CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

Los ganadores y perdedores del debate demócrata

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — Una docena de candidatos presidenciales demócratas subieron al escenario en Ohio para el cuarto debate de las elecciones de 2020, el grupo más grande en participar en un solo debate.

Lo vi, tomé notas, tuiteé y elegí algunos de los mejores y los peores de la noche. Mis ganadores y perdedores están abajo.

GANADORES

Pete Buttigieg

El alcalde de South Bend tenía un objetivo claro en el debate: golpear a Elizabeth Warren por su apoyo al programa “Medicare para todos” y asegurarse de que los votantes demócratas supieran que tenía un plan alternativo que no eliminaría el mercado de seguros de salud privados. Misión cumplida. Y recuerden: las encuestas que he visto dejan en claro que los votantes prefieren un plan que conserve el derecho a elegir un plan de seguro privado que uno que se deshace del mercado privado en favor de un plan administrado por el gobierno. Buttigieg no se detuvo allí. Su respuesta al llamado de la representante Tulsi Gabbard a terminar con las “guerras interminables” fue poderosa, apoyándose fuertemente en su propio servicio militar. Él criticó al exrepresentante Beto O’Rourke por el control de armas, con una de las líneas de la noche: “No necesito lecciones tuyas sobre coraje, político o personal”. De principio a fin, Buttigieg fue una fuerza dominante. Sí, algunos dirán que fue “despiadado”. Pero los debates -¡ y las primarias! – se tratan de dibujar contrastes, y eso es lo que hizo Buttigieg. Y lo hizo muy bien.

Andrew Yang

Si hace tres meses te hubiera dicho que a mediados de octubre habría una conversación prolongada en un debate demócrata sobre los peligros de la automatización, te hubieras reído de mí. Y, sin embargo, estuvimos allí el martes por la noche: un completo debate dentro del debate sobre el problema de las mascotas de Yang. Es un testimonio del notable avance de Yang en esta carrera, solo superado por el de Buttigieg, y del hecho de que ya está teniendo un impacto significativo en la conversación dentro del Partido Demócrata. Además, ese pin de “MATH” fue directo.

Amy Klobuchar

Por el momento, la senadora de Minnesota no se ha clasificado para el próximo debate en noviembre. Sabiendo eso, el martes por la noche fue su última gran oportunidad para hacer un movimiento efectivo. Y para su inmenso crédito, ella se lanzó por ello. Sabiendo que Warren ahora es la favorita (más sobre eso a continuación), Klobuchar fue tras ella. “Tu idea no es la única”, dijo Klobuchar a Warren en un momento. En otro, trató de aclarar que Warren no tenía el monopolio de las ideas “audaces”. En otro momento más, acusó a Warren de “tomar temas de conversación republicanos en este momento”. No estoy seguro de que cambie nada en las encuestas. Pero ella merece el crédito por dar sus mejores golpes.

Bernie Sanders

Si estabas viendo el debate para ver cómo le iba a Sanders a raíz de su reciente ataque al corazón, bueno, él era el mismo viejo Bernie: irascible, impaciente, astuto, divertido y sin complejos sobre sus soluciones liberales a los problemas que enfrenta el país. En un momento clave de la noche de Sanders, se le hizo una pregunta sobre su salud, y él murmuró algo así como “Estoy bien” y luego se volvió para hablar de política. Además, no está de más que la noticia de que la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez lo respaldaría, surgió durante el debate.

PERDEDORES

Elizabeth Warren

¡Bienvenida a la condición de favorita! Aunque las encuestas sugieren que Warren y Joe Biden son los aspirantes principales, el martes por la noche quedó claro que los otros 11 candidatos en el escenario veían a la senadora de Massachusetts como la más importante. ¡Lo cual, en teoría, es algo bueno para ella! Pero en la práctica, no funcionó bien. Buttigieg comenzó atacándola sobre el Medicare para todos, y Warren no pudo ofrecer una respuesta clara sobre a) si aumentaría los impuestos a los estadounidenses de clase media y b) si no, cómo encontraría el dinero para financiar el plan. Los golpes seguían llegando. Según mis cálculos, al menos siete candidatos atacaron a Warren en algún momento de la noche, y aunque sigue siendo muy capaz para debatir, no pudo detener todos esos ataques de manera efectiva. Además, la declaración de que le gustaría ver que la presencia militar de Estados Unidos desapareciera por completo de Medio Oriente volverá para perseguirla.

Joe Biden

Escribí hoy que Biden necesitaba una actuación que no solo fuera “buena para Biden”, sino buena en cualquier caso. Se acercó pero, en mi opinión, no hizo lo suficiente. (Vale la pena señalar: creo que esta fue la mejor actuación de Biden en un debate; su respuesta sobre su edad y su salud fue probablemente la mejor respuesta que ha dado en la temporada de debates). La respuesta sobre su hijo, Hunter, y Ucrania fue “meh”: ¿”La declaración de mi hijo habla por sí sola” fue lo mejor que pudo decir, sabiendo que esa pregunta llegaría? Y tal vez se verá de manera diferente en la repetición, pero el grito de Biden “Te conseguí votos” hacia Warren no se sintió tan bien en este momento. Entiendo el argumento de que Biden no recibió grandes golpes en este debate y se mantuvo alejado de la lona. Pero pregúntense: ¿es es el estándar correcto para un exvicepresidente y líder en esta carrera para hacer la diferencia?

Kamala Harris

Nada de lo que hizo Harris el martes por la noche cambiará su trayectoria, a la baja en esta carrera. Su frase “Dude got to go” (El sujeto se tiene que ir) sobre Trump se desvaneció, como si la audiencia ya lo hubiera vivido antes. El intento de Harris de obligar a Warren a estar de acuerdo con ella en que la cuenta de Twitter de Donald Trump debería ser suspendida se sintió corto y no muy efectivo. Harris simplemente no ha podido recuperar la magia que tuvo en ese primer debate. El martes por la noche fue otro abanicar y fallar.

Tom Steyer

Cuando lo más interesante de ti en el debate es que llevabas una corbata navideña a cuadros, no tuviste un buen debate.

Bing

Ha sido una década difícil para el motor de búsqueda de Microsoft. Y Yang nos recordó a todos ese fracaso el martes por la noche. Bueno, ¡siempre tendremos esos originales anuncios de Bing!