CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

La larga carrera demócrata

Por Al Cárdenas

Nota del editor: El autor es abogado, político republicano y activista. Ha ejercido como vicepresidente en tres términos del Partido Republicano en la Florida y dos más como presidente (1980-1990). Ha sido el primer hispano en liderar el Partido Republicano en la Florida. Al R. Cárdenas fue uno de los principales consejeros y encargados de recaudar fondos para la campaña presidencial de Jeb Bush en 2016.

(CNN Español) — La primaria presidencial demócrata comenzó a tomar forma con el inicio del primer ciclo de debates en Miami, Florida.

Han clasificado 24 candidatos para participar.

Es demasiado pronto, pero cinco o seis candidatos parecen estar en la cima de casi todas las encuestas: el exvicepresidente Joe Biden, la senadora Elizabeth Warren, el senador Bernie Sanders, el alcalde Peter Buttigieg, la senadora Kamala Harris y el exrepresentante Beto O’Rourke. Los candidatos Warren y Buttigieg tienen una tendencia al alza mientras que Biden, Sanders y Harris están tendiendo levemente a la baja.

Todavía hay un par de senadores capaces de subir en las encuestas mediante una fuerte actuación en el debate, quienes hasta el momento no han conectado con los votantes como se hubiera esperado hasta el momento.

Desafortunadamente, el único hispano en esta carrera, el exsecretario Julián Castro, no ha podido registrar la mayoría de votantes y parece estar clasificado -hasta el momento- con menos de la mitad de los votantes registrados por los otros candidatos. Veamos si eso cambia cuando la campaña gire en torno a Texas, Florida y California.

En campañas presidenciales anteriores, el ganador solía ser el candidato que en la opinión de la mayoría de los votantes se ocupaba de gente como ellos, pero después de 2016 la competencia pareció virar sobre aquel a quien los votantes consideraban que les disgustaba menos (con la correspondiente disminución de votantes en las urnas; aproximadamente 10 millones de votos menos que en 2012).

La postulación a las primarias de 2020 parece ser básicamente sobre quién será el mejor para vencer la campaña de reelección de Donald Trump. Por supuesto, se deben tildar los casilleros automáticos del cambio climático y aborto “para clasificar” pero más allá de eso, se trata de observar a los candidatos en acción, principalmente en los debates, para decidir quién puede batirse mano a mano contra Donald Trump y sus tácticas de acoso en las elecciones generales.

La mayoría de los expertos predicen un tsunami récord de votantes. No estoy tan seguro. Probablemente dependerá del proceso de selección del candidato, de si los demócratas tendrán una convención negociada y de cuán competitivas parezcan ser las elecciones generales.

Todavía estamos lejos de poder predecir la cantidad de votantes pero lo que sí podemos predecir es que será la primaria demócrata más cautivante desde la selección de Jimmy Carter en 1976.

(Traducción de Mariana Campos)