CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Trump anuncia medidas sin precedentes contra China: Hong Kong pierde estatus especial

Por Nicole Gaouette, Maegan Vazquez

(CNN) — El presidente de Estados Unidos Donald Trump lanzó un ataque contundente contra China el viernes, acusando al país asiático fechorías que van desde el espionaje hasta la violación de las libertades de Hong Kong, y anunció una serie de medidas de represalia que hundirán las relaciones entre Estados Unidos y China aún más en crisis.

«Han estafado a Estados Unidos como nadie lo ha hecho antes», dijo Trump sobre China, al denunciar la forma en que Beijing «allanó nuestras fábricas» y «destripó» a la industria estadounidense, describiendo a Beijing como el punto central con el que competirá en los meses restantes de su campaña de reelección.

Trump apareció en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca al final de una semana cuando Estados Unidos alcanzó las 100.000 muertes en la pandemia de coronavirus y cuando las protestas masivas sacudieron a Minneapolis después de la muerte de un hombre negro bajo custodia policial, pero no mencionó ninguna de ellas, centrándose en su lugar en considerar a Beijing una amenaza geopolítica existencial.

Trump criticó a China por «espionaje para robar nuestros secretos industriales, de los cuales hay muchos», anunció medidas para proteger a los inversores estadounidenses de las prácticas financieras chinas, acusó a Beijing de «reclamar ilegalmente territorio en el Océano Pacífico» y amenazó la libertad de navegación.

El presidente también criticó a Beijing por aprobar una ley de seguridad nacional que socava fundamentalmente la autonomía de Hong Kong, y anunció que en el futuro, Estados Unidos tratará a Hong Kong de la misma manera que trata al resto de China. Trump dijo que Estados Unidos despojará a Hong Kong de las medidas especiales de política sobre extradición, comercio, viajes y aduanas que Washington le había otorgado anteriormente.

Trump anunció que Estados Unidos se retiraría de la Organización Mundial de la Salud, incluso en un momento en que la pandemia mundial de coronavirus continúa cobrando vidas, alegando que China tiene «control total» sobre la OMS, una organización de 194 estados miembros.

publicidad

El presidente dijo que Estados Unidos también tomaría medidas en otros frentes, incluida la prohibición de que «ciertos ciudadanos extranjeros de China» ingresen a Estados Unidos y sancione a los funcionarios en China y Hong Kong por su papel directo o indirecto en «sofocar» las libertades de Hong  Kong.

«Las relaciones entre Estados Unidos y China están en plena crisis», dijo Richard Fontaine, CEO del Center for a New American Security. «Hemos tocado el fondo y seguimos cayendo a través de él. Beijing tomará represalias en respuesta a los pasos de Hong Kong que tome la administración, y luego la pelota volverá a la cancha del presidente. Las cosas empeorarán —potencialmente mucho peor— antes de que mejoren».

Confrontación creciente

El anuncio de Trump fue una salva de múltiples partes en lo que ha sido una confrontación en constante aumento que ahora se está desarrollando sobre comercio, telecomunicaciones, medios de comunicación, visas de estudiantes, el Mar del Sur de China, el coronavirus y, más recientemente, la cuestión de la autonomía de Hong Kong.

El enclave de habla cantonesa fue entregado por parte del Reino Unido a China en 1997 en virtud de un acuerdo destinado a preservar la autonomía de Hong Kong en asuntos internos, incluido el poder judicial, y garantizar que sus ciudadanos puedan votar por sus líderes.

«Esta semana, China impuso unilateralmente el control sobre la seguridad de Hong Kong», dijo Trump el viernes, calificándolo de «una simple violación de las obligaciones del tratado de Beijing con el Reino Unido».

Como resultado, Trump dijo que Hong Kong «ya no es lo suficientemente autónomo como para garantizar el tratamiento especial que le hemos otorgado al territorio» y que su administración «comenzará el proceso de eliminar las exenciones de políticas que otorgan a Hong Kong un trato diferente y especial».

La dirección tendrá un impacto en la «gama completa» de acuerdos que Estados Unidos tiene con Hong Kong, incluido su tratado de extradición, controles de exportación de tecnologías de doble uso y más, dijo Trump. Estados Unidos también revocará la aduana preferencial y el estatus de viaje de Hong Kong, dijo el presidente.

Chad Bown, miembro del Instituto Peterson de Economía Internacional, dijo que revocar el estatus especial de Hong Kong y extender los aranceles al enclave «tendría muy poco impacto inmediato», dado que en 2019, Estados Unidos importó menos de US$ 5.000 millones de bienes desde Hong Kong que Trump podría golpear con nuevos aranceles.

China probablemente contraataque

En comparación, Estados Unidos importó bienes por valor de US$ 452.000 millones de dólares de China en 2019. Sin embargo, Bown señaló que Beijing podría devolver el golpe de manera que perjudicaría a las empresas estadounidenses.

«Irónicamente, sería más impactante para el comercio si China respondiera con una escalada y una toma de control forzosa de la política comercial de Hong Kong», dijo Bown. «Si Beijing pudiera de alguna manera extender sus aranceles de represalia, eso tendría un mayor impacto, ya que Estados Unidos exporta más de $US 30.000 millones al año a Hong Kong».

Trump también dijo que el aviso de viaje del Departamento de Estado para Hong Kong será revisado «para reflejar el mayor peligro de vigilancia y castigo por parte del aparato de seguridad del estado chino».

«La respuesta del presidente sobre Hong Kong es audaz y, creo, apropiada», dijo Fontaine del CNAS. «La decisión de Beijing de poner fin al sistema político separado de Hong Kong debería desencadenar una respuesta estadounidense, incluso mediante la terminación de la situación económica especial de Hong Kong. La administración ha criticado y cuestionado las cuestiones de democracia y derechos humanos en el extranjero y me alegra que esté enfrentándolo».

Se esperaba ampliamente que Trump anunciara una restricción a los estudiantes chinos, de los cuales unos 350.000 vienen a Estados Unidos a estudiar cada año, y altos funcionarios del gabinete señalaron que los límites a su ingreso serían solo uno de las varias medidas que el presidente haría.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo en una entrevista el jueves con Fox News que Trump haría «una serie de anuncios» sobre China «en los próximos días» y sugirió que las restricciones de visa para estudiantes e investigadores de posgrado chinos podrían estar entre ellos.