CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Zahara de la Sierra, la ciudad fortaleza de la colina que se separó del mundo y el coronavirus

Por Claudia Rebaza, Tim Lister

Córdoba, España (CNN) — La ciudad fortaleza de Zahara de la Sierra, en el sur de España, está acostumbrada a defenderse de los enemigos. Los moros y cristianos lucharon por ella en la época medieval, y fue saqueada por los franceses en 1812. Ahora su formidable posición en lo alto sobre el campo andaluz se ha convertido de repente en un activo invaluable una vez más.

El 14 de marzo, Zahara se separó del mundo exterior cuando el peligroso coronavirus extendió sus tentáculos por toda España. El alcalde, Santiago Galván, de 40 años, decidió bloquear todas las entradas de la ciudad excepto una. Galván actuó el día en que entró en vigor el «estado de alarma» de España.

Desde entonces, el país ha registrado más de 117.000 casos y 10.000 muertes, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

On March 14, Zahara de la Sierra cut itself off from the world as the coronavirus spread through Spain.

En Zahara, sin embargo, no ha habido un solo caso registrado de covid-19 entre sus 1.400 habitantes. «Han pasado más de dos semanas, y creo que es una buena señal», dijo Galván a CNN.

Los drásticos pasos del alcalde cuentan con el pleno apoyo de la gente del pueblo, y especialmente de los ancianos. Casi una cuarta parte de los habitantes de Zahara son mayores de 65 años; hay más de 30 residentes en el hogar de ancianos. Las ciudades y pueblos cercanos han visto infecciones y varias muertes por coronavirus.

publicidad

Las casas blancas y las calles estrechas de Zahara se aferran a la empinada ladera, mirando hacia las fortificaciones medievales y hacia un embalse y ondulantes olivares. A una hora de Sevilla en coche, es un destino popular para visitantes de todo el mundo. Galván dice que en los primeros días, tuvieron que rechazar a los turistas franceses y alemanes que desconocían las medidas del gobierno local.

MIRA: Coronavirus en España: contagios y muertes alcanzan pico

El punto de control en la única ruta de acceso está a cargo de un solo oficial de policía. Dos hombres vestidos con la ropa protectora que normalmente se usa para rociar los olivares lavan los vehículos con una mezcla de lejía y agua. Los vehículos incluso tienen que pasar por una especie de baño de ovejas para garantizar que sus neumáticos estén desinfectados.

Four of the town's entrances were blocked, leaving just one, which has a manned checkpoint where vehicles are sprayed with a mix of bleach and water.

«No hay automóvil que pase por el puesto de control que no esté desinfectado», dice Galván.

El alcalde admite que tales medidas podrían tener una efectividad del 20% al 80%, pero dice que todo se trata de tranquilizar. «Hemos logrado dar tranquilidad a nuestros vecinos», dice. «Saben que nadie ‘desconocido’ puede entrar».

Se han introducido precauciones de saneamiento similares dentro de Zahara. «Todos los lunes y jueves a las 5:30 pm un grupo de alrededor de 10 personas está en las calles para desinfectar la ciudad, todas las calles, plazas y casas exteriores», dice Galván.

Uno de ellos es el agricultor local Antonio Atienza, cuyo tractor atraviesa la ciudad rociando las calles.

Una empresa local está pagando a dos mujeres para que realicen entregas de alimentos y medicamentos para reducir la cantidad de personas en las calles, especialmente las más vulnerables a contraer el virus. Trabajan aproximadamente 11 horas al día y su cartera de pedidos está creciendo.

MIRA: Consejos para desinfectar tu casa durante la pandemia de coronavirus

Uno de ellos, Auxi Rascón, de 48 años, dice que la respuesta de otros ciudadanos ha sido maravillosa.

A group of volunteers and town workers clean and disinfect the streets.

«Están muy contentos porque no necesitan salir, se sienten protegidos y confiados», dice. Rascón también está orgulloso de la rápida respuesta de la ciudad. «Tomaron las medidas correctas en el momento correcto, y ahora estamos viendo los resultados», dijo a CNN por teléfono.

Además de organizar el servicio de entrega, la asociación de mujeres de Zaharilla cuida a las personas mayores que no pueden cocinar por sí mismas (dejando comida en sus puertas) y organiza reparaciones básicas para ellas. Una página de Facebook creada para residentes mayores ha comenzado una campaña para publicar sus fotografías antiguas en línea. Luisa Ruiz Luna, quien comenzó la iniciativa, dice que ha despegado y que es «una buena manera para que los zaharenos que viven en el extranjero interactúen con nosotros, además de ejercitar la memoria».

La ciudad también ha equipado dos autos con música y luces, «para que los niños puedan venir a sus balcones y disfrutarlos», dice Galván.

Zahara de la Sierra's Mayor Santiago Galván acted on the same day that Spain's "state of alarm" came into force.

El alcalde de Zahara de la Sierra, Santiago Galván.

La vida económica de cientos de pequeñas ciudades españolas como Zahara es proporcionada por empresas familiares y «autónomos». Por lo tanto, el ayuntamiento ha invertido en su fondo de contingencia para cubrir los costos de electricidad, agua e impuestos para las empresas locales durante el estado nacional de emergencia. Los bares y restaurantes que dependen del turismo, hay 19 establecimientos de este tipo en Zahara, de lo contrario irían a pique.

Para Galván, es más que ayuda financiera. Se trata de preservar a Zahara como comunidad. Su padre nació en la ciudad. Pero el alcalde sabe que, al final, Zahara necesitará ayuda de Madrid o del gobierno regional si continúa el confinamiento nacional.

«Necesitaremos una especie de pulmón financiero si esto continúa», dijo Galván a CNN.

Al igual que millones de españoles, examina los boletines diarios covid-19 del Ministerio de Sanidad, esperando que, como los asedios de Zahara en siglos pasados, esto también pase.