CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

¿Qué está pasando con Trump, Biden y Ucrania?

Por Zachary B. Wolf

(CNN) — Hasta el viernes, no estaba exactamente claro qué condujo a una misteriosa denuncia presentada por un informante contra el presidente Donald Trump que ha tomado por asalto a Washington, pero está claro que el presidente de EE.UU. quiere usar a Ucrania contra el ex vicepresidente Joe Biden.

Como con tanto en la presidencia de Trump, todo comienza con Hillary Clinton. Esto es lo que sabemos:

La acusación de Giuliani

Rudy Giuliani, el abogado del presidente y el perro de ataque político, dijo en CNN el jueves por la noche que sus continuos esfuerzos para perseguir a Clinton lo llevaron a Ucrania. Primero alegó, sin pruebas, que ella y los demócratas estaban detrás del esfuerzo por desacreditar a Paul Manafort, quien actualmente está en prisión por, entre otras cosas, lavar dinero que le pagaron como consultor político en Ucrania. Entonces las cosas se alejaron de Clinton.

“En el curso de la investigación, descubrí esta increíble historia sobre Joe Biden, que sobornó al presidente de Ucrania para despedir a un fiscal que estaba investigando a su hijo”, dijo Giuliani, alegando un encubrimiento de los medios. “Ese es un escándalo asombroso de grandes proporciones, que todos ustedes han cubierto durante cinco o seis meses”.

A partir de ahí, la entrevista con Chris Cuomo de CNN se salió del camino y Giuliani finalmente admitió que le había pedido al actual Gobierno ucraniano que investigara a Biden.

“¡Por supuesto lo hice!”, dijo.

Pero el abogado del presidente tratando de obtener acción de Ucrania es una cosa. Sería algo completamente diferente si la administración utilizara la influencia oficial para lograr que un país extranjero investigara a un rival político de Estados Unidos, especialmente solo unos meses después de que el fiscal especial Robert Mueller detallara múltiples interacciones entre la campaña de Trump en 2016 y Rusia, pero no encontró nada que se elevara al nivel de coordinación entre allegados de campaña y funcionarios y funcionarios gubernamentales rusos.

Trump habló con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, el 25 de julio y esa llamada telefónica puede ser parte de lo que llevó a la denuncia contra Trump.

Cuando se le preguntó el viernes sobre esa llamada del 25 de julio y si mencionó a Biden al presidente ucraniano, Trump trató de desviarse contra Biden. “No importa lo que discuta”, dijo. “Pero diré esto: alguien debería examinar la declaración de Joe Biden, porque fue vergonzoso, donde habló sobre miles de millones de dólares que no está dando a un determinado país a menos que un determinado fiscal sea retirado del caso”. El viernes por la tarde, el Wall Street Journal informó que en esa llamada telefónica Trump presionó al nuevo presidente “unas ocho veces” para que trabajara con Giuliani contra Biden, citando a personas familiarizadas con el asunto.

El vicepresidente Mike Pence se reunió recientemente con Zelensky y se le preguntó sobre los esfuerzos de Giuliani y si la administración ha retenido ayuda para Ucrania como resultado.

REPORTERO: Específicamente, número uno, ¿habló sobre Joe Biden durante la reunión de ayer con el presidente de Ucrania? Y número dos, ¿puede asegurarle a Ucrania que la retención de ese dinero no tiene absolutamente nada que ver con los esfuerzos, incluso por parte de Rudy Giuliani, para tratar de sacarle trapos sucios a la familia Biden?

VICEPRESIDENTE PENCE: Bueno, en la primera pregunta, la respuesta es no. Pero nosotros, con el presidente Zelensky ayer, discutimos, discutimos el apoyo de Estados Unidos a Ucrania y la próxima decisión que tomará el presidente sobre el último tramo de apoyo financiero con gran detalle.

Ucrania utiliza la ayuda en sus esfuerzos contra los separatistas rusos, parte de un conflicto a largo plazo con Rusia.

Los esfuerzos de Biden en Ucrania

A pesar de la acusación de Giuliani, no ha habido encubrimiento de los medios de comunicación de las acusaciones contra Biden. El New York Times escribió sobre el hijo de Biden y sus actividades en mayo y dejó en claro que los aliados de Trump estaban presionando. El presidente tuiteó al respecto en ese momento. Desde entonces, Trump, Giuliani y otros han vuelto a la historia repetidamente.

Cuando se le preguntó sobre la declaración de Trump el viernes, Biden dijo que “ni un solo medio creíble ha dado credibilidad a su afirmación”.

“Ni uno solo, así que no tengo ningún comentario, excepto que el presidente debería comenzar a ser (el) presidente”, dijo Biden.

El quid de la acusación de Giuliani es que Joe Biden intentó que el principal fiscal de Ucrania fuera expulsado en 2016 debido a una investigación sobre Burisma Holdings, una compañía ucraniana de gas natural. En ese momento, Hunter Biden estaba sirviendo en el directorio de Burisma.

Pero la realidad es mucho más matizada.

Es absolutamente cierto que al mismo tiempo que Burisma estaba siendo investigado, los gobiernos occidentales, incluido el Gobierno de Obama, querían que se retirara al fiscal debido a las preocupaciones sobre la corrupción en su propia oficina. Biden también se opuso al fiscal en Ucrania, Viktor Shokin, y amenazó con retener 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos de Ucrania. Él realmente se jactó de eso. Al contar un viaje que hizo a Kiev en 2016, dijo que mostraba que Estados Unidos pudo lograr que Ucrania tomara la corrupción más en serio.

“Los miré y dije: me voy en seis horas”, dijo Biden durante un evento en el Consejo de Relaciones Exteriores en 2018. “Si el fiscal no es despedido, no obtendrá el dinero. Bueno, hijo de p***. Lo despidieron. Y pusieron en su lugar a alguien que era sólido en ese momento”.

Nada de esto es un aspecto particularmente bueno para los Bidens, pero no hay pruebas ni sugerencias de ningún delito real.

LEE: El rechazo de Donald Trump al misterio del informante de Inteligencia tiene literalmente cero sentido

Al menos un ex funcionario de la oficina del fiscal dijo que la investigación sobre Burisma ya había sido archivada cuando Joe Biden amenazaba con retener la ayuda financiera a menos que Ucrania reemplazara a su principal fiscal. Tampoco está claro si Hunter Biden fue el foco de esa investigación cuando estaba ocurriendo.

En una entrevista el 14 de mayo publicada en Facebook por su asistente, el fiscal general ucraniano Yury Lutsenko dijo que Burisma le pagó a una entidad conectada a Hunter Biden “millones”, pero agregó, “desde mi punto de vista, un miembro de la junta puede recibir cualquier pago que la empresa decida… no violaron ninguna ley ucraniana “.

Dijo que dijo que era un asunto que la ley de Estados Unidos debía considerar, no los investigadores ucranianos.

Lutsenko en mayo dijo que buscaba “reanimar” una investigación sobre Burisma, el antiguo empleador de Hunter Biden, pero aparentemente eso nunca sucedió. Lutsenko dejó el cargo en agosto después de que la nueva administración de Zelensky asumió el cargo.

Giuliani mismo fue a reunirse con un representante de Zelensky después de la llamada del presidente con Trump en julio.

Según el senador demócrata Chris Murphy de Connecticut, los funcionarios ucranianos entienden que hay un vínculo entre lo que Giuliani estaba pidiendo a los ucranianos que hicieran y la obtención de ayuda militar estadounidense.

Murphy se reunió con el presidente ucraniano hace unas semanas y describió la escena en Twitter.

“Zelensky no conectó explícitamente a los dos en nuestra reunión, pero estaba MUY preocupado por el corte de la ayuda y MUY consciente de las conversaciones que Rudy Giuliani estaba teniendo con su equipo. Le dije que era mejor ignorar las solicitudes de los operativos de campaña de Trump. Estuvo de acuerdo “, explicó Murphy en una serie de tuits.

El libro de jugadas de Trump

Fomentar las teorías de conspiración sobre su rival fue una estrategia que funcionó para Trump en 2016, ya que utilizó décadas de teorías de conspiración conservadoras sobre Hillary Clinton para etiquetarla como “torcida” y sugerir que debería estar en la cárcel en lugar de la Casa Blanca.

LEE: Hillary Clinton critica a Trump por afirmar falsamente que Google “manipuló” millones de votos de 2016

Biden, sin embargo, no es seguido por la misma mancha política que los Clinton y el esfuerzo de Trump y sus aliados ahora puede haber llevado a un denunciante a sonar la alarma bajo una ley destinada a proteger a los funcionarios de inteligencia por descubrir actividades inapropiadas.

Los detalles de la denuncia de informantes siguen siendo un misterio y podrían seguir siendo así, ya que el nuevo director interino de Inteligencia Nacional de Trump se niega a compartir información sobre la denuncia con el Congreso. El inspector general de la Comunidad de Inteligencia ha alarmado al decir públicamente que se le impide hacer su trabajo.

Padre e hijo

La vida personal de Hunter Biden y los problemas de abuso de sustancias ya han causado angustia al ex vicepresidente.

La superposición entre los intereses políticos y comerciales del padre y el hijo ha alimentado los ataques republicanos de que Biden es poco más que un político interesado. Si los hechos respaldan plenamente ese caso parece ser una ocurrencia tardía para sus críticos.

Los investigadores del Partido Republicano han estado investigando la historia de la carrera de Hunter Biden, así como los puntos donde parece cruzarse con la de su padre, particularmente en lo que respecta a Ucrania y China, otro tema que Giuliani planteó durante su entrevista con Cuomo.

Sara Murray y Nathan Hodge de CNN contribuyeron a este informe.