CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Andrés Manuel López Obrador ordena que los militares vuelvan a las calles para combatir la creciente violencia

Por Matt Rivers, Jackie Castillo

Ciudad de México (CNN) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ordenó a las Fuerzas Armadas que regresen a las calles durante los próximos cinco años, para abordar el agravamiento del crimen en el país.

El decreto, firmado la semana pasada, se produce después de que se registraron 2.585 asesinatos en marzo, el mes más mortal desde que López Obrador asumió el cargo en diciembre de 2018.

El acuerdo finalizará el 27 de marzo de 2024 y, según el documento, está diseñado para permanecer en su lugar hasta que la Guardia Nacional pueda mejorar sus capacidades.

López Obrador creó la Guardia Nacional poco después de asumir el cargo en 2018 como una forma de combatir los niveles históricos de violencia en México, sacando a sus miembros de varias unidades de las fuerzas armadas. Su mandato era reducir la violencia apuntando principalmente a grupos delictivos organizados.

MIRA: Violencia en México 2019: Culiacán, LeBarón, feminicidios, el Chapo

Pero después de la presión de Estados Unidos, López Obrador desplegó miles de tropas de la Guardia Nacional en las fronteras sur y norte de México en un intento por controlar el flujo de migrantes que pasan por México en su camino al país del norte.

Mientras tanto, el número de homicidios continuó aumentando, con 22.059 asesinatos registrados en los primeros nueve meses de 2019, en comparación con 21.581 en el mismo período del año anterior.

Es probable que su decisión de volver a poner a las fuerzas armadas en las calles genere controversia en México, ya que López Obrador ganó la presidencia en una plataforma de desmilitarización de la larga guerra del país contra los carteles de la droga.

«El hecho es que la Guardia Nacional es simplemente insuficiente como respuesta a la violencia en México», dijo Duncan Wood, director del Instituto de México del Centro Wilson. «Ese siempre iba a ser el caso, pero con todas las tareas adicionales de la Guardia relacionadas con la migración forzada, hay una escasez desesperada de mano de obra».

LEE: OPINIÓN | En México se avecina la tormenta perfecta

Wood señaló que «los números de homicidios en México siguen aumentando a pesar de la pandemia [covid-19], y el índice de aprobación del presidente está sufriendo». Pero no vio cambios generalizados como resultado. «Esta será una solución de tirita en el mejor de los casos, pero puede tener un éxito temporal para calmar ciertos puntos críticos en el país».

Las administraciones anteriores también desplegaron a los militares para combatir los carteles de la droga. La violencia resultante ha dejado cientos de miles de muertos en México desde 2006.