CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Departamento de Justicia de EE.UU. se prepara para el informe de Mueller tan pronto como la próxima semana

Por Evan Perez, Laura Jarrett, Katelyn Polantz

(CNN) — El secretario de Justicia Bill Barr se está preparando para anunciar la próxima semana la finalización de la investigación sobre  Rusia del fiscal especial Robert Mueller. Hay planes para que Barr se presente al Congreso poco después de un resumen del informe confidencial de Mueller, según personas familiarizadas con esos planes.

Los preparativos son el indicio más claro de que Mueller casi ha terminado con su investigación de casi dos años.

El momento exacto del anuncio está sujeto a cambios.

El alcance y los detalles de lo que Barr enviará al Congreso siguen sin estar claros. Tampoco está claro cuánto tiempo llevará a los funcionarios de Justicia preparar lo que se presentará a los legisladores.

Pero como el presidente Donald Trump pronto viajará al extranjero para una cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong Un, los funcionarios de Justicia están conscientes de no interferir con los esfuerzos diplomáticos de la Casa Blanca, lo que podría afectar el momento.

LEE: El informe de Robert Mueller está por salir a la luz, le guste o no a Trump

El Departamento de Justicia y la oficina del fiscal especial declinaron hacer comentarios.

Barr ha dicho que quiere ser lo más “transparente” posible con el Congreso y el público, “de conformidad con las normas y la ley”.

Bajo las regulaciones de los fiscales especiales, Mueller debe presentar un informe “confidencial” al secretario de Justicia al concluir su trabajo, pero las reglas no requieren que se comparta con el Congreso, o por extensión, con el público.

Y, como Barr ha dejado claro, el Departamento de Justicia generalmente protege contra la divulgación de información “despectiva” sobre personas no acusadas.

Como resultado, una de las preguntas más apremiantes que enfrentará Barr en las próximas semanas es hasta qué punto los hallazgos de Mueller deben ser divulgados al Congreso.

Las regulaciones requieren que Mueller explique en su informe todas las decisiones para procesar o no procesar asuntos bajo escrutinio. Barr también tendría que informar al Congreso si el Departamento de Justicia impidió que el equipo del fiscal especial siguiera algún paso de investigación.

La especulación sobre el final de la investigación ha estado corriendo desenfrenada en Washington. NBC News informó recientemente que la investigación terminaría a mediados de febrero.

Vida después de Mueller

Si bien la investigación de Mueller pronto llegará a su fin, seguirá habiendo casos judiciales que serán manejados por otros fiscales federales.

Además, Mueller ha referido ciertos asuntos que quedaron fuera del alcance de la investigación de Rusia a otros fiscales de EE.UU. Algunas de esas investigaciones ya han sido reveladas, incluida la investigación en Nueva York del ex abogado de Trump, Michael Cohen. Esa investigación ha generado procesos federales posteriores en Nueva York sobre la Organización Trump y el Comité Inaugural de Trump. Es posible que el equipo del fiscal especial haya referido otros asuntos que aún no han salido a la luz.

Para los observadores cercanos del juzgado federal y el equipo de Mueller, se han acumulado pequeños cambios en las últimas semanas.

El lunes, martes y miércoles de la semana pasada, los empleados de la oficina del fiscal especial llevaron cajas y sacaron un carrito lleno de archivos de su oficina, un movimiento inusual que podría presagiar un traspaso de trabajo legal.

Al mismo tiempo, la carga de trabajo de los fiscales de Mueller parece estar disminuyendo. Cuatro de los 17 fiscales de Mueller terminaron su gestión en la oficina, y la mayoría regresó a otras funciones en el Departamento de Justicia.

Y el jurado investigador que usaron los fiscales de Mueller para las acusaciones al confidente de Trump Roger Stone, al expresidente de la campaña de Trump Paul Manafort y a varios rusos aparentemente no se ha reunido desde el 24 de enero, el día en que aprobó los cargos penales contra Stone.

Incluso con estas señales de cierre, la oficina del fiscal de EE.UU. en Washington DC ha intervenido para trabajar en casos que pueden continuar por más tiempo de lo que Mueller sea el fiscal especial.

Esa oficina se ha unido a algunos de los casos de trabajo del equipo de Mueller, incluidos los casos contra Stone, una conspiración de propaganda de las redes sociales rusas, y en la lucha de una empresa extranjera del gobierno contra una citación del gran jurado.

Mueller y sus fiscales siguen reportando su trabajo con tanta frecuencia como siempre, y algunos reportes incluso han llegado en los últimos días de nieve y en el Día de los Presidentes. Pero también los visitan más a menudo que nunca antes los fiscales de la Oficina del Fiscal de EE.UU. y otros en el Departamento de Justicia que han trabajado en los casos de Mueller.

En un caso judicial, en contra de Concord Management por su presunto apoyo a la conspiración de redes sociales, los fiscales dijeron a un juez en enero que todavía hay un “asunto relacionado con el jurado investigador”.

En otros casos, incluido el de Manafort, el equipo de Mueller ha realizado fuertes ediciones a sus recientes presentaciones ante tribunales públicos, incluso para proteger las investigaciones pendientes y las personas que no han sido acusadas de delitos.

Em Steck de CNN, Laura Robinson Sam Fossum contribuyó a esta noticia