(CNN Business) -  demanda por vivir con menos está creciendo.

Más de la mitad de los estadounidenses consideraría vivir en una casa con menos de 55 metros cuadrados, de acuerdo con una encuesta de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas de Estados Unidos.

Y si se trata de los milénicos, el interés crece hasta 63%.

"Lo mínimo es inevitable" dice Soren Rose, fundador de Klein, quien en 2017 comenzó la búsqueda de renombrados arquitectos interesados en diseñar casas miniatura prefabricadas.

Aunque las casas pequeñas son atractivas y novedosas, conllevan algunos desafíos de diseño y logística. Rose asegura que requerirá de la combinación de forma, funcionalidad y libertad para que lo reducido llegue a convertirse en una tendencia a gran escala.

"Ves estas maravillosas casas miniatura en revistas o en programas de televisión, pero en realidad no puedes comprarlas", dice. "Los arquitectos las construyeron para ellos mismos para probar que eran capaces de crear una joya. Entonces, pensamos: ¿Por qué no trabajamos con los mejores arquitectos del mundo en este proyecto? Y hacemos unas casas accesibles para todos".

David Latimer, un diseñador de casas miniatura y propietario de New Frontier Tiny Homes, en Nashville, considera que los desafíos para lograr una aceptación más amplia de esta opción habitacional son también procedimentales. El financiamiento al consumidor y las ordenanzas de zonificación están impidiendo la proliferación de esta industria, asegura.

Pero con algunas mejoras en los diseños y evolución en financiamiento y zonificación, el punto de inflexión para masificar el estilo de vida reducido puede estar más cercano.

Con sello de renombre

Bjarke Ingels, de Dinamarca, fue el primer arquitecto a quien Klein solicitó diseñar una pequeña casa que podría ser producida en serie. Ingels y su firma Bjarke Ingels Group la llamaron A45 y es de un estilo de marco A mejorado en una forma prismática con una huella cuadrada. Es como tomar un cubo y empujar las dos esquinas opuestas hacia el suelo, esa es la forma de la casa. Le da al interior una sensación más grandiosa, con una altura total de casi cinco metros en ambos lados de la estructura.

Tiene menos de 46 metros cuadrados y es una estructura de bajo impacto hecha de madera, vidrio y lienzo que se puede transportar a áreas remotas y construir a mano.

Klein está aceptando pedidos anticipados para las A45 y se espera que comiencen a entregar algunas de estas viviendas durante el primer trimestre de 2019. La compañía quiere mantener el precio de venta por debajo de US$ 100.000, cantidad que incluye la estructura completa y los acabados interiores. Los permisos y la limpieza del terreno son costos adicionales.

Pero esta es solo la primera de seis casas. Cada una será diseñada por un arquitecto diferente y explorarán todos los conceptos posibles de casas miniatura.

La próxima casa que introducirá Klein será modular. "Habrá módulos A, B y C, y puedes juntarlos de muchas maneras posibles", dice Rose. "Tiene la diversidad de ser todo, desde un estudio de música hasta una casa de campo adicional o una casa miniatura más grande para una familia. Puedes personalizar tu hogar para adaptarlo a tu vida".

Reducir y modernizar

Pasar de una casa tamaño completo a una casa miniatura puede ser un difícil ajuste. Nadie quiere sentir que está viviendo en "menos".

Es por eso que Latimer diseña intencionalmente sus casas con accesorios y electrodomésticos de tamaño normal, acabados de alta gama y el mismo tipo de detalles en la construcción que se ofrece en una casa personalizada.

Esta decisión responde a la promesa de que al tener una casa miniatura se puede reducir y tener más.

"El nuevo símbolo de estatus es cultivar una vida de experiencia", dice Latimer. "Se trata de experiencias, no de cosas. Y los espacios pequeños nos permiten hacer eso. La gente está buscando hipotecas más pequeñas, plazos más pequeños. Con más tiempo y dinero para otras cosas".

Evolucionando en financiamiento y zonificación

Una fuente de frustración para aquellos que optan por las casas miniatura -como parte de su estilo de vida más sencillo- es la dificultad de acceso a productos financieros para el consumidor y legislación para la rezonificación de las casas pequeñas.

Las leyes de zonificación son locales y específicas, lo que dificulta las ventas a gran escala de estos hogares. Existen leyes de zonificación que exigen requisitos mínimos de tamaño del lote. Esto no prohíbe las casas pequeñas, pero eleva mucho su precio, dado el costo del terreno. Algunas comunidades prohíben estructuras adicionales en una propiedad.

Si es una casa sobre ruedas, un comprador no puede obtener fácilmente un financiamiento tradicional.

Pero estas regulaciones están evolucionando. Lentamente.

Un código de construcción recientemente actualizado relaja ciertos requisitos para casas pequeñas, como la altura del techo y las especificaciones de la escalera, según la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas de Estados Unidos.

"El futuro de la vivienda residencial tiene que cambiar", dice Latimer. "Es una idea cuyo momento ha llegado".

Las casas miniatura sobre ruedas continuarán teniendo aplicaciones útiles, pero la creciente demanda del mercado masivo de casas pequeñas con cimientos ayudará a hacer crecer una industria y un movimiento basado en la comunidad, dice Latimer.