(CNN) - Los líderes de las dos economías más grandes del mundo, Donald Trump y Xi Jinping, acordaron una tregua temporal en el comercio este sábado, durante una cena muy esperada en Argentina.

Tras una discusión de dos horas y media, Trump acordó mantener los aranceles del 10% en productos chinos por el valor de 200.000 millones de dólares, y no aumentarlos al 25% "en este momento" antes de la fecha límite del 1 de enero, según un comunicado de la Casa Blanca.

A cambio, China acordó que estaba dispuesta a comprar una cantidad "muy importante" de productos agrícolas, energía y otros bienes de Estados Unidos para ayudar a reducir el desequilibrio comercial.

MIRA: Trump y Xi Jinping: ¿al borde del precipicio?

Al llamar a la reunión extendida "amistosa y sincera", el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo que los dos líderes acordaron abrir sus mercados entre sí y acelerar las negociaciones hacia la eliminación de todos los impuestos adicionales.

Un informe de medios estatales chinos dijo que la reunión había alcanzado "un importante consenso", señalando "la dirección de las relaciones chino-estadounidenses en el futuro cercano".

El presidente Donald Trump con el presidente de China, Xi Jinping, durante su reunión bilateral en la Cumbre del G20, en Buenos Aires, Argentina.

"Si sucede, sería uno de los acuerdos más grandes jamás realizados", dijo Trump a los periodistas en el Air Force One durante el viaje de regreso de la cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina. "Tendrá un impacto increíblemente positivo en la agricultura, es decir, agricultura, productos industriales, computadoras, todo tipo de producto", agregó.

Según el comunicado de la Casa Blanca, los dos líderes acordaron comenzar de inmediato las negociaciones sobre las principales preocupaciones de EE.UU. relacionadas con la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual y el robo cibernético. Ambas partes acordaron completar las negociaciones dentro de 90 días. Si no logran llegar a un acuerdo, los aranceles del 10% aumentarán al 25%.

En sus comentarios, Wang no mencionó específicamente el límite de 90 días que la Casa Blanca dijo que las negociaciones tenían para completarse.