CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Automovilismo

Hyundai cambiará baterías de 82.000 autos eléctricos (una de las revisiones más caras de la historia)

Por Chris Isidore, Peter Valdes-Dapena

(CNN Business) — Hyundai revisará 82.000 autos eléctricos en todo el mundo para reemplazar sus baterías después de 15 informes de incendios que involucraron a los vehículos. A pesar de la cantidad relativamente pequeña de autos involucrados, este proceso de Hyundai es uno de los más caros de la historia, lo que indica cómo los defectos de los autos eléctricos podrían generar altos costos para los fabricantes de automóviles, al menos en el futuro cercano.

El proceso le costará a Hyundai 1 billón de won coreanos, o US$ 900 millones. Por vehículo, el costo promedio es de US$ 11.000, un número astronómicamente alto para una revisión de un producto en el mercado.

Reemplazar una batería completa es una medida extrema, que requiere una cantidad de trabajo y gasto similar a reemplazar un motor completo de un automóvil tradicional de combustión interna. Muy pocas revisiones de automóviles a gasolina requieren que se reemplace un motor completo. Una de las pocas excepciones fue el retiro del mercado en 2014 de 785 de los autos deportivos Porsche 911 GT3. Porsche no reveló el costo de ese retiro, pero ciertamente fue más caro por vehículo que este proceso de Hyundai.

Aún así, un revisión que cueste más de US$ 11.000 por vehículo es extremadamente raro. Las cifras precisas no están disponibles porque la mayoría de los fabricantes de automóviles no revelan el costo de sus revisiones.

Debido a que hay muchos más autos a gasolina en las vías que vehículos eléctricos, el costo total de esas revisiones puede exceder fácilmente los US$ 900 millones que este proceso le está costando a Hyundai. Por ejemplo, General Motors recientemente tuvo que cortear US$ 1.200 millones por de reemplazar las bolsas de aire Takata, pero eso cubrió 7 millones de vehículos, lo que significa que el proceso costó menos de US$ 200 por vehículo. El costo promedio de una revisión de automóviles durante los últimos 10 años fue de aproximadamente US$ 500 por vehículo, según Mike Held, director de práctica automotriz e industrial de AlixPartners, una firma consultora global.

«En general, la seguridad y la durabilidad de las baterías serán cada vez más importantes si las empresas automotrices quieren evitar algunos de los grandes costos de recuperación de baterías que han recaído en la industria de la electrónica de consumo», dijo.

publicidad

El costo de este proceso de Hyundai es otra indicación de cuán caras son las baterías de vehículos eléctricos en relación con el costo de todo el automóvil. Hasta que baje el costo de las baterías, a través de una mayor producción en todo el mundo y economías de escala, el costo de fabricar vehículos eléctricos seguirá siendo más alto que los automóviles de gasolina comparables.

Una vez que las baterías se vuelvan menos costosas, como se espera en los próximos años, los vehículos eléctricos podrían ser mucho más baratos de construir porque tienen menos partes móviles y requieren hasta un 30% menos de horas de trabajo para el montaje en comparación con los vehículos tradicionales.

La menor cantidad de piezas en los vehículos eléctricos también podría significar que las revisiones deberían ser menos comunes que para los automóviles de combustión interna. Pero a corto plazo, podría haber costos significativos si los problemas de incendio de la batería requieren el reemplazo de la batería.

Incendios de baterías

Nadie resultó herido en ninguno de los incendios de Hyundai, muchos de los cuales ocurrieron después de que los autos se apagaron y quedaron vacíos. Ninguno de los incendios tuvo lugar en Estados Unidos. La Administración Nacional de Seguridad del Transporte en las Carreteras de EE.UU. estimó en octubre pasado que hay 6.700 Hyundai Kona eléctricos, la versión estadounidense de los vehículos afectados, en las carreteras estadounidenses.

Hyundai dijo que una investigación sobre los incendios mostró que las celdas de batería defectuosas hechas por LG de los autos podrían cortocircuitarse.

El retiro también cubre los vehículos Ioniq EV y Elec City en Corea del Sur. La revisión incluye 27.000 vehículos coreanos y 55.000 en otras partes del mundo.

Los incendios que involucran baterías de vehículos eléctricos no son exclusivos de estos vehículos. GM también está retirando del mercado una versión anterior de su Chevrolet Bolt eléctrico debido a problemas de incendio causados ​​por su propia batería LG, aunque es un modelo diferente al que provocó el retiro de Hyundai.

GM no va a reemplazar las baterías de los 68.000 Bolts retirados del mercado a nivel mundial. De ese total, casi 51.000 se encuentran en Estados Unidos. Si bien el fabricante de automóviles no dice cómo se abordará su problema, es probable que se maneje con una actualización de software.

Tesla también tuvo un problema con los incendios de baterías al principio de su historia de producción, pero eso estuvo relacionado con los escombros de la carretera que se levantaban y dañaban las baterías. La mayoría de las baterías de vehículos eléctricos se instalan en la parte inferior del automóvil. Tesla resolvió el problema agregando más blindaje inferior para proteger las baterías.

Los automóviles de gasolina o diésel también presentan riesgos de incendio, generalmente después de accidentes cuando los conductores y pasajeros todavía están en el vehículo, lo que representa una mayor amenaza para la seguridad.

Hyundai dijo que todavía está en conversaciones con el proveedor de baterías LG Energy Solutions para determinar qué compañía será responsable del costo. El Ministerio de Transporte de Corea pareció culpar a LG por los problemas de incendios en su declaración sobre la revisión, atribuyéndolos a una celda de batería desalineada.

Pero la declaración de LG, que dijo que cooperará con la investigación en curso del Ministerio de Transporte de Corea, negó que esa fuera la razón de los incendios.

«El fuego no se recreó en la prueba de laboratorio, y el problema fue un problema de producción en masa temprano en la línea dedicada de Hyundai Motors», dijo el comunicado de LG. La compañía dijo que «fortalecerá aún más la seguridad en todos los procesos, desde el plan del producto hasta la fabricación y la inspección».

– Gaewon Bae de CNN contribuyó a este reporte