CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empleo

El sutil arte de pedir permiso en el trabajo por enfermedad

Por Kathryn Vasel

(CNN Business) — Pasaste la noche en el baño después pedir comida a domicilio un tanto cuestionable, y todavía te sientes mareado. ¿Qué vas a decirle a tu jefe?

Mientras que algunas personas dudan en compartir las razones personales por las que necesitan un día libre de último minuto, otras pueden compartir demasiado información para demostrar que no están engañando.

Pero no es necesario que reveles todos los detalles sangrientos cuando llamas a reportarte enfermo.

“No tienes que demostrar tu enfermedad a nadie”, dijo Vicki Salemi, experta en carreras en Monster.com.

Y saquemos una cosa del camino: si estás enfermo, quédate en casa. No hay razón para arriesgarse a enfermar a sus compañeros de trabajo o prolongar tu propia recuperación. Y no debería haber ninguna culpa en tomarse un tiempo para recuperarse.

“Es un beneficio que se te deben como parte de su paquete de compensación, no te disculpes por tomarlo”, dijo Janel Anderson, un experto en comunicación en el lugar de trabajo.

Sé breve

Menos es más cuando se trata de compartir detalles sobre tu enfermedad o asunto personal con tu jefe.

“Di lo menos posible sin ser críptico”, sugirió Karen Friedman, experta en liderazgo y comunicación.

Ella recomienda escribir algo así como: Hola gerente, lamento no poder ir a trabajar hoy, tengo fiebre y estoy en la cama, o no me siento bien y no estaré en el trabajo hoy y espero volver mañana.

Explicar los detalles no es necesario, y cuanto más detalles agregues, más sospechas puedes causar. “Si estás explicando demasiado, puedes hacer que parezca que estás tratando de convencerlos y poner excusas”.

Reconoce cuándo es un mal momento

¿Qué pasa si el momento de tu día de enfermedad es bastante sospechoso, pero estás legítimamente enfermo? ¿Como llamar después del Super Bowl, un fin de semana festivo o la fiesta de la oficina?

Reconoce el momento de la coincidencia, pero mantente firme. Diga algo como: me encantaría decir que me divertí mucho la noche anterior, pero ni siquiera soy un fanático de la NFL, sugirió Patricia Rossi, autora de Everyday Etiquette.

Sé realista con tus habilidades

Establece expectativas de tu disponibilidad en tu notificación de enfermedad.

Si estás en el estado de ánimo adecuado para responder correos electrónicos o mensajes de texto, puedes incluir que planeas revisarlos periódicamente. Si no, no seas tímido al decir que no estarás disponible.

“Si tienes un dolor de cabeza por sinusitis realmente grave y tienes que hacer un trabajo que requiera pensar, analizar y razonar, probablemente no lo hagas. Pásale eso a un colega o deja que espere”, dijo Anderson.

Si crees que esto podría ser el comienzo de algo más grande que te mantendrá fuera de la oficina por unos días, dile a tu jefe que te comunicarás antes del final del día sobre qué va a ocurrir el día siguiente.

Si anticipa estar fuera por unos días, intenta avisarle a su jefe con la mayor antelación posible.

Informar cuando es necesario

Tu notificación de enfermedad muy breve y precisa debes enviarla a tu jefe y a cualquier otra persona que pueda verse afectada por tu ausencia.

Luego, envía un correo electrónico de seguimiento a tus colegas con cualquier documento aplicable o información que puedan necesitar para continuar trabajando.

Cuando se trata de a quién debes informar acerca de estar fuera, conoce el protocolo de tu empresa. El departamento de recursos humanos puede querer ser notificado. Si estás fuera por algunos días, algunos empleadores te pedirán una nota del médico.

Tranquiliza a tu jefe y ten un plan

Los jefes deben ser respetuosos con tu necesidad de tiempo libre, pero un proyecto importante o una reunión con el cliente puede hacer que se sientan incómodos y presionarte a trabajar.

Ofrece un poco de tranquilidad, pero no te sientas obligado a dar más detalles.

“Ten un plan de contingencia sólido, diles que [inserte el nombre del compañero de trabajo aquí] hará un gran trabajo en mi lugar”, dijo Anderson. “También puedes agregar que no sería conveniente para la organización que vayas a la oficina hoy”.