CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Salud mental

¿Cómo reducir el maltrato infantil durante la pandemia?

Por Melissa Merrick, Robert Sege

Nota del editor: Melissa Merrick (con doctorado) es presidenta y directora ejecutiva de Prevent Child Abuse America. El doctor Robert Sege (con doctorado) es pediatra en el Hospital Flotante para Niños en el Centro Médico Tufts en Boston y en la junta de Prevent Child Abuse America.

(CNN) — Así como las generaciones anteriores se vieron profundamente afectadas por la Gran Depresión, los asesinatos de Martin Luther King y de los Kennedy, y los horrores del 11 de septiembre de 2001, la pandemia de covid-19 puede ser un momento decisivo en la vida de los niños de hoy.

Es por eso que debemos hacer que nuestros hijos se centren en experiencias positivas durante estos tiempos difíciles, mientras minimizamos las experiencias adversas que pueden herir a los niños de por vida.

Ya sabemos que las experiencias positivas, especialmente las relaciones cercanas, promueven el desarrollo saludable del niño y nos permiten soportar los altibajos de la vida más allá de la pandemia actual.

Al mismo tiempo, las experiencias adversas como el abuso infantil, la negligencia y los desafíos familiares, particularmente en ausencia de factores protectores, pueden causar daños duraderos a la salud mental y física.

El impacto que tiene el covid-19 en la salud mental de EE.UU. 2:53

Si bien muchos padres no piensan en el abuso infantil, es clave crear conciencia durante esta crisis de salud. Esto se debe a que el aumento del estrés que estamos viendo en las familias debido al virus puede aumentar el riesgo de abuso de los niños a manos de sus seres queridos.

Los niños que generalmente están en la escuela ahora están aprendiendo en casa. Sus padres pueden estar trabajando desde casa, en trabajos esenciales (sin buenas opciones de cuidado de niños) o pueden haber perdido sus trabajos.

Los niños que están siendo abusados o descuidados son más propensos a pasar desapercibidos sin maestros u otros para ayudarlos. (Cualquier persona preocupada por la posibilidad de abuso o negligencia aún puede comunicarse con la línea directa nacional de abuso infantil en Estados Unidos: 1-800-422-4423 o childhelphotline.org. Los consejeros de crisis responden las llamadas las 24 horas del día, los 7 días de la semana y brindan intervención, información y derivaciones en caso de crisis).

Algunas familias encontrarán que el estrés elevado puede resultar en violencia doméstica que a su vez afecta profundamente a los niños. Si hay un arma en el hogar, puede haber un mayor riesgo, y la policía local está capacitada para ayudar. (Llama a la línea directa nacional de violencia doméstica en EE.UU.  al 1-800-799-7233 o por chat en thehotline.org.)

Abril es el mes de prevención del abuso infantil, un momento perfecto para crear conciencia y tomar medidas para apoyar a los niños y crear experiencias que los ayuden a entender, crecer y ser resistentes en este tiempo sin precedentes.

5 claves para cuidar tu salud mental durante la pandemia 2:56

Habla con los niños

Pregúntales a los niños sobre sus sentimientos. Intenta escuchar sin juzgar. Solo ser escuchado fortalece las importantes relaciones con tus hijos.

Los niños necesitan saber que importan. Explícales por qué el distanciamiento físico, quedarse en casa, no jugar afuera con sus amigos y la cancelación de clases son sacrificios personales que ellos (y nosotros) hacemos por el bien de todos nosotros. Comprender y hablar de esto como un sacrificio compartido construye sus bases para la empatía.

Aborda los temores de los niños. Los niños lo suficientemente mayores como para ver las noticias pueden preocuparse, sin comprender el significado de lo que ven. Si bien las noticias dan miedo, podemos ser honestos y tranquilizadores al explicar cómo el distanciamiento social está ayudando y cómo los científicos de todo el mundo están trabajando juntos para ayudar a resolver la crisis.

¿Qué decirle a los niños acerca de esta pandemia? 6:06

Lidiando con el estrés

Muchas familias están estresadas financieramente, incluso más de lo normal. Está bien hablar con los niños sobre su experiencia y lo que se está haciendo al respecto. Encuentra recursos para superar este período difícil. Afortunadamente, las comunidades; gobiernos locales, estatales y federales; y muchas empresas y organizaciones sin fines de lucro están ayudando a satisfacer las necesidades básicas.

Algunos de nosotros tenemos trabajo que podemos hacer en casa. Si bien esto es una bendición, también es confuso para los niños y estresante para nosotros. Por eso es recomendable que para los niños más pequeños establezcas rutinas para que sepan cuándo te pueden interrumpir, y cuando no, que se centren en algunas actividades.

No seas duro contigo mismo. Simplemente no es posible tener una productividad laboral normal y estar constantemente disponible para tus hijos. Si necesitas encender el televisor y hacer que los niños vean una película o jueguen un videojuego para tener tiempo para concentrarte, ¡está bien!

Los padres a veces también necesitan un tiempo de descanso. Está bien tomarse un momento para respirar profundamente, o incluso entrar a un baño cerrado o al patio exterior para descomprimirse. Nuestros niños están observando y aprendiendo cómo lidiar mejor con el estrés. Trata de mantener la calma y no te disculpes por tomarte un tiempo para ti, de modo que te quede algo que darles a tus hijos cuando estés bien.

Mantener la comunidad

Amabilidad hacia las familias. Estamos viendo una gran cantidad de amabilidad hacia las familias con niños en el hogar. Los vecinos están dejando pañales para familias económicamente estresadas, escribiendo mensajes edificantes con tiza en la acera y colocando ositos de peluche en sus ventanas para que los niños pequeños los encuentren en los paseos del vecindario. Piensa en lo que puedes hacer por las familias de tu comunidad.

Más tecnología está bien. Mantener nuestras propias conexiones sociales y las de nuestros hijos significa más confianza que nunca en la web. Los padres pueden relajar sus reglas sobre el uso de Internet y permitir que los niños tengan contacto frecuente con sus amigos en línea a través de Skype, Zoom, FaceTime o similares. Del mismo modo, tomar una taza de café virtual con un amigo puede reducir nuestro propio aislamiento.

Espera tener momentos de depresión o ansiedad. Aquellos de nosotros que hemos lidiado con estas condiciones en el pasado quizás deseemos buscar ayuda temprano. Si tú, o un amigo o familiar, están considerando hacerse daño, actúa de inmediato y busca ayuda. Llama a tu médico o proveedor de salud mental, o llama a la línea directa nacional de prevención del suicidio al 1-800-273-8255 (solo para Estados Unidos) o visite suicidepreventionlifeline.org para acceder las 24 horas, los 7 días de la semana, a un asesor capacitado.

Los teléfonos para América Latina y España los puedes consultar aquí.

Distanciarnos físicamente es fundamental para prevenir la infección y la propagación del virus. Al mismo tiempo, las conexiones sociales son más importantes que nunca para prevenir el abuso y la negligencia infantil.

Durante el mes de prevención del abuso infantil y más allá, todos podemos concentrarnos en asegurarnos de que nuestros hijos tengan buenas historias para contarles a sus nietos.