CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | ¿Cuál es el próximo movimiento de Ivanka Trump?

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — Exactamente dentro de siete semanas, Donald Trump ya no será presidente. Y del mismo modo, su hija mayor, Ivanka, se quedará sin trabajo.

Verás, Ivanka, junto con su esposo, Jared Kushner, han pasado los últimos cuatro años al lado de su padre en Washington, emergiendo como importantes actores detrás de escena (y a veces de frente) en la, hum, tempestuosa administración Trump.

Si bien Ivanka ya no trabajará en la Casa Blanca, no va a simplemente desaparecer. Como señala Jacqueline Alemany de The Washington Post en una excelente historia sobre la hija del presidente:

«No está claro dónde exactamente Ivanka Trump y su esposo, Jared Kushner, quien al igual que Ivanka es un alto asesor de la Casa Blanca, aterrizarán físicamente después de que dejen Washington en enero, como se espera…

«… Pero antiguos amigos, colegas y asociados de la pareja creen que, dondequiera que vivan, la primera hija estará contemplando cómo maximizar su capital político, ya sea que eso signifique una candidatura real o una influencia más tenue en los círculos republicanos en un mundo donde el presidente Trump todavía tiene una enorme influencia política».

Si le preguntas a Donald Trump, su hija es capaz de ser elegida para cualquier cosa. En 2016, según reportes, consideró nombrarla su vicepresidenta (¡!) Y mientras hacía campaña para un segundo mandato este año, parecía impulsarla para su puesto.

publicidad

«También quiero ver a la primera mujer presidenta, pero no quiero ver a la primera mujer presidenta llegar al cargo de la manera en que [Kamala Harris] lo haría», dijo Trump en un mitin en New Hampshire a fines de agosto. «Todos dicen: ‘¡Queremos a Ivanka!’ No los culpo».

El problema con todo eso, por supuesto, es el propio Trump. Parece listo, dispuesto y capaz de postularse nuevamente para presidente en 2024, lo que significaría que Ivanka no puede postularse también para presidenta ese año.

Y si no puede hacer eso, entonces, sus opciones son relativamente limitadas.

No puede regresar a la ciudad de Nueva York y, digamos, postularse para alcaldesa. (Probablemente perdería de una manera vergonzosa).

Si Ivanka y su familia terminan mudándose al club de su padre en Bedminster, Nueva Jersey, como se ha especulado ampliamente, en teoría podría postularse para el 7° Distrito del Congreso, un asiento que ocupa actualmente el representante demócrata Tom Malinowski.

¿Pero vería Ivanka la Cámara de Representantes como un plato pequeño? (Sí, sí, lo haría.)

Teniendo en cuenta todo eso, parece probable que Ivanka aguante en Nueva Jersey y espere su momento, prestando su nombre y poder de estrella a los esfuerzos republicanos de recaudación de fondos y siendo lo más amable posible con el poder establecido republicano (si eso existe) y recolectar fichas.

El punto: Si bien no hay un cargo político obvio para el que Ivanka se postule en este momento, eso no significa que vaya a desaparecer del radar político nacional. Si piensas eso, no conoces a Ivanka.