CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Los mercados húmedos de China no son lo que algunas personas piensan

Por Ben Westcott, Serenitie Wang

Hong Kong (CNN) — Si alguna vez has estado en un área de compras donde los carniceros y tiendas de comestibles venden productos frescos directamente de la granja, entonces has estado en algo que, en algunas partes del mundo, se llamaría un mercado húmedo.

Eso puede ser sorprendente, porque recientemente el término mercado húmedo se ha convertido casi en sinónimo de covid-19 para algunas personas en Occidente.

Se cree que el nuevo coronavirus, que ha infectado a cerca de 2 millones de personas en todo el mundo, se originó en un mercado húmedo en la ciudad de Wuhan, donde se vendían y mataban animales salvajes como puercoespines y venados para obtener alimentos y medicinas.

Hablando el 3 de abril, el principal especialista en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci, le dijo a Fox News que todos los mercados húmedos deberían «cerrarse de inmediato», diciendo que no podía entender por qué todavía estaban abiertos.

LEE: ¿Cómo estalló el brote de coronavirus? Mercados, armas biológicas, murciélagos y otras teorías de los investigadores detrás de la pandemia

Pero los mercados húmedos, a diferencia de los mercados secos, que venden productos no perecederos, como granos o productos para el hogar, son simplemente lugares que ofrecen una amplia gama de productos frescos. Algunos, pero no todos, también venden animales vivos. Se los conoce como «húmedos» debido al hecho de que los pisos a menudo se limpian con una manguera después de que los vendedores lavan las verduras o limpian el pescado.

publicidad
Workers prepare a stall filled with seafood at a market in Beijing on July 10, 2019.

Trabajadores preparan un mostrador con comida de mar en un mercado de Beijing el 10 de julio de 2019.

Los mercados húmedos que venden animales vivos pueden crear los tipos de condiciones peligrosas donde los virus pueden propagarse de los animales a los humanos, debido a los espacios cerrados y las prácticas potencialmente insalubres, especialmente si mantienen animales raros o salvajes, dicen los expertos.

La epidemia de SARS de 2003, por ejemplo, estuvo relacionada con la venta de gatos de civeta en la provincia de Guangdong.

Sin embargo, la mayoría de los mercados húmedos no son placas de Petri de virus llenas de animales exóticos listos para ser sacrificados.

Para una gran proporción de personas en China y en toda Asia, son solo lugares para ir a comprar alimentos frescos, como pollo, cerdo, pescado y verduras, a precios asequibles.

Members of staff of the Wuhan Hygiene Emergency Response Team conduct searches of the closed Huanan Seafood Wholesale Market in the city of Wuhan, in the Hubei Province, on January 11.

Miembros del Equipo de Respuesta a Emergencias de Higiene de Wuhan realiza investigaciones en el mercado de mariscos Huanan en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, el 11 de enero.

Comercio de vida silvestre de miles de millones de dólares

Los mercados húmedos son una imagen común no solo en China continental sino en toda Asia.

En Hong Kong, por ejemplo, existe una red generalizada de mercados húmedos donde miles de lugareños compran diariamente sus carnes y verduras. Hay uno en casi todos los distritos y ninguno de ellos comercia con animales exóticos o salvajes.

También se pueden encontrar mercados similares en Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Taiwán, Tailandia y Vietnam.

Algunos mercados húmedos, sin embargo, pueden proporcionar una salida para el comercio de vida silvestre exótica, que según un informe del Gobierno chino de 2017 valía más de 73.000 millones de dólares.

Pero el comercio, aunque lucrativo, de ninguna manera es convencional. El consumo de carnes silvestres no es común, especialmente en las grandes ciudades, y los consumidores a menudo tienen que viajar a sitios específicos para comprar animales raros o exóticos.

Después de que las autoridades del SARS en varias provincias intentaron abordar el comercio de vida silvestre, prohibiendo la venta de algunos animales, como gatos civetas y serpientes, muchas de las prohibiciones no se aplicaron o se eliminaron en silencio.

En respuesta a la pandemia de coronavirus, el Gobierno chino prohibió temporalmente el comercio de animales salvajes como alimento a fines de febrero y actualmente está redactando una ley permanente para reforzar aún más los controles.

LEE: El Gobierno chino revela un borrador de la lista de animales que pueden criarse para carne

Según el medio estatal chino Xinhua, al menos el 94% de los mercados húmedos de China continental se habían reabierto a partir del 22 de marzo. Sin embargo, aún no está claro cuántos de ellos dejaron de comerciar con animales salvajes.

«En vista del covid-19, es comprensible que en todo el mundo haya llamados para cerrar todos los mercados húmedos», dijo Duan Biggs, investigador principal en el Instituto de Investigación de Futuros Ambientales de la Universidad Griffith de Australia.

«Sin embargo, es poco probable que una prohibición completa sea una solución sostenible a este riesgo, como lo demuestran los intentos fallidos anteriores de prohibiciones y cierres. En cambio, las nuevas políticas y regulaciones deben incorporar evidencia científica junto con la consideración de diferentes percepciones y valores culturales hacia la vida silvestre, y su comercio y consumo».

In this picture taken on July 10, 2019, a butcher cuts a piece of pork meat at his stall at a market in Beijing.

Un carnicero corta un pedazo de carne de cerdo en su puesto de mercado en Beijing el 10 de julio de 2019.

Cambio de prácticas

Tradicionalmente, los consumidores en China siempre han favorecido los productos frescos, prefiriendo hacer varios viajes al mercado cada semana para comprar carne, pescado y verduras, en lugar de ir al supermercado a comprar lo de la semana. Pero en los últimos años, como en todo el mundo, los mercados húmedos han perdido terreno frente a los supermercados, especialmente entre los consumidores más jóvenes.

Las tiendas de comestibles en línea, respaldadas por gigantes de Internet que tienen dinero para gastar y sofisticados sistemas logísticos, también están ganando terreno.

Incluso las generaciones mayores, que tienen el hábito de comprar en mercados húmedos, están siendo atraídas a nuevos servicios como Hema (Freshhippo) de Alibaba con generosos descuentos y promesas de seguridad y trazabilidad de sus productos. Hema solo tenía 197 escaparates en China a finales de 2019.

Las restricciones de viaje durante el virus han acelerado la tendencia a alejarse de los mercados húmedos. Las tiendas de comestibles en línea se convirtieron en una necesidad diaria cuando las personas en China fueron encerradas en sus hogares.

Eliam Huang, analista de Coresight, dijo que el brote obligó a los usuarios a adaptarse a la tendencia; de lo contrario, dudarían en hacerlo. «La crisis hace que las personas estén más preparadas para el futuro tecnológico», dijo.

Pero por ahora, desalentar a las personas de usar mercados húmedos por completo no es una solución viable. El ingeniero ambiental y humanitario de la Universidad de Sydney Petr Matous dijo que los mercados húmedos juegan un papel importante en la seguridad alimentaria para muchas comunidades de bajos ingresos, tanto en China como a nivel mundial, que no tienen acceso a opciones en línea.

LEE: Qué debes comprar para mantenerte saludable y otras reglas para la cuarentena por coronavirus

«Abolir los mercados húmedos puede dar la ilusión de resolver la causa de la situación actual, pero los problemas reales son más profundos que eso», dijo en un correo electrónico.

Muchos expertos coinciden en que poner fin al comercio ilegal de animales es el medio más importante para prevenir la próxima pandemia, y eso significa una mejor regulación y una aplicación más estricta, especialmente a nivel local.

Sin embargo, a largo plazo, una regulación aún mejor podría no detener por completo el comercio ilegal de vida silvestre si la demanda persiste; simplemente pasará a la clandestinidad, según el Fondo Mundial para la Naturaleza.

«Esta crisis de salud debe servir como un llamado de atención para la necesidad de poner fin al consumo insostenible de animales en peligro de extinción y sus partes, como mascotas exóticas, para el consumo de alimentos y por su valor medicinal percibido», dijo la organización.