviembre al 2 de diciembre.

La Negociación vio la luz

Un día después de la polémica, la directora Margarita Martínez difundió un video agradeciendo “a todos aquellos que alzaron su voz en contra de la censura”. Por eso invitó a que, después de ver la producción, cada persona pudiera formar su propio criterio. “Desde que yo empecé la filmación y la recopilación de este material, de los protagonistas de todas las tendencias, mi objetivo ha sido ampliar la información”.

Este jueves, el documental finalmente vio la luz y se empezó a proyectar en diferentes salas de Colombia. Quizás por el debate o la curiosidad, cada vez hay menos entradas para las funciones que solo estarán disponibles durante cuatro días. “¿Prevalecerá la paz o se iniciará otro ciclo de violencia?”, se pregunta al final el trailer de La Negociación. Una duda que no deja de ser relevante cuando, a dos años del acuerdo con las FARC, en Colombia la paz sigue siendo un tema espinoso.