CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tenis

Critican a la extenista Martina Navratilova por sus comentarios sobre las mujeres trans en el deporte

Por James Masters

(CNN) — La gran tenista Martina Navratilova fue blanco de duras críticas después de afirmar que es una forma de “engaño” que las mujeres transgénero puedan competir en el deporte femenino.

La 18 veces ganadora del Grand Slam escribió en The Sunday Times que era “una locura” que “cientos de atletas que han cambiado de sexo por declaración y que han recibido tratamiento hormonal ya hayan logrado honores como mujeres que estaban más allá de sus capacidades como hombres”.

Esta no es la primera vez que Navratilova, una defensora de los derechos de los homosexuales que sufrió abusos homofóbicos cuando dijo que era homosexual en 1981, ha causado controversia con sus comentarios sobre los atletas transgénero.

En diciembre fue criticada por tuitear: “No te puedes proclamar como mujer y poder competir contra las mujeres. Debe haber algunos estándares, y tener un pene y competir como mujer no debería cumplir con ese estándar”.

Martina Navratilova ha sido blanco de críticas por un artículo sobre las atletas transgénero.

Sus comentarios la llevaron a enzarzarse en una discusión en línea con la ciclista Rachel McKinnon, la primera mujer transgénero en ganar un título mundial en octubre de 2018.

Navratilova, nueve veces campeona de Wimbledon, escribió el domingo que este debate la había conducido a investigar más sobre el tema, y agregó: “Bueno, ahora lo he hecho y, en todo caso, mi punto de vista se ha fortalecido”.

“Para poner el argumento en su punto más básico: un hombre puede decidir ser mujer, tomar hormonas si lo requiere cualquier organización deportiva, ganar todo lo que está a la vista y tal vez ganar una pequeña fortuna, y luego revertir su decisión y volver a hacer bebés si así lo desea.

“Es una locura y es una trampa. Me alegra hablar de una mujer transgénero en la forma que prefiera, pero no estaría contenta al competir contra ella. No sería justo”.

Sus comentarios fueron etiquetados como “transfóbicos” por el grupo de derechos trans Trans Actual, que tuiteó: “Si las mujeres trans tuvieran una ventaja deportiva, ¿por qué las mujeres trans no ganan medallas de oro?”.

Martina Navratilova ganó 18 Grand Slams durante su carrera profesional de tenis.

McKinnon reaccionó al artículo de Navratilova en Twitter: “Es una fantasía salvaje la preocupación de un miedo irracional a algo que no sucede. ¿Un miedo irracional a las personas trans? Transfobia”.

Navratilova rechazó las acusaciones de transfobia, y agregó que deplora “lo que parece ser una creciente tendencia entre los activistas transgénero de denunciar a cualquiera que los defienda y etiquetarlos de ‘transfobos'”.

También destacó su amistad con Renée Richards, la tenista transgénero que hizo campaña para poder jugar en el US Open femenino.

De acuerdo con las normas vigentes emitidas por el Comité Olímpico Internacional en 2016, los hombres trans pueden competir sin restricciones.

Las mujeres trans, sin embargo, deben demostrar que su nivel de testosterona ha estado por debajo de cierto nivel durante al menos 12 meses antes de su primera competencia.

Los comentarios de Navratilova llegaron un día antes del caso de Caster Semenya, el doble campeona olímpica de 800 metros, que se presentó el lunes ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte.

La atleta sudafricana tiene una afección conocida como hiperandrogenismo, lo que significa que sus niveles de testosterona son naturalmente elevados.

Semenya está desafiando un caso lanzado por el organismo gobernante del deporte, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), que requeriría que los niveles de testosterona se limiten en atletas compitiendo en carreras de 400 metros y una milla.

Caster Semenya celebró tras ganar la final de 800 metros durante los Juegos de la Commonwealth en 2018.

La propuesta de la IAAF significaría que necesitaría tomar medicamentos para reducir esos niveles.

Su caso ya ha ganado el apoyo del gobierno de Sudáfrica, así como de Navratilova, quien escribió: “Espero que gane”.

“Nunca ha tomado medicamentos ni ha buscado una ventaja”, añadió Navratilova. “Ella acaba de entrenar y correr”.