CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Irán

Irán derriba un dron de Estados Unidos

Por Joshua Berlinger, Mohammed Tawfeeq

Teherán, Irán (CNN) — Las fuerzas iraníes derribaron un dron militar de Estados Unidos, una medida que podría elevar la tensión entre Washington y Teherán en el Medio Oriente.

La Guardia Revolucionaria de Irán dijo que había derribado un “dron espía estadounidense intruso” después de que ingresara en el espacio aéreo del país el jueves.

MIRA: Irán asegura haber derribado un dron estadounidense en su espacio aéreo

Un funcionario estadounidense confirmó a CNN que una aeronave no tripulada había sido derribada, pero dijo que el incidente ocurrió en el espacio aéreo internacional sobre el Estrecho de Ormuz, una de las rutas marítimas más importantes del mundo.

La Guardia Revolucionaria dijo que el dron derribado era un RQ-4 Global Hawk de fabricación estadounidense, mientras que el oficial estadounidense dijo que era un Triton MQ-4C. Ambos son aviones de vigilancia no tripulados desarrollados por el fabricante de armas Northrop Grumman.

El jefe del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, el mayor general Hossein Salami, dijo que el derribo del avión no tripulado era una advertencia a Estados Unidos.

“La única manera de que nuestros enemigos estén seguros es respetando nuestra soberanía, seguridad nacional y los intereses nacionales de la gran nación iraní”, dijo Salami, según Tasnim.

En comentarios que podrían aumentar las tensiones, Salami dijo que Irán “no quiere la guerra con ningún país, pero estamos completamente preparados para la guerra”.

MIRA: ¿Por qué el Estrecho de Ormuz es tan importante para el petróleo?

En una declaración emitida el jueves, la Guardia Revolucionaria dijo que el dron fue lanzado desde una base estadounidense al sur del Golfo Pérsico poco después de la medianoche del jueves. Dijo que voló desde el estrecho de Ormuz hacia Chabahar, una ciudad en el sureste de Irán.

“Al regresar a la región occidental del Estrecho de Ormuz, el avión no tripulado violó el espacio aéreo de Irán y se dedicó a recopilar información y espiar”, dice la declaración.

“A las 4,05 am hora local, mientras que el dron estaba sobre territorio iraní, [fue] derribado”, agregó.

Según la agencia de noticias semi-oficial Tasnim de Irán, la aeronave no tripulada fue derribada por el misil de defensa aérea de alcance medio Khordad-3. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Syed Abbas Mousavi, dijo que el país condenó la “acción agresiva y provocativa”.

“Advertimos contra cualquier violación del espacio aéreo de Irán por objetos voladores extranjeros y declaramos que los infractores son responsables de las consecuencias de sus acciones”, dijo Tasnim, según lo citó.

Reuters citó a Bill Urban, un portavoz del Comando Central de Estados Unidos, quien dijo que “ninguna aeronave de Estados Unidos estaba operando en el espacio aéreo iraní” el jueves.

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que enviaría 1.000 tropas adicionales y más recursos militares a Medio Oriente en respuesta a lo que Washington llamó “comportamiento hostil por parte de las fuerzas iraníes que amenazan al personal e intereses de Estados Unidos en toda la región”.

A team of 12th Aircraft Maintenance Unit Airmen walk beside an RQ-4 Global Hawk while it’s being towed during Red Flag Alaska 18-3, Aug. 16, 2018, at Eielson Air Force Base, Alaska. This marks the first time an RQ-4 has landed in Alaska during a simulated combat training exercise. (U.S. Air Force photo by Airman 1st Class Tristan D. Viglianco)

Funcionarios estadounidenses culpan a Irán por realizar ataques contra petroleros en el Golfo de Omán, y el mismo Trump acusó a la nación persa de estar detrás de la provocación: “Fueron ellos quienes lo hicieron”, le dijo a Fox News.

Teherán ha negado categóricamente las acusaciones y el presidente Hassan Rouhani dijo que el país no busca la guerra, pero que “está decidido a mostrar su esperanza y vitalidad y derrotar la trama del enemigo”.

Irán ha sido acusado previamente de apuntar a drones estadounidenses.

En las horas previas al ataque a los dos petroleros a principios de este mes, los iraníes vieron a un avión no tripulado estadounidense y dispararon un misil tierra-aire contra él, dijo a CNN un funcionario estadounidense.

En 2014, las fuerzas armadas de Irán revelaron lo que afirmaba que era un clon de un avión no tripulado estadounidense “comandado” por Teherán en 2011.

Las relaciones entre Irán y Estados Unidos se han deteriorado desde mayo de 2018, cuando Washington optó por abandonar el acuerdo nuclear 2015 negociado con las potencias mundiales y volver a imponer sanciones agobiantes contra la economía de Irán.

Trump y muchos conservadores en Estados Unidos criticaron durante mucho tiempo el acuerdo, que le permitió a Irán almacenar cantidades limitadas de uranio enriquecido y agua pesada producida en ese proceso, exportando cualquier exceso.

Hacerlo se ha vuelto extremadamente difícil después de que Estados Unidos revocó las exenciones que permitieron a Irán exportar esas reservas en exceso, lo que obligó a Irán a detener el enriquecimiento o ignorar los límites, que es lo que ahora está haciendo.

Después de un año de espera, Rouhani anunció el mes pasado que reduciría sus “compromisos con el acuerdo”, pero no se retirará por completo.

Irán anunció esta semana que reanudaría las actividades de enriquecimiento nuclear, acelerando el enriquecimiento de uranio a 3,7%, por encima del 3,67% estipulado por el acuerdo nuclear. El enriquecimiento a este nivel es suficiente para continuar alimentando partes de las necesidades energéticas del país, pero no lo suficiente para construir una bomba nuclear.

Daniel Allman e Ivana Kottasova de CNN contribuyeron a este informe.