CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Beijing expulsa a tres periodistas de The Wall Street Journal

Por Ben Westcott, Steven Jiang

Hong Kong (CNN Business) — El gobierno chino anunció el miércoles que revocaría las credenciales de prensa de tres reporteros del diario The Wall Street Journal, la mayor expulsión de medios extranjeros del país en los últimos años.

Hablando en una conferencia de prensa, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo que la expulsión se debió a un artículo de opinión publicado por la organización de noticias estadounidense el 3 de febrero, titulado «China es el verdadero enfermo de Asia».

«Los editores usaron un título racialmente discriminatorio, lo que provocó indignación y condena entre el pueblo chino y la comunidad internacional», dijo Geng.

«Lamentablemente, lo que The Wall Street Journal ha hecho hasta ahora no es más que parar y esquivar su responsabilidad. No ha emitido una disculpa oficial ni nos ha informado de lo que planea hacer con las personas involucradas… Como tal, se decide que a partir de hoy, se revocarán las tarjetas de prensa de tres periodistas de The Wall Street Journal«.

Las autoridades chinas han utilizado cada vez más las restricciones de visa para mostrar su descontento o ejercer presión sobre los medios extranjeros en China. Numerosos periodistas extranjeros han recibido visas de corto plazo en lugar de la visa estándar de un año.

Pero es muy inusual que un periodista internacional sea expulsado del país.

publicidad

En un artículo sobre la expulsión en su sitio web, The Wall Street Journal dijo que su subdirector de la oficina Josh Chin y los reporteros Chao Deng y Philip Wen tenían cinco días para abandonar el país.

Otro periodista del The Wall Street Journal, Chun Han Wong, fue efectivamente expulsado del país en agosto después de que el Gobierno declinó renovar sus credenciales de prensa luego de su coautoría de un informe sobre el primo del presidente de China, Xi Jinping.

MIRA: Periodistas de Reuters encarcelados en Myanmar ganaron el premio Pulitzer

La medida del miércoles se produce menos de un día después de que funcionarios de Estados Unidos anunciaron que tratarían a las cinco principales compañías de medios estatales chinas como extensiones efectivas del gobierno chino.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo el martes que Xinhua, China Global Television Network, China Radio International, China Daily y People’s Daily serán designados como «misiones extranjeras», con efecto inmediato.

El cambio significará que las compañías de medios ahora necesitarán la aprobación del gobierno de EE. UU. para comprar o arrendar oficinas en EE. UU. y deberán registrar los cambios de personal en el Departamento de Estado de EE. UU.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China describió la decisión como «irrazonable e inaceptable» y sostuvo que China se reservó el derecho de «responder más sobre este asunto».

La expulsión de los tres periodistas sigue a una campaña de una semana en los medios estatales chinos que atacan a The Wall Street Journal por su decisión de publicar el artículo de opinión.

El controvertido artículo fue escrito por el académico estadounidense Walter Russell Mead y criticaba la reacción inicial de Beijing a la epidemia de coronavirus, dando una hipótesis sobre qué efecto podría tener el brote en la economía y el sistema político del país.

MIRA: Apple advierte a sus inversores por menores ingresos a causa del coronavirus

En una publicación de Twitter el miércoles, el tabloide estatal Global Times afirmó que el titular era «racista» y publicó un artículo de opinión pidiendo a The Wall Street Journal que «se disculpe».

«Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China también ha exigido una disculpa pública del periódico. Pero The Wall Street Journal todavía no se ha disculpado, ni ha tomado ninguna medida para corregir el error. Sigue adhiriéndose a su arrogancia y prejuicio», dijo el artículo de opinión.