CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

Policía de Nicaragua libera a 5 manifestantes opositores de Masaya tras 20 días de detención

Por Mario Medrano

(CNN Español) — Cinco manifestantes opositores de Masaya, Nicaragua, quienes permanecieron detenidos durante 20 días en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional por su supuesta vinculación en la detonación de explosivos en esa ciudad, fueron llevados de vuelta a sus hogares este lunes por 6 oficiales, 5 de ellos armados, a bordo de un microbús, según informó a CNN Bismark López Sánchez, uno de los excarcelados, quien agregó que ninguno de ellos enfrenta un proceso judicial.

La información también fue confirmada por Yubrank Suazo, miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y la abogada Yonarkis Martínez.

CNN trató de comunicarse con el director de Relaciones Públicas de la policía, comisionado César Cuadra, para conocer las razones de la detención de estos ciudadanos, pero no ha obtenido respuesta.

Bismark López Sánchez, taxista de profesión, informó que el 26 de noviembre su abuela recibió una cita para que se entrevistara con la policía. Al llegar a la delegación, López Sánchez fue detenido y posteriormente llevado a la Dirección de Auxilio Judicial junto con otras personas.

López Sánchez informó que, al igual que él, este lunes también fueron liberados Noel Enrique Muñoz, Byron Vásquez, Eliezer Ortiz y Howard Mercado, quienes permanecían en la Dirección de Auxilio Judicial.

La abogada Yonarki Martínez, quien representa a 32 manifestantes detenidos, consideró ilegal y arbitraria la detención de las personas liberadas este lunes, ya que según las leyes nacionales nadie puede permanecer más de 48 horas detenido sin ser imputado ante una autoridad judicial.

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco enlista a más de 160 opositores detenidos que el gobierno considera reos comunes.