CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

La Policía de Barcelona reemplaza la ropa de los bañistas si les fue robada

Por Amy Woodyatt, Duarte Mendonca

(CNN) — Es una de las peores pesadillas de los amantes de la playa: regresar a tu lugar, empapado, para descubrir que tus pertenencias, incluida tu ropa, fueron robadas.

Para ayudar a sobrellevar tal vergüenza en la playa, la Policía de Barcelona ha estado entregando kits de ropa de emergencia a los bañistas que fueron víctimas de robo mientras disfrutan de las costas de la ciudad.

Police have been preventing crime, patrolling beaches on quad bikes, scooters, boats, vehicles and on foot.

La Policía ha estado previniendo el crimen patrullando las playas en cuatrimotos, patinetas, botes, vehículos y a pie.

La Guàrdia Urbana de Barcelona le dijo a CNN que más de 174 “paquetes de apoyo”, que contienen una camiseta, chanclas, pantalones e incluso una tarjeta de metro, han sido entregados a víctimas de robo en las 10 playas de la ciudad este verano.

La ciudad catalana tiene una serie de playas que están especialmente ocupadas durante los meses de verano, incluidas varias zonas nudistas.

04 barcelona beach guide

Pero además de atraer a millones de turistas cada año, las playas de Barcelona también pueden atraer a ladrones y delincuentes.

La Policía de la ciudad le dijo a CNN que en promedio hay tres robos por día en la ciudad, la cual, según Reuters, recibe a unos 30 millones de visitantes cada año.

LEE: Barcelona confirma que las mujeres pueden nadar ‘topless’ en las piscinas de la ciudad

Como parte de los intentos de mantener el crimen a raya, los oficiales de la ciudad de Guàrdia Urbana han estado patrullando sus playas usando scooters, cuatrimotos de playa, vehículos, botes, e incluso van a pie, en una iniciativa por prevenir el crimen y mejorar la vigilancia de la zona durante el ajetreado período de mitad de año, que se extiende de mayo a septiembre.

La Policía de la ciudad también ha intensificado sus esfuerzos por controlar la natación en áreas peligrosas, la venta de alimentos y bebidas sin licencia y delitos menores y robos.